8/6/14

Fin de semana toledano con El Greco

El fin de semana del 16 de mayo de 2014 lo pasamos en Toledo. La antigua capital celebraba por entonces el centenario de la muerte de El Greco y lucía como nunca.

Habíamos quedado con unos buenos amigos que viven a caballo entre Albacete y la bella ciudad para visitar la exposición "El Griego de Toledo" y disfrutar un fin de semana que fue realmente intenso. En este post quiero recordar esos días de arte, paseos y buen comer.






Viernes tarde-noche:

Después de un tranquilo viaje de poco más de dos horas desde Albacete y de llegar a casa de nuestros amigos que viven cerca del Parque de las Tres Culturas, empezamos nuestro recorrido por la ciudad monumental.

Según nos acercábamos al Casco, pasando junto a la plaza de toros y el Hospital de Tavera, ya a la caída del sol, la ciudad aparecía en toda su belleza. Decidimos entrar en el Hostal del Cardenal, alojamiento histórico y restaurante estupendo, situado en la muralla y con un jardín y unas vistas maravillosas. La subida hacia Zocodover por la calle Real del Arrabal es dura por lo empinada, pero las visión de la Vega a los pies, hace que merezca la pena.

Una vez en la plaza que es centro de la vida urbana de Toledo, fuimos a cenar a base de tapas a Cervecería El Trébol, situado en el Callejón de Santa Fe, con restos islámicos en el subsuelo recuperados en una reciente puesta a punto, y con una terraza exterior muy agradable para las noches de primavera. Tres edificios barrocos conforman el callejón, los tres decorados con vistosos trampantojos que componen una "escenografía" única.


El paseo que dimos después de cenar por la catedral y sus alrededores, llegando hasta la judería y San Juan de los Reyes fue todo un placer. La iluminación de los monumentos, que hasta entonces no había visto tan lograda, los hace emerger desde la oscuridad, resaltando todos los detalles arquitectónicos y creando un juego de luces y sombras.


El Ayuntamiento de Toledo iluminado
Ayuntamiento de Toledo.

Para terminar la noche, nos tomamos una copa en La Pepa, donde Javier cayó rendido y se hizo un hueco en la mesa para dormir un poco.


Catedral de Toledo
La Catedral toledana.

Sábado-mañana: a pesar de que no madrugamos después del viernes tan largo, el sábado 17 nos cundió muchísimo. Dando otro paseo fuimos de nuevo hacia el Casco y ya en el Hospital de Tavera, pasamos a ver su Espacio Greco o lo que es lo mismo, la iglesia del Hospital y su Sacristía.

La iglesia alberga el catafalco del fundador del Hospital, el Cardenal Juan Pardo Tavera, persona amante de las artes y mecenas, que buscaba un sepulcro tan magnífico como el de Cisneros. Más adelante El Greco se encargó de los retablos, el mayor y los colaterales, aunque no llegó a terminarlos. 

Entre las obras expuestas del pintor cretense, me gustaron especialmente "Las lágrimas de San Pedro" de la sacristía y la Sagrada Familia con Santa Ana. El magnífico patio por el que se llega a la iglesia, merece ser contemplado por su elegancia de formas y su mesura.

Patio del Hospital de Tavera
El maravilloso patio renacentista del Hospital de Tavera.
Todo equilibrio y euritmia.

Tras subir por las escaleras automáticas del Paseo de Recaredo, llegamos a una de las zonas que más me gustan de Toledo, el conjunto que forman la iglesia de Santa LeocadiaSanto Domingo el Antiguo, convento de benedictinas lleno de obras de arte, de mazapán que fabrican artesanalmente las monjas, y con El Greco muy presente en otro de sus Espacios.



El pintor cretense tuvo su primer encargo toledano en este convento, para el que realizó tres retablos cuyos lienzos fueron sucesivamente sustituidos por copias casi en su totalidad, excepto tres cuadros.
La sacristía estaba abierta y la visitamos admirando una colección de arte muy original con un armario-archivo especialmente bonito entre otros tesoros.

Después de esta visita y paseando hacia la zona de los Cobertizos disfrutamos de los callejones estrechos de la ciudad antes de tomar un aperitivo y volver a la zona de la casa de nuestros amigos para comer en el estupendo restaurante Al Sur.


Sábado-tarde: mi amiga María José no quería que nos fuéramos de la ciudad imperial sin probar el mazapán, así que después de la opípara comida marchamos en coche hasta la pastelería Santo Tomé, donde compró un montón de cosas buenísimas: mazapanes, macarons, etc. Acto seguido nos llevaron a contemplar una de las mejores vistas de Toledo, esta vez desde los cigarrales y más concretamente desde el de Caravantes.

Esa tarde de primavera, Toledo lucía al fondo con los colores de El Greco, azules del cielo, blanco de las nubes de algodón y verdes de la vegetación de los cigarrales. Esos colores que el maestro cretense trajo desde Venecia, junto al bermellón y el amarillo únicos de sus lienzos.

Tras cenar en casa, esa noche la completamos con otro paseo por el Casco y una visita al Museo de El Greco, abierto excepcionalmente y de manera gratuita por ser el Día de los Museos. Música de cámara y tangos amenizaban la visita que fue rápida, luego nos fuimos a tomar  un café en la terraza del Hotel Carlos V, que, situado estratégicamente entre el Alcázar y la Catedral, goza de unas vistas espectaculares. Hacía fresquito pero mereció la pena por estar rodeado de tanta belleza iluminada.


