1/11/16

5 panteones donde reposan grandes personajes

En estos días de noviembre uno tiende a recordar a los difuntos y a visitarlos en los cementerios. Hoy os traigo unos cuantos lugares únicos, panteones llenos de arte e historia, que acogen el descanso eterno de grandes personajes.

Algunos fueron deliberadamente construidos para este fin, otros han pasado a ser panteones casi sin pretenderlo, al convertirse en lugar de enterramiento sucesivo de reyes, artistas o prohombres de todo tipo.

Si el Panteón de panteones es el de Agripa en Roma, obra bellísima y única, estos no le van a la zaga en cuanto a importancia, y en algunos casos hasta se inspiraron en él al ser construidos. 




Panteones El Escorial




- El Escorial, en la provincia de Madrid: obra magna de la arquitectura herreriana, es un lugar único por su concepción, tamaño y cantidad de obras de arte que alberga. No sólo Juan de Herrera desarrolló aquí toda su sabiduría, sino que posteriormente Velázquez, Carreño, Goya, El Bosco adquirieron su lugar en un entorno en el que Felipe II y sus sucesores fueron guardando sus colecciones artísticas y eruditas.

Aunque a mí lo que más me gusta es la maravillosa biblioteca, en este post quiero mencionar especialmente el Panteón de Reyes en el que descansan entre mármoles los monarcas Habsburgo y Borbón desde Carlos I (salvo Felipe V y Fernando VI) y hasta Juan de Borbón, padre del rey Juan Carlos. Fue construido por Felipe IV y, sin duda, constituye una visita imprescindible a la hora de recorrer las enormes estancias del recinto escurialense.


Panteones París


- Panteón de los Grandes Hombres, París: la que comenzó siendo iglesia dedicada a Santa Genoveva fue a raíz de la Revolución destinada a albergar los restos de los prohombres de Francia. 

El interior es impresionante, un auténtico canto al estilo neoclásico que mira hacia el Panteón romano como fuente de inspiración y que alberga en su cripta una gran cantidad de monumentos funerarios más o menos sencillos dedicados a políticos, artistas, pensadores y notables franceses. Así, descansan en paz en este lugar Voltaire, Rousseau, Mirabeau, Victor Hugo, Zola o Marie Curie.

Un lugar, desde luego, dedicado a la mayor gloria de Francia y de sus Grandes Hombres.


Panteones Dante en Santa Croce


- Iglesia de Santa CroceFlorencia: si uno piensa en grandes personajes del Renacimiento tiene muchas posibilidades de que esté enterrado en la Santa Croce florentina. Esta preciosa iglesia gótica revestida de mármoles en su fachada y con frescos de nada menos que de Giotto, cuenta además con los enterramientos de artistas y científicos que cambiaron el curso de la historia.

Entre ellos destacan el de Miguel Ángel, diseñado por Vasari y con esculturas representando la Pintura, la Arquitectura y la Escultura en la que era maestro; el de Galileo, quien fue enterrado aquí siglos después de su muerte por la condena inquisitorial; el de Maquiavelo o el del mismísimo Dante Alighieri que mira con aire serio desde su estatua a la puerta de la iglesia.

Un lugar para sentirse pequeño en comparación con todo lo logrado por los maestros aquí enterrados.



Panteones Westminster


- Abadía de Westminster, Londres: si en la anterior iglesia florentina uno se siente abrumado, en esta abadía londinense, tan importante como símbolo nacional, no sucede menos, aunque sí más embarullado, ya que los enterramientos y monumentos funerarios que la siembran están repartidos de modo desigual.

La reina Isabel I, que descansa eternamente cerca de su hermana María Tudor; María Estuardo reina de Escocia o Leonor de Castilla son algunas de las reinas más conocidas que están aquí enterradas. Además en el Rincón de los Poetas grandísimos autores en lengua inglesa descansan unos junto a otros; así Chaucer, Shakespeare, Tennyson o Dickens en un encuentro increíble a través de los siglos.


Panteones San Zanipolo Venecia


- San Zanipolo, Venecia: la iglesia de los Santos Giovanni y Paolo, en veneciano coloquial Zanipolo, es una de las más importantes de la ciudad de los canales. Se inició su construcción allá por el siglo XIII para la Orden Dominica y alberga infinidad de tumbas a cuál más bella y con personajes de lo más señero. 

En ella podréis ver los monumentos funerarios de 25 dux, entre los que destacan el de Nicolò Marcello, obra renacentista; la tumba de Pietro Mocenigo o la de Andrea Vendramin, auténtica obra maestra realizada por Pietro Lombardo. 

Otros personajes importantes de la Serenísima, como los pintores Gentile y Givanni Bellini, también reposan aquí para la eternidad. Sin duda, todos estos monumentos funerarios convierten a esta iglesia veneciana en el Panteón de Venecia y en un lugar lleno de belleza.

Imagen de San Zanipolo de dvdbramhall con licencia Creative Commons.


1 comentario :

  1. Pues si que son maravillosos la verdad. De los que has nombrado los he visitado todos, aunque del último la verdad es que no me acuerdo... tengo que revisar fotos porque conociendo a "mi guía", me extraña que lo hayamos dejado pasar ;)
    Un abrazo Cristina!
    Carmen

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.