30/1/17

Museo Arqueológico Nacional, Nápoles

El Museo Arqueológico Nacional de Nápoles es visita imprescindible en la capital de Campania. Si además eres amante de la historia y el arte de la Antigüedad, aquí disfrutarás como en pocos lugares de la ciudad. Nápoles es un lugar de contrastes, de amor u odio, incluso de ambas cosas a la vez. El centro histórico, algo caótico, esconde tesoros a cada paso para ir descubriendo en varios viajes. Uno de ellos, situado a poca distancia del antiguo Decumano Mayor (hoy vía dei Tribunali), es este Museo. 

El edificio que lo alberga fue cuartel, universidad y finalmente biblioteca y Museo Borbónico (ya en el siglo XVIII). Los monarcas Borbones de la época eran muy aficionados al mundo antiguo y manifestaron este interés alentando las excavaciones de Herculano y Pompeya, tan cercanas a Nápoles, que se iniciaron en el Siglo de las Luces.

El Museo Arqueológico Nacional surge como tal ya en el siglo XX cuando parte de sus fondos (los procedentes de Isabel de Farnesio) pasan al de Capodimonte y se reestructura la colección.


A lo largo de las distintas plantas podemos encontrar una colección egipcia, mosaicos pompeyanos, la parte "antigua" de la colección Farnesio y esculturas de distintos lugares del sur de Italia.

Museo Arqueológico Nacional Nápoles Ganimedes


La planta baja acoge una gran cantidad de esculturas repartidas en diferentes salas. Las obras, de origen grecorromano, proceden en su mayor parte de las excavaciones hechas en torno al Vesubio y junto con las originarias de la colección Farnesio componen un conjunto excepcional.

Los expresivos rostros, plenos de majestad, de emperadores, dioses o damas contemplan al visitante con la serenidad que les otorgan los siglos transcurridos.

Me hizo especial ilusión poder ver de cerca diversas esculturas que estudié de niña y ya más mayor, y que no dejaron de sorprenderme: el magnífico grupo de los Tiranicidas y el Hércules Farnesio no pueden decepcionar al visitante de ninguna manera, más bien al contrario.


Museo Arqueológico Nacional Nápoles galería de bustos


Este último es realmente imponente. Se trata de una copia romana del original griego (como sucede en otros muchos casos) y luce magnífico sobre un pedestal mientras se apoya en la columnas a las que dio nombre junto a los atributos procedentes de sus míticos trabajos.

El Toro Farnesio también se encuentra en este gran museo, en el que podrás también disfrutar del Doríforo o de delicadas alegorías al teatro o la primavera.

Dentro de las innumerables colecciones del Museo se encuentran gran cantidad de mosaicos, procedentes en su mayoría de Herculano, Pompeya, Boscoreale y Stabiae. Están datados entre el siglo II a.C y el año 79 d.C. (año de la erupción devastadora del Vesubio).

Si es difícil elegir (igual que con las esculturas) sí quiero destacar por un lado los retratos femeninos increíblemente realistas y el archifamoso de la Batalla de Alejandro. Tiene origen pompeyano y se basó en una pintura de época helenística que narraba la batalla entre Alejandro Magno y Darío III de Persia. Hoy en día es de las pocas imágenes (más o menos real) que se conservan del gran conquistador.


Museo Arqueológico Nacional Nápoles Hércules Farnesio


En el entresuelo del Museo Arqueológico Nacional de Nápoles se encuentra una colección realmente curiosa a la que no pueden entrar niños. Se trata del gabinete secreto de los reyes borbónicos, en el que se guardaban todas las obras de contenido erótico procedente de las excavaciones arqueológicas cercanas.

Cuando estuvimos en Nápoles acababa de reabrirse tras bastante tiempo cerrado y supuso una visita única. Infinidad de frescos de temática erótica, amuletos con forma de pene y artilugios más o menos inocentes a ojos del siglo XXI se pueden apreciar en estas salas especiales que recomiendo, sin duda.


