26/11/15

Parque del Retiro vs Parque Güell


En nuestro reto del mes las dos Cristinas comparamos dos parques de diferente origen, uno real, otro destinado a ser una obra urbanística que quedó incompleta. Ambos parques son emblemas de las dos grandes ciudades españolas en las que se sitúan; ninguno deja indiferente al visitante y mientras el elegido por Kris por el Mundo es paisajístico y un auténtico pulmón en Madrid, el elegido por mí es una obra magna de Antonio Gaudí y pertenece al Patrimonio de la Humanidad UNESCO.


Kris: Parque del Retiro en Madrid

Cada uno tenemos algún lugar preferido en la ciudad que habitamos. Puede ser una plaza, un restaurante o un museo. Yo en Madrid tengo varios, pero si tengo quedarme con uno, es el Parque del Retiro, un jardín diseñado para reyes que hoy todos los que visitan la ciudad pueden disfrutar. Razones para defenderlo como uno de los parques más bonitos de España no faltan.

Árboles del Retiro


* La cercanía del Museo del Prado le hace el lugar perfecto para acabar una jornada cultural al pasar de los cerrados pasillos de la pinacoteca madrileña a los caminos del Retiro rodeados de árboles y con el cielo como techo.

* Su estanque en el que se refleja el gran monumento a Alfonso XII es el corazón del parque alrededor del que se pueden encontrar paseantes, vendedores ambulantes, terrazas de cafeterías o improvisados teatros infantiles.


Monumento a Alfonso XII


* Cada estación del año le dota de un encanto especial, desde el exuberante verde de la primavera a los tonos rojizos y dorados del otoño, sin olvidar ese ambiente brumoso que adquiere durante el invierno en los días grises de la capital.

* Caminando por el parque uno encuentra donde menos espera estatuas dedicadas a grandes genios de las letras españolas: Galdós, Benavente o los hermanos Álvarez Quintero son algunas de ellas.



Rincón otoñal del Retiro



* Los parterres tan cuidados y siempre con flores de temporada decoran las avenidas, plazas y esas puertas monumentales de acceso al parque.

* Fuentes como la de la Alcachofa o la dedicada a Cuba son solamente algunas de las que el visitante puede encontrar diseminadas en las 118 hectáreas del Retiero y que son sin duda uno de los mayores reclamos del parque ante las cuales parece que todo el mundo quiere hacerse una foto de recuerdo.


Fuente del Retiro


* El Palacio de Cristal, la construcción más bonita del parque, y cuya ubicación junto a un pequeño estanque con cisnes y patos le convierten en un lugar encantados en el que sentarse a disfrutar de la tranquilidad del lugar sin necesidad de más. Además, el palacio sirve de marco a diferentes exposiciones a lo largo del año.

* Poder sentarse en el césped a la sombra de alguno de esos árboles centenarios es uno de los mejores regalos que ofrece este pulmón de Madrid.

* Y lo mejor de todo es que puedo ir caminando desde mi oficina cuanto hago el trayecto hacia mi casa. ¿Qué mejor que abandonar los túneles del metro para dar un paseo por el frondoso y animado parque madrileño?


Lago del Retiro




Cris: Parque Güell en Barcelona


En 1899 el industrial Eusebi Güell ideó la construcción de una ciudad jardín en unos terrenos que tenía en uno de los montes que rodean Barcelona. Tenía la idea de realizar hasta sesenta parcelas con viviendas, de las cuales sólo se llegaron a levantar dos. Para tan magna obra contrató a un arquitecto visionario y único que ideó la urbanización del lugar con su sentido mágico y original: Antonio Gaudí. Estas son mis razones para quedarme con este lugar tan especial.


Vista desde el Parque Güell


* Como estudiosa del arte, este magnífico lugar me llama mucho la atención al aunar en un sitio no sólo valores artísticos sino también urbanismo entendido como un proyecto algo loco para el momento histórico, y precisamente por ello muy avanzado.

* La impresionante situación sobre la ciudad de Barcelona, proporcionando unas vistas increíbles hasta el mar. La última vez que estuve, allá en 2002, todavía no se habían añadido las últimas edificaciones que van cambiando el perfil de la ciudad así que es un lugar vivo, tan vivo como la naturaleza en la que se inspiró Gaudí siempre.

* La Sala de las Cien Columnas que sorprende al visitante ya que este espacio, pensado como mercado cubierto para la zona residencial que no llegó a terminarse, cuenta con 84 columnas dóricas y decoradas con cerámica y mosaicos. Pensar que allí se iba a colocar un mercado da idea de la magnífica imaginación del autor.


Detalle claves decoradas
(Imagen de Chiragh D. Shah bajo licencia de Creative Commons)

* El banco de la Gran Plaza Circular, ondeante cual agua de mar que destella al sol con miles de colores en cada pieza de mosaico. Va rodeando dicha plaza a lo largo de 152 metros proporcionando una vista maravillosa de la Ciudad Condal. Dicha plaza se sitúa sobre la Sala antes mencionada que la eleva en el monte, en una magnífica obra de ingeniería y urbanismo. José María Jujol, colaborador de Gaudí, fue el encargado de elaborar los mosaicos que tanta magia le dan a este magnífico banco.

* En la entrada al Parque podemos ver dos pabellones o viviendas, las dos únicas que fueron terminadas de todo el proyecto. Están decorados con mosaicos realizados a base de cerámica rota (trencadís) en los tejados y sus paredes son de texturas rústicas. La simbología de la entrada es abundante y cabe destacar que la palabra inglesa "park"  es utilizada con frecuencia, en clara vinculación a las ciudades-jardín inglesas de donde Gaudí tomó ideas para el proyecto Güell.


Columnas inclinadas
(Imagen de Alberto Carrasco Casado bajo licencia
Cretive Commons)

* La magnífica salamandra de la escalinata principal siempre me ha fascinado. Es un animal presente en la tradición mediterránea y aunque en general me da repelús (como todos los reptiles) ésta me encanta con sus brillantes colores.


Salamandra Parque Güell
(Imagen de Donna Rutherford bajo licencia
Creative Commons)


* La multitud de detalles arquitectónicos de este mágico lugar hace el paseo entretenido aunque no sea en un entorno tradicional de parque. Precisamente esta ruptura con el concepto habitual lo hace muy original y uno puede pasar las horas muertas mirando detalles de mujeres vestidas a la manera tradicional, soles, texturas diferentes, animales míticos o columnas retorcidas que parece se caerán de un momento a otro.


Capitel Parque Güell


4 comentarios :

  1. El Parque Guëll si duda es interesante y peculiar... pero es que el Retiro... es mucho Retiro.
    Gracias amiga.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta el Retiro con el que tengo más vinculación sentimental ya que voy a Madrid con frecuencia e intento pasear por él o pasar cerca. El Parque Güell por otro lado es imprescindible como obra artística....¡Qué diferentes y necesarios son ambos!

      Un abrazo fuerte.

      Cristina.

      Eliminar
  2. Difícil elección... Me quedo con los dos!!!
    Besos.
    Dolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto Dolo, bien difícil es elegir porque cada uno tiene su encanto y su particularidad.

      Un beso.

      Cristina.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.