16/4/15

Dónde comer en Edimburgo

Durante los días que pasamos en Edimburgo el mes de septiembre hubo de todo en lo que a gastronomía se refiere. Como ya he dicho alguna vez, no somos demasiado exquisitos con el tema, pero últimamente leemos alguna recomendación que intentamos seguir; en la capital de Escocia así lo hicimos y la verdad es que quedamos muy contentos.





Como los días que estuvimos allí nos solíamos mover por la zona de la Royal Mile, la hora de la comida nos pillaba cerca de Grassmarket y Victoria street, donde hay bastante oferta de cafés, pubs y restaurantes.

Hoy os traigo un par de locales de esta parte antigua de Edimburgo en los que comimos estupendamente.


Victoria Street
En Victoria Street se sitúa nuestra primera recomendación.

1. En Victoria Street, la famosa calle que baja hacia Grassmarket, en una de sus casitas de colores está el restaurante de influencia francesa y norteafricana Maison Bleue.

Como su nombre indica, se sitúa en una casa azul, muy bien ambientada y decorada. Se crea un ambiente íntimo con velas, paredes de piedra y una escalera de caracol.

El personal es amable y cercano y, por lo menos a mediodía, ofrecía un menú a un precio asequible y de calidad. 

El cliente puede optar por tomar comida de influencia claramente francesa, como el "coq au vin", probar platos de origen marroquí o tomar cosas más escocesas como las bolas de "haggis".

No recuerdo exactamente el postre, sí que era de chocolate y estaba realmente rico. El precio no fue caro acogiéndonos a la fórmula de menú que había ese día (en torno a 10 libras por persona).


Flor de cardo y vela en nuestra mesa
La flor de cardo y la vela que decoraban nuestra mesa.


2. En plena Grassmarket se encuentra el segundo restaurante que me gustaría recomendar: Petit Paris. Se trata de un restaurante con mucho encanto situado en medio de un montón de pubs en la plaza con más marcha de la ciudad.

Con el interior encalado, cuadros vintage y manteles de cuadros, tiene un claro toque mediterráneo. Platos e ingredientes típicos franceses se pueden tomar aquí: desde caracoles, pasando por terrina de foie, sopa de pescado, de cebolla, etc.

Nosotros probamos sendos platos de carne bien cocinados, abundantes y sabrosos. Con sabor del sur y acompañado de verduras y de buenos postres.

En resumen, un lugar céntrico y cuidado para comer estupendamente.

Interior del restaurante Petit Paris
Interior del restaurante Petit Paris con manteles de cuadros.

A pesar de nuestra habitual previsión (que en este caso no fue tanta), nos quedamos con ganas de conocer la recomendada cocina del restaurante Howies de Waterloo Place, es decir junto a nuestro hotel. Uno de los días que intentamos cenar había una celebración familiar y estaba cerrado al público; en el segundo intento, la noche antes de irnos, era día de descanso. 

Como veis, en Edimburgo pudimos comer estupendamente a precios razonables en restaurantes cuidados y con encanto. 



2 comentarios :

  1. ¡Qué bien suenan los dos! Y el Petit Paris me parece supercuco... Me los apunto para mi posible viaje a Escocia este verano =D ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Carol: los dos están muy bien, son sencillos y resultasen. Si te animas a ir a Escocia no te arrepentirás, te va a encantar.

    Un saludo.

    Cristina.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.