27/11/17

Alcalá de Henares en 15 visitas imprescindibles

Alcalá de Henares es un destino estupendo para pasar un fin de semana. He tenido la suerte de visitarla en tres ocasiones, la última de ellas hace apenas 15 días.

Unas u otras veces he paseado por sus calles y he visitado los lugares más emblemáticos que hoy os dejo resumidos para que no os perdáis nada.




Vista de la calle Mayor



1. Catedral o Magistral tal y como la llaman los alcalaínos. El nombre procede de la época del Cardenal Cisneros quien ordenó que todos sus canónigos fueran maestros (magister) en la Universidad y así estuviera garantizada su formación.

Es una obra de la época gótica con múltiples intervenciones posteriores y está dedicada a los Santos Justo y Pastor que, según dice la tradición, fueron martirizados sobre la roca que se guarda en la cripta en torno al año 305.

En la girola de la Magistral hay diversos elementos de interés, entre los que destacan algunos monumentos funerarios. El más reciente es la discreta placa dedicada al Cardenal Cisneros, marcando en lugar donde reposa para siempre desde que fue trasladado en 2016.




2. Plaza de Cervantes. Esta plaza es de esos centros urbanos llenos de vida. La he visitado siempre que he pasado por Alcalá de Henares y siempre hay actividad en ella. Bien sea por las funciones de teatro en el Corral, por las celebraciones en el antiguo Casino o porque en ella se encuentra el ayuntamiento de la ciudad, esta plaza presidida por su más ilustre vecino, es buena muestra de lo que debe ser una plaza para todos.

Vista de la Plaza de Cervantes


3. La Universidad o Colegio Mayor de San Ildefonso bien merece un post aparte y sin duda llegará. Este recinto del saber, de fachada plateresca y sobria a la vez, hay que visitarlo con calma. Se trata de uno de los mejores conjuntos universitarios del Renacimiento europeo.

Su fundación, obra del Cardenal Cisneros, es de 1499 y la hermosa fachada es de Rodrigo Gil de Hontañón. En el interior sus patios, tan diferentes entre ellos, narran historias de la vida estudiantil, de los éxitos y fracasos de grandes personajes y nos conducen hasta el hermoso Paraninfo.

En este, cada año, se entrega el Premio Cervantes de Literatura y su artesonado mudéjar es digno de contemplación tranquila.

Las visitas a la Universidad son guiadas para que uno pueda ver todas las dependencias, si no, sólo se puede acceder a los patios.


Universidad Alcalá de Henares


4. Casa Natal de Cervantes: en plena Calle Mayor se encuentra esta casa castellana de entrada gratuita y en la que parece nació Don Miguel allá por 1547.

En fin de semana suele haber una gran cola para visitarla y es buen ejemplo de las viviendas de la época, ya que cuenta con su patio, zona pública, cocinas, estrado de las damas, etc.

Aquí también se puede encontrar una estupenda colección de Quijotes de diversas procedencias. Justo fuera de la Casa, la estatua del Ingenioso Hidalgo y Sancho sentados en un banco animan a la gente a posar con ellos.

Ante la estatua de Quijote y Sancho


5. Palacio Arzobispal. En esta ciudad de casco histórico recoleto llama la atención la grandeza de este recinto, sede del Obispado de Alcalá de Henares. Los diversos elementos marcan diferentes épocas: gótico, mudéjar, renacimiento y hasta el enorme escudo barroco del hijo de Felipe V, que fue durante poco tiempo cardenal pero dejó su impronta.

El rincón formado por el Torreón de Tenorio es uno de mis lugares favoritos de la ciudad, y a sus pies se encuentra la bonita estatua dedicada a Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos, nacida en el palacio y que llegó a ser reina de Inglaterra por su matrimonio con Enrique VIII.


Torreón de Tenorio en Alcalá


6. Hospital de Antezana. Justo al lado de la Casa Natal de Cervantes se encuentra la discreta fachada del hospital más antiguo de Europa, que sigue con funciones asistenciales nada menos que desde 1483.

Fue fundado por Luis de Antezana y su mujer, Isabel de Guzmán (dama de la reina Isabel). Al no tener descendencia decidieron dejar como legado la fundación de una institución que atendiera a 12 personas enfermas humildes. En esa época la ratio de residentes y asistentes era 12 a 9; de ahí su nombre más coloquial "El Hospitalillo".

Hoy día es una residencia de ancianos muy solicitada, con más camas que antaño, pero pocas más, y con un emplazamiento privilegiado y gestión privada.

Entre otros muchos datos hay que saber que San Ignacio de Loyola pidió cama aquí mientras iba de oyente a las clases de la Universidad; se la dieron a cambio de que cocinara. Hoy se pueden ver algunas de las estancias en las que él estuvo.

La visita se realiza por el módico precio de 1,50€ con la empresa Alcalaturismoymás.


El Hospitalillo


7. Calle Mayor. Esta calle es tan bonita, recuerda tanto al pasado y tiene tanta vida bajo sus soportales que se ha convertido en una de las que más me gustan de España.

