15/10/15

Dos hoteles cómodos en el centro de Madrid

Suelo viajar a Madrid varias veces al año y me gusta alojarme en el centro. A veces en el centro cercano a Gran Vía, algo canalla y rebosante siempre de gente, y otras en zonas más tranquilas próximas al Retiro o al Paseo del Prado.

En este año 2015 me he alojado en dos hoteles que me han parecido bien situados, con habitaciones tranquilas y cuidadas y, sobre todo, con una relación calidad-precio aceptable teniendo en cuenta que fui en épocas de alta demanda.

Hoy quiero comentaros qué me parecieron estos dos hoteles que hay que tener en cuenta si vais a alojaros en el centro madrileño.


1. Hotel Innside Madrid Suecia: el antiguo hotel Suecia en el que se alojaba Hemingway y por el que también pasó el "Ché" Guevara es hoy parte del grupo Meliá y se sitúa junto a la Gran Vía, la calle de Alcalá y el Paseo del Prado, justo doblando la esquina del Círculo de Bellas Artes, es decir, una situación inmejorable si vas a la capital.


Vista desde la azotea Innside Madrid Suecia
La impresionante vista desde la azotea del Innside Madrid Suecia.


Los días que pasé en FITUR a principios de año me alojé allí, ya que quería estar en el centro pero bien comunicada con la Feria de Madrid y no lejos de Atocha. Como me gusta probar alojamientos nuevos y además tenía buen precio (relativo) teniendo en cuenta los días que eran casi de lleno total, elegí esta opción.

El hotel está totalmente reformado por dentro y cuenta con una amplia recepción que a la vez distribuye una zona "lounge" y la de desayunos. El personal de recepción era correcto y atendía con rapidez el gran número de cuestiones que le planteaba la clientela. 

Mi habitación estaba en una de las plantas más altas y daba a un patio de luces. Como además llegaba de noche, no tuve ocasión de apreciar si era luminosa o no. Eso sí, la mía era amplia, tenía una cama grande, zona de escritorio y armario aceptable y contaba con un original baño distribuido entre el dormitorio (ducha y lavabo) del que se separaba por una mampara y el pequeño cuarto del w.c. Quizá pueda generar esto algo de incomodidad si se va acompañado, como yo iba sola no supuso ningún problema.

El hotel tiene además una bonita terraza en el ático desde la que se divisan los tejados cercanos de Gran Vía o el edificio del Ayuntamiento en Cibeles. La vista realmente es espectacular y como añadidura (casi simbólica, diría yo) hay una piscina a modo de lengua de agua para refrescarse durante el duro verano madrileño.


Habitación Innside Madrid Suecia
Habitación del hotel Innside Madrid Suecia.

El desayuno se abre a la calle del Marqués de Casa Riera a través de los ventanales y consiste en un buffet amplio, aunque la separación entre las mesas es quizás demasiado pequeña y te enteras (sin querer) de la vida de la gente de alrededor.


2. Hotel Santo Domingo: esta fue nuestra opción hotelera para una visita con niños a Madrid el pasado mes de junio para ver el musical "El Rey León". Queríamos un hotel asequible y sobre todo que no estuviera lejos del Teatro Lope de Vega, ya que la representación acabaría tarde y al ir con dos peques no queríamos darles una paliza a la salida del musical.

No pudimos acertar más sin habérnoslo propuesto, ya que sabíamos que estaba cerca del teatro, pero no tanto. Se situaba en la misma manzana y a la vuelta de Gran Vía, mirando a la plaza de Santo Domingo, con una fachada acristalada que esos días de verano reflejaba la luz del sol y justo con el metro a la puerta. Así de bien localizado está este práctico hotel madrileño.



Fachada del hotel Santo Domingo en Madrid
Fachada del Hotel Santo Domingo de Madrid.

Tras pasar por una puerta giratoria y sentir el alivio del aire acondicionado llegamos a una barroca recepción que no tiene mucho que ver, decorativamente hablando, con las habitaciones, más minimales. El personal de recepción era amable y eficiente teniendo en cuenta la gran cantidad de huéspedes, sobre todo gente joven norteamericana, que había esos días en el hotel.

Teníamos dos habitaciones, la de mis amigos daba a la plaza, era pequeña y estaba bien aislada. La nuestra, triple, era ligeramente más grande por la cama supletoria del peque y se asomaba a un patio interior amplio y con un precioso jardín vertical. Estaba entelada con motivos japoneses que combinaban con los colores elegidos para decorarla. En el baño, no muy amplio pero bastante cuidado, la misma tela "oriental" hacía de hilo conductor decorativo.

El descanso también lo tuvimos asegurado en nuestro cuarto, aunque retumbó un poco la música de una boda que se celebraba esa noche en el hotel. En la azotea, hay (como en el hotel anterior) una terraza que estaba de lo más animada, con turistas que parecía no tenían otra cosa que hacer que tomar el sol, refrescarse en la piscina y apurar una copa tras otra. Y lo digo porque con varias horas de diferencia subimos y estaban muchos en el mismo sitio pero con más copas en el cuerpo, vamos que no se habían movido de allí.


Nuestra habitación en el Hotel Santo Domingo de Madrid
Nuestra habitación en el Hotel Santo Domingo.

En esta ocasión no cogimos la tarifa con desayuno, así que no puedo comentar nada sobre él, lo que sí puedo decir es que en los alrededores hay innumerables sitios para comer bien y a precios asequibles a pesar de ser el centro de Madrid.



Lo mejor y lo peor del hotel Innside Madrid Suecia: lo mejor la localización y las vistas desde la terraza. Lo peor quizá sea la distribución del baño, aunque va por gustos.

Lo mejor y lo peor del hotel Santo Domingo: la localización es excelente si vais a Madrid para asistir a algún espectáculo de la Gran Vía o queréis visitar el centro histórico. Lo peor era quizá que la habitación no era demasiado grande. 


2 comentarios :

  1. Gracias por las dos recomendaciones. Es bueno saber de buenos hoteles, por si acaso alguno de estos dias regreso a Madrid.
    la piscina del Innside madrid Suecia me encanta. Preciosa y la localizacion perfecta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Laura, me alegro de que te gusten estas dos opciones. Cada uno de los dos hoteles merece la pena por algo y tienen un precio moderado para ser Madrid.

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.