7/2/14

San Salvador de Cora, Estambul

La iglesia de San Salvador de Cora  es una de esas visitas "menores" en una ciudad tan majestuosa como Estambul. Cuando uno va por primera vez a la capital histórica de Turquía piensa en visitar Santa Sofia, Topkapi, el Gran Bazar, el Palacio de Dolma Bahçe etc.

La sorpresa surge cuando ves lo que Cora puede ofrecer y más cuando te lo empiezan a recomendar otros viajeros que conocen la ciudad. Así pues, en la breve organización de los cinco días que íbamos a pasar en Estambul, decidimos dejar uno para "acercarnos" a San Salvador en el Campo (Cora en griego, Kariye en turco).



San Salvador de Cora


Cuando el taxista nos dejó en la parte trasera de la la iglesia-mezquita nos decepcionamos bastante. Era por la mañana pronto y aún no estaba abierta. Haciendo tiempo, la rodeamos varias veces sin que la construcción exterior nos animara demasiado.


San Salvador de Cora exterior


Sin embargo, todo cambia cuando se entra en  Cora. Según se avanza te ves rodeada de todos esos mosaicos que crean una atmósfera mágica, bella e íntima.  A lo ancho del nártex exterior se va desarrollando la explicación del ministerio de Cristo, el mosaico de las Tentaciones  impresiona con la claridad de sus imágenes y su capacidad explicativa. Según se avanza por el nártex interior se representan escenas de la infancia de Jesús.


San Salvador de Cora mosaicos



Los mosaicos de este segundo nártex que narran la vida de la Virgen están muy bien conservados. Son 20 y están basados en el en Evangelio Apócrifo de Santiago. Entre otras cosas se describen los primeros pasos de María y sus esponsales con José.

Ya en el centro de la iglesia, la figura de Cristo ocupa el centro de la cúpula y alrededor se colocan alineados sus antepasados, desde Adán hasta los 12 hijos de Jacob. En otra cúpula el centro es la Virgen con el Niño y están representados bajo ellos los reyes de la casa de David.


San Salvador de Cora Virgen con Niño

La iglesia de Cora fue fundada en un entorno rural y poco queda de la primitiva construcción. Lo que podemos visitar data del siglo XI y los mosaicos fueron encargados ya en el siglo XIV por Teodoro Metochites, mecenas y hombre de estado que aparece representado en uno de ellos mientras ofrece la iglesia restaurada a Cristo.


San Salvador de Cora donante

El panel con la Dormición de la Virgen quizás sea el mosaico mejor conservado. Está protegido por un marco de mármol y representa a María tendida en el lecho de muerte, rodeada por los Apóstoles y con Cristo sentado a su lado.


En la capilla contigua a la iglesia, en griego parakklesion, se realizaron pinturas al fresco una vez terminados los mosaicos.  El más representativo quizá es el de Anastasis o Resurrección de Cristo, que, venciendo a la muerte, saca de sus tumbas a Adán y Eva.


Durante todo el recorrido por San Salvador de Cora nos sentimos  transportados a otro mundo. En cada rincón, en cada hueco, en cada intradós de un arco la decoración de mosaicos y el juego de luces que proporcionan te hace sentir como en otro mundo, quizás en una antesala del cielo.


San Salvador de Cora pinturas


Datos prácticos de la iglesia de Cora:

Horario de apertura: de abril a octubre, de 9:00 a 19:00h.

                                 de noviembre a marzo, de 9:00 a 17:00
Última admisión media hora antes del cierre. Cerrado los miércoles.

Precio: 15 liras turcas (5€ aproximadamente).
Cómo llegar:  hay posibilidad de combinar varias líneas de bus, pero el modo más sencillo es coger un taxi, que desde el centro puede costar otras 15 liras turcas.


Lecturas de otros  #POSTAMIGO que te pueden interesar:
San Salvador en Chora: la iglesia Bizantina con más valor de Estambul por @_cometeelmundo_

6 comentarios :

  1. Precioso mosaicos, gracias por el relato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una maravilla, la verdad. Y sobre todo lo magnífico es que no te lo esperas. Me alegro de que te guste.

      Eliminar
  2. Me ha encantado el post!! Este verano visitaremos Estambul y, si nos da tiempo, nos acercaremos seguro!! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No os lo perdáis. La iglesia de Cora está fuera del área más turística pero merece mucho la pena.
      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar
  3. Fabuloso una maravilla del arte, cuando fui a Estambul para mí no era una visita menor, la tenía entre las imprescindibles e imperdibles. Añadir que menos conocida pero con mosaicos de la misma calidad y época esta no muy lejos de Cora, Pammakaristos cuyo Paraklessión es igualmente destacable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo igual, Salvador, era necesario ir a Cora, pero realmente no está dentro del "circuito" más habitual. No conocí Pammakaristos aunque he oído hablar de ella, tomo nota para la próxima ocasión, que sin duda la habrá, en esta maravilla de ciudad.

      Un saludo.
      Cristina.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.