Se ha conservado relativamente bien, en ella hay muchos edificios de interés, algo de arte urbano, cafés con encanto, pastelerías de toda la vida y nuevos negocios que hacen que sea una calle viva.

Arte urbano en Alcalá


8. Corral de Comedias.  Esta visita junto con la del Hospital la hicimos combinadas con la empresa antes mencionada. Si os soy sincera no me había enterado antes de la existencia de este Corral de Comedias en Alcalá de Henares.

Construido años antes que el de Almagro y, aunque ha llegado a nuestros días transformado, la rehabilitación dirigida por Peridis permite apreciar elementos de la época de su fundación, pasando a través de los siglos hasta nuestros días con escenarios, tramoyas, "efectos especiales", etc.

Un mundo fascinante y teatral a nuestro alcance.

Interior Corral de Comedias


9. Parador de Turismo. Pues sí, el antiguo Colegio Mayor de Santo Tomás de Aquino, perteneciente a la Orden Dominica, merece estar aquí presente.

Situado en la Calle Colegios (por la gran cantidad de Colegios Mayores que albergaba), destaca por la increíble obra de remodelación, adaptación y construcción a la que fue sometido para transformarlo en Parador en el año 2008.

Aunque uno no se aloje tiene que asomarse a su claustro, subir al jardín de piedra y, si puede ser, comer en su restaurante o en la Hostería del Estudiante (un Parador gastronómico que fue el segundo en crearse tras el de Gredos).


Jardín de Piedra Parador Alcalá


10. Capilla de San Ildefonso. Para mi amigo Humberto, alcalaíno de pro, este lugar es el más hermoso de su ciudad natal. Y no me extraña, ya que su belleza es increíble. Es una lástima que no permitan hacer fotos en su interior, pero os invito a buscar en la web.

Se trata de la capilla de la Universidad, que lleva el nombre de San Ildefonso, en ella pueden casarse estudiantes de la Universidad de Alcalá.

Está formada por una sola nave de laterales decorados con yeserías, de un lado mudéjares y del otro platerescos (pasado y futuro en dos paredes). El techo, más discreto que el del Paraninfo, es también un precioso artesonado.

Al fondo se encuentra el monumento funerario del Cardenal Cisneros hecho en mármol de Carrara y con infinidad de elementos decorativos alusivos a la figura del fundador de la Alcalá de Henares que hoy conocemos.


11. Calle Colegios. Por esta calle no suele haber tanta gente como por la Calle Mayor antes mencionada, pero es tan bonita, tan tranquila y hay tantos edificios, casi todos colegios mayores, con fachadas de interés, que merece la pena ser paseada más de una vez.


Vista de la Calle Colegios


12. Convento de San Juan de la Penitencia. Está situado en la calle Santiago y tras una fachada austera con atrio se encuentra un interior barroco. Es un convento de clausura que podemos visitar en alguna de las visitas guiadas de la ciudad, nosotros lo hicimos en la visita dedicada a Cisneros organizada por la Oficina de Turismo de la ciudad.

Tiene un pequeño museo con objetos tan curiosos como el bastón nazarí, posiblemente de procedencia real y de la época de la conquista de Granada, que se dice podía haber usado el Cardenal.



13. Plaza de de San Diego. La otra plaza, hermosa y noble de la ciudad. Sobre ella se impone la fachada de la Universidad, con su temática renacentista y plateresca, pero también cuenta con rincones recoletos como el formado por el Convento de las Clarisas (haciendo esquina con la calle Beatas).  En este convento las monjas venden las mejores almendras garrapiñadas de España.

Delante se encuentra la estatua del Arzobispo Carrillo, personaje importante en las batallas entre Isabel de Castilla (la Católica) y Juana la Beltraneja. Se posicionó mal habitualmente y perdió poder en favor de Cisneros, del que fue enemigo.

Convento de las clarisas


14. Palacio de Laredo. Rompiendo con toda la estética renacentista y barroca de la ciudad, esta construcción neomudéjar de finales del siglo XIX alberga hoy en día el Museo Cisneriano.


15. Fachada del Convento de la Imagen. Justo al lado de la casa natal de Manuel Azaña, destaca este convento por la bonita portada plateresca y por haber sido fundación de Santa Teresa de Jesús, quien habitualmente permanecía unos meses para poner en marcha sus fundaciones y después seguía camino.

En este convento fue monja Luisa de Cervantes, hermana de Don Miguel.


Portada del Convento de la Imagen


¿Y todo esto en un fin de semana? Pues sí, porque el centro histórico de Alcalá de Henares es pequeño y permite organizarse en un par de días para sacarle todo el provecho y disfrutar de un entorno único.

- Un plus. Yo no lo he visitado aún y lo tengo apuntado para un futuro. La Ciudad Romana de Complutum, a poca distancia del centro histórico promete localizaciones tan interesantes como las termas, el foro o la curia. Es una buena oportunidad para conocer el pasado romano de Alcalá de Henares que se puede completar además, con una visita a su Museo Arqueológico. Ahí queda eso para una próxima ocasión.


2 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Apuntado queda, tanto en el post como en mi memoria. Muchas gracias por la recomendación.

      Un saludo.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.