21/8/17

ZOES, un barrio lleno de arte urbano en Salamanca

ZOES o lo que es lo mismo el Barrio del Oeste de Salamanca, el de toda la vida, se ha convertido desde hace cuatro años y por impulso de su agrupación de vecinos en un verdadero museo al aire libre.

Es un barrio céntrico, de siempre, en el que creció sin ir más lejos mi marido y que está a tiro de piedra de la Plaza, pero que los visitantes dejan de lado porque "a priori" no tiene atractivos. Hasta ahora.



Ahora hay que ir a disfrutar de sus calles, que parten de la Plaza del Oeste, y en las que artistas jóvenes han ido desarrollando distintas ediciones de arte urbano en fachadas, edificios y especialmente garajes (o cocheras, como decimos en Salamanca). En el Barrio abundan esas puertas metálicas y feas que ahora son un precioso retrato de la vida y la imaginación.

Además de esas ediciones, artistas más consagrados han ido llegando de fuera de la ciudad para dejar su impronta en paredes, puertas, chaflanes y edificios enteros en una iniciativa única y singular.


Bravo por esta estupenda idea de la asociación de vecinos de ZOES y el colectivo Lemarte. Ojalá sigan creciendo y aumentando sus obras para llevarnos de paseo por lo inesperado.

Sin título
Sin título, Alba de Lucas. Quinta edición junio 2016.


Primera edición, junio 2013

El Explorador
Explorador, junio 2013. David Iglesias.

Segunda edición, septiembre 2013


Segunda edición
Monkey Diosa de Kike Martín, septiembre 2013, realizada con esmalte y spray. En este circo el llanto es silencioso, septiembre de 2013 de Cristina Muñoz y realizado con spray y rotulador.


Tercera edición, junio de 2014

Sin título
Sin título, Betsabel y Raquel. Junio de 2014, esmalte.

Monkey Jazz
Monkey Jazz, junio de 2014 de Alsira Monforte, esmalte.

Seguimos respirando
Seguimos respirando, junio 2014, Saskia Rodríguez y Marta Rubín, esmalte.

Personalidad mántuple
Personalidad mántuple, junio 2014, Nuria San José, esmalte.

Sin titulo
Sin título, Alejandro Pérez, junio 2014, spray.


Cuarta edición, junio 2015


La Mirada
La Mirada, junio 2015, Ignacio Pérez, esmalte y spray.

Sin título
Sin título, junio 2015, Laura Estrada y Natalia García, esmalte y posca.


Sexta edición, abril 2017


Hostil
Hostil, sexta edición abril 2017, Ana Isabel Bautista

Welcome to the jungle
Welcome to the jungle, sexta edición abril 2017, Jorge Nego

Otras intervenciones en el Barrio del Oeste



Recuerdos de un verano que nunca viví, julio 2015, pintura plástica de Zesar Bahamonte y Mariela Ajra.

Recuerdos de un verano que nunca viví

Recuerdos de un verano



John Malkovich en el edificio de "La Salchichería" en plena Plaza del Oeste, obra de Nego de marzo 2017.

John Malkovich


La Charra de Basoletti, septiembre de 2015

La Charra


La diosa ciudadana de Manuel Gutierrez, julio de 2014 que ocupa todo un edificio de la calle Papín, esquina Juan de Juni.

La diosa ciudadana


Edificio Nido, de Pablo Herrero en la calle Wences Moreno, enero de 2014.





Y no sólo podrás ver arte urbano pintado, sino que elementos de crochet multicolor forran los árboles de las plazas, mientras que los bancos derrochan imaginación en sus formas y colores.

Plaza del Oeste



Charla en un banco de la Plaza del Oeste



En la calle León Felipe contemplando la Utopía de H101, octubre de 2014, realizado con spray

Utopía


¿Te ha gustado el recorrido? Pues no dejes de visitarlo cuando vayas a Salamanca. Te dejará sin palabras, te lo aseguro.

4 comentarios :

  1. Cris
    Me encanta cuando las ciudade en sus barrios pueden expresarse. Estos murales son una maravilla y ponen color al lugar.
    Bien por los habitantes de Zoes que rescatan el arte en cada esquina.
    SaludosViajeros.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya iniciativa más chula! Una forma de lo más original para embellecer todos esos elementos no tan bonitos de las ciudades. Son verdaderas obras de arte para el disfrute de todos. En mi próxima visita a Salamanca me acercaré por allí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Con lo que me gusta a mí el arte urbano. Salamanca siempre es un buen lugar al que volver y además, si se descubren rincones nuevos, como este, mejor que mejor.

    ResponderEliminar
  4. Hay algunos que son una auténtica pasada!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.