16/5/16

Hotel De Martín, San Lorenzo de El Escorial

Visitar San Lorenzo de El Escorial y su Monasterio siempre es un gusto, y más cuando uno puede alojarse en un lugar como el Hotel de Martín.


Tuvimos la ocasión el pasado mes de febrero con motivo de un concierto que se celebró en el coqueto Real Coliseo Carlos III y al que decidimos asistir un par de meses antes.

A la hora de reservar alojamiento teníamos claro que queríamos quedarnos en el pueblo para visitar el Monasterio al día siguiente, así que había que buscar un alojamiento y la verdad es que no hay demasiada oferta, así que basándonos en las opiniones de la web y el aspecto del hotelito, nos decidimos por el Hotel De Martín y fue un acierto.

Hotel de Martín vista
Vista al atardecer desde el balcón de nuestra habitación


Llegar hasta él es sencillo ya que sólo hay que seguir las indicaciones hacia el centro, teniendo en cuenta que está junto a la Plaza de la Constitución, junto al ayuntamiento, y situado en un edificio del siglo XIX recientemente restaurado. Llama la atención su tejado de pizarra con mansarda y el color rojo de la fachada que se ilumina por la noche destacando en la Plaza.

Es el típico alojamiento en el que los propietarios han puesto todo su buen hacer hostelero (cuentan también con varios restaurantes en el pueblo) y su ilusión en crear un hotelito con encanto, cuidada decoración y lleno de confort.

Tiene 11 habitaciones tematizadas en torno a Felipe II y su época. La nuestra estaba dedicada a "Las cuatro esposas de Felipe II" y era una habitación superior, amplia,a con cabida suficiente para los tres. La decoración, en madera y con paneles de retratos de las esposas y el monarca.

Hotel De Martín, habitación


La relativa oscuridad de las maderas se veía compensada por la luz que entraba a través de los dos balcones que daban a la Plaza. La sorpresa venía al salir y mirar a la derecha... allí se alza la mole del Monasterio, casi al alcance de la mano y proporcionando una vista inmejorable.

El baño, tan confortable como todo el edificio, tenía albornoces, bañera de hidromasaje, un panel con el Monasterio decorando y dando profundidad, y muchos geles, cremas corporales y hasta cepillos de dientes, en un ejercicio de generosidad que se agradece.

Hotel De Martín, balcones
Javier cegado por el sol en uno de los balcones.

La hora del desayuno no puede ser más placentera y abundante. Se sirve en el restaurante de la misma propiedad que está en el sótano del edificio (en el que se come muy bien) y lo que uno espera que sea agradable y algo escaso se convierte en un festín del que no aprovechamos todo por no acabar demasiado llenos: tostadas, bollería, zumos naturales, embutido, churros y cuando ya creíamos que había terminado... una tortilla de patatas casera y recién hecha. ¡Una riquísima barbaridad!

Hotel De Martín desayuno
El desayuno cuando aún faltaban varias cosas. 

Así pues, si quieres acercarte hasta el bonito e histórico San Lorenzo de El Escorial, te recomiendo este hotel coqueto y cuidado para un fin de semana de sierra y arte.

Lo mejor del hotel De Martín: su localización, cuidados interiores y desayuno opíparo.
Lo peor del hotel De Martín: por decir algo, el olor a violeta de los productos de acogida puede resultar algo empalagoso.


6 comentarios :

  1. Me encanta la decoración, es como dormir con un montón de reinas... Y sin duda la ubicación es inmejorable. Una buena recomendación ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, nuestra habitación, dedicada a las esposas de Felipe II era además muy amplia, lo que se agradece cuando vas con peques y necesitas cama supletoria.

      Te gustará si vas, estoy segura.

      Un abrazo.

      Cristina.

      Eliminar
  2. Qué buena pinta tiene este hotel, es para apuntárselo. ¡Qué riquísima barbaridad de desayuno, tortilla incluida! ¡Así da gusto empezar el día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El desayuno fue "brutal" y casero; inevitable estar llena el resto del día después del mismo. Pero a la vez genial para tomar fuerzas para visitar mil y un rincones del Monasterio.

      Un abrazo.
      Cristina

      Eliminar
  3. Nunca había pensado hospedarme en San Lorenzo del Escorial pero es muy buena idea y este hotel tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un hotel que gustará a todos ya que es confortable y bien decorado, con habitaciones amplias, buen precio y excelentes vistas.

      Un abrazo.

      Cristina

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.