Museo Arqueológico Nacional Nápoles Gabinete Secreto
 


La Villa dei Papiri de Herculano contenía innumerables tesoros artísticos que fueron extraídos entre 1750 y 1761. El estado de conservación de dichos objetos es estupendo y se exponen en unas salas independientes. Entre ellos destaca sobre todo el vivaz Fauno danzante que estaba a la entrada de la villa.

Para terminar mis recomendaciones a la hora de visitar este magnífico museo mencionaré los frescos de estilo pompeyano. Provienen asimismo de las ciudades destruidas por el Vesubio y se encuentran en buen estado de conservación, luciendo en muchos casos los vívidos colores, los trampantojos arquitectónicos y la belleza que los ha hecho famosos e imitados a lo largo de la historia del arte.
Espero que este pequeño recorrido haga una mínima justicia a la belleza albergada en este Museo, tan recomendable para todos.

Datos prácticos Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. Abre todos los días excepto el martes.

Horario: de 9:00 a 19:30

Precio: 12€ entrada general y reducido 6€.
Gratis cada primer domingo de mes.


7 comentarios :

  1. mira que a Napoles le tengo ganas y aún no la hemos visitado... ahora le tendre más ganas viendo que tiene joyitas como el museo arqueologico

    buena información y buenas fotos

    chaooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, verás como os gusta y os sorprende. Este museo es una joya llena de tesoros, a cada cual más interesante. Os recomiendo, eso sí, ir hasta allí con la mente muy abierta.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Tenemos unas ganas locas de visitar Nápoles y Pompeya, después de leer este artículo apunto otra razón para hacer este viaje cuanto antes. Me encantan los museos! Lástima que al viajar con peques nos perderemos el gabinete secreto de los Reyes borbónicos!! Jejeje... Un abrazo viajera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre podéis entrar uno primero y luego el otro...ja, ja. Porque el Gabinete es realmente muy curioso. Y la colección, en general, del Museo es única y llena de obras increíbles.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. No conozco Nápoles, así que queda apuntado, ya que sí me gusta conocer este tipo de museos, al menos las figuras más importantes. A ver si puedo ir un primer domingo de mes jeje. Por cierto, qué forzudo el gran conquistador Alejandro

    ResponderEliminar
  4. Muero por conocer Nápoles y su museo y mira por donde es posible que pueda ir este año. Una pregunta ¿el museo es muy grande? ¿cuánto tiempo estuviste? quiero pensar que no eres de las que pasa de prisa por las salas y te entretienes como yo, jeje, así que tu opinión me será de mucha ayuda. Mi otra duda es cuántos días hacen falta para ver Nápoles ciudad, los alrededores los dejaremos para otra ocasión. Genial entrada, viendo tus fotos me teletransportaría allí ahora mismo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepa: pues verás fuimos ya hace unos cuantos años, así que la memoria flaquea, pero viendo las horas de las fotos y conociéndome (conociéndonos) que preferimos el slow-travel y pasear y re-pasear los sitios, te diré que menos de 2 horas no estuvimos fijo, en el Museo. Porque me acuerdo perfectamente del Gabinete Secreto y de pasar largo rato entre los Tiranicidas, el Hércules Farnesio etc. Es un lujo de museo, una maravilla, como todo Nápoles. Tengo que actualizar la entrada de la ciudad que tengo por ahí ya que es de las primeras y aún anda desajustada en texto y fotos a la nueva plantilla pero te recomiendo que la veas para hacerte una idea de lo que vimos (y faltan cosas). Mínimo yo estaría 4 días aunque hay gente que me dirá que exagero. Nosotros estuvimos 5 e hicimos una escapada a Capri y otra de medio día a Herculano.

      Soy muy pro-Italia y una enamorada de Nápoles, queremos volver cuando podamos para alargar la estancia por la Costiera Amalfitana pero sin dedicar otro par de días a la ciudad. Se nos quedaron cosas en el tintero y es que está repleta de calles, callejas, iglesias con tesoros escondidos etc... Yo te mando toda la información que necesites para hacerte una idea y si quieres, también te recomiendo algún hotelito....Ja, ja.

      Me alegro de que te haya gustado la entrada. Un beso.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.