Domingo: la mañana del domingo fue para Javier, y más concretamente para el Zocotren, el trenecito turístico que sale de Zocodover y recorre el casco antiguo cruzando el Tajo para poder disfrutar de la vista clásica de la ciudad. Él tenía muchas ganas de montar (somos especialistas en este tipo de transporte) y el día anterior le habíamos prometido que lo tomaríamos.


Fin de semana toledano Zocodover



El recorrido en el trenecito está bien, es bastante completo y las explicaciones que se escuchan con los auriculares son mejores que las habituales. Además tienen una grabación específica para niños.

Vista desde el Zocotren
Cruzando el Tajo de vuelta al casco histórico en el Zocotren.

Después del tren tocaba algo de El Greco, así que nos fuimos a Santo Tomé. Pensaba yo que habría mucha cola pero al ser casi las dos de la tarde, no fue así. Pudimos contemplar el "Entierro del señor de Orgaz" con bastante tranquilidad. También entramos en la pequeña iglesia que suele pasar bastante desapercibida.

Como además del espíritu, no hay que descuidar el cuerpo, nos tomamos al salir un aperitivo en Maruxiña Lounge que está muy cerca del palacio de Fuensalida, sede del gobierno autonómico.

La visita "estrella" del fin de semana era a última hora del domingo, a las 18:00. La exposición El Griego de Toledo, en el magnífico Museo de Santa Cruz, es muy completa en cuestión de cuadros. Retratos, vistas, orígenes griegos del pintor, su paso por Venecia, obra religiosa, etc. 

Sin embargo, y desde mi punto de vista, la información de las cartelas y de los auriculares (que es la misma), dejaba algo que desear en más de un momento: o era demasiado erudita o se quedaba corta. (Esta exposición fue específica para el año Greco y terminó a finales de 2014).

A pesar de todo, el alma de El Greco quedaba patente en esta recopilación de sus obras, su peculiaridad, sus colores, su seriedad y sobriedad y esa particularidad en la composición y disposición de sus cuadros que tan original lo hizo. Tan distinto de todo el arte de su época, tan rupturista y por eso tan valioso.


Portada del Museo de la Santa Cruz
La magnífica portada del Museo de la Santa Cruz.


Fue un fin de semana toledano estupendo, lleno de arte, gastronomía y paseos. Además ayudó el buen tiempo, sin exceso de calor, y el estar en buena compañía hizo que lo pasáramos especialmente bien.


Actualización 2017: Este recorrido lo hicimos en un fin de semana de hace ya 3 años, con motivo de la celebración del Año Greco. Muchos de los lugares recorridos siguen exponiendo las obras del pintor cretense que vimos entonces, sin embargo, el Museo de la Santa Cruz, ya no tiene la magna exposición que tuvo lugar en esas fechas.

No obstante, merece mucho la pena acercarse hasta él para ver el precioso edificio que es y la interesante colección de arte que acoge (con obras de El Greco entre otros artistas).


Datos de interés  sobre los lugares a visitar (mayo de 2017):

- Museo Hospital de la Santa Cruz: de lunes a sábado de 9 a 19:00. Domingos y festivos de 10:00 a 14:00. Desde el 1 de mayo al 30 de octubre se amplía el horario hasta las 21:30 los días de diario y sábados y hasta las 15:30 los festivos y domingos.

- Iglesia Santo Tomé ("Entierro del Señor de Orgaz"): de lunes a domingo de 10:00 a 18:00. Se amplía hasta las 19:00 de 1 de mayo a 30 de octubre. Precio 2,50€

- Iglesia de Santo Domingo el Antiguo: de lunes a sábado de 11:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:00. Domingos de 16:00 a 19:00. Entrada, 2€.


- Museo de El Greco: de martes a sábado de 9:30 a 19:30 entre 1 de marzo y 31 octubre. Hasta las 18:00 de noviembre a fin de febrero. 
Domingos y festivos todo el año de 10:00 a 15:00. Cerrado lunes y festivos.
Precios: 3€ y reducida 1,5€


- Hospital de Tavera: de lunes a sábado de 10:00 a 14:30 y de 15:00 a 18:30. Los domingos es de 10:00 a 14:30. Precio de la visita completa 6€. Precio de la visita parcial (patios, iglesia y sacristía): 4€. El museo y la farmacia sólo se visitan con guía. Consultar en la web de la fundación.




Recomendación musical para Toledo: la delicada música de Ana Alcaide, toledana y especialista en la música de las tres culturas que tantos años convivieron en Toledo.


6 comentarios :

  1. Tuve el gusto de estar hace unos años y aún lo recuerdo, buen post, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Javier. Toledo merece pasarse por allí de vez en cuando.

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar
  2. Finde genial aprovechado por lo que leo! nosotros queríamos ir el año pasado a Toledo ya que le tenemos muchas ganas, pero por problemas con un vuelo retrasado, tuvimos que cancelar la visita a esta ciudad con tantísima historia.
    A ver si nos animamos este año a visitarla de una vez! pasaremos por aquí para coger ideas e información de los lugares :)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, muy aprovechado. Animaros a visitarla que os gustará mucho. Es de mis favoritas y ahora que no vivo lejos suelo ir casi todos los años.

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
  3. Hace unos meses fui a Segovia y quedé encantada, mi amiga me dijo que entonces "fliparía" con Toledo (sin menospreciar Segovia) y desde ese momento tengo unas ganas de visitar esta ciudad que este post me lo acaba de confirmar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Segovia es muy bonita también, pero puestos a elegir me gusta más Toledo.Cada una en su estilo, pero la grandiosidad de la ciudad imperial y sus callejuelas tienen un encanto inigualable.

      Un saludo.
      Cristina.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.