7/12/17

Villas marineras de Asturias que hay que conocer

Asturias es mar y en sus villas marineras está el presente y el pasado de las gentes del mar. Es el recuerdo a los que no volvieron, el salitre en el ambiente y el horizonte inmenso del Cantábrico.

Esa combinación única de mar y montaña es la que me fascina de Asturias, en la que tocas los Picos de Europa mientras tus pies se hunden en la arena de la playa.

Hoy, en este post, quiero recordar algunas de las villas marineras de Asturias que visité en mi infancia y a las que voy volviendo poco a poco, aunque no tan a menudo como me gustaría.

Sólo hay que respirar hondo y dejar que el Cantábrico te inunde de olores, sabores y relatos.


OCCIDENTE ASTURIANO


- Castropol

Anclada junto a la ría del Eo se encuentra esta hermosa localidad cuyas mejores vistas divisan desde la población gallega que da nombre a la ría.

El Eo y el Cantábrico la bañan y le otorgan ese algo especial de las localidades que doblemente están a merced del agua.

Si Castropol pone a tu disposición gran cantidad de playas, no debes dudar en visitar sus palacios y casonas, su casino modernista y el mirador de La Mirandilla. Por tener, Castropol tiene hasta una ruta literaria que nos guía por sus calles de la mano de Luis Cernuda, el gran poeta de la Generación del 27.

Su centro histórico es Bien de Interés Cultural desde 2004.

Vista de Castropol


- Tapia de Casariego

Tapia quizás no sea uno de los lugares más conocidos fuera de Asturias, pero tiene todo el encanto de los pequeños pueblos marineros del norte de España.

Pasear por su puerto, subir al mirador de Os Cañois o ver el monumento a los lobos de mar son algunas de las cosas que se pueden hacer por Tapia de Casariego, además de disfrutar de playas como la de Los Campos o entrar a ese parque sin puertas que es el Parque Histórico del Navia.

La entrada a este lugar desde Tapia de Casariego tiene como itinerario el de "Los Señores de las Casas Palacio". Un Parque que recorre varias localidades de la zona del Navia y que a través de diferentes temáticas te guía para aprender historia viva.

Puerto de Tapia de Casariego


- Luarca

De los recorridos asturianos de mi infancia recuerdo bien a Luarca, la villa blanca, como la llaman. La recuerdo en cascada, cayendo hacia el mar, hermosa y llena de luz en el blanco de sus casas.

Hoy podemos vivirla a través del Centro del Calamar Gigante, donde unos ejemplares de enorme tamaño nos recuerdan la vida que hay en el fondo marino; a través de sus personajes célebres, como Severo Ochoa o en un lugar tan hermoso como funerario: su cementerio.


Puerto de Luarca


- Cudillero

Pueblo hermoso como pocos y siempre en la memoria del visitante, la cascada de casas coloridas que bajan hacia el puerto es comparable a la de otros lugares de otras geografías.

La vista desde Cimadevilla es increíble y también lo es conocer a los marineros pixuetos. El pixueto es el dialecto asturiano hablado únicamente en Cudillero y que se puede conocer más en el aula didáctica "Los pixuetos y la mar".

Además, durante el verano, se pueden hacer visitas guiadas por este bello lugar, escondido de mar y tierra que es Cudillero.


Vista de Cudillero


- Luanco

Cerca del Cabo de Peñas, el punto más al norte de Asturias, se encuentra Luanco. Es un hermoso lugar repleto de casas de los siglos XVII y XVIII y con lugares emblemáticos como el palacio de los Menéndez de la Bola o la iglesia de Santa María y sus retablos barrocos.

Cuenta con el Museo Marítimo de Asturias desde 1948, y cerca se encuentra la localidad de Candás que también merece mucho la pena. La Ruta Clariniana, dedicada a don Leopoldo Alas "Clarín"que se hace desde esta localidad, es otro de los atractivos literarios de Asturias.


Vista de Luanco



ORIENTE ASTURIANO


- Tazones

Tazones es pequeño y está lleno de encanto. Más que una villa es un pueblo marinero que rebosa Cantábrico por los cuatro costados.

A este puerto llegó Carlos V en 1517 y tiene fama de ser uno de los lugares con mejor marisco de toda Asturias (lo que es mucho decir).

La esencia marinera la tenemos en cada rincón de este pequeño emplazamiento, con sus redes, barcas, nasas, etc. La subasta de pescado se celebra a primera hora de la tarde y es otro atractivo más, sobre todo para los que venimos del interior de España.


Tazones puerto


- Lastres

"Doctor Mateo" hizo famoso a Lastres y es justamente merecedor de ser nombrado "Pueblo más bonito de España".

Su disposición en cascada hacia el mar, sus casas blasonadas, su iglesia de Santa María, su arquitectura popular y el Museo del Jurásico, amén de la gastronomía marinera exquisita, lo convierten en un lugar para tener muy en cuenta como destino de nuestras próximas vacaciones.

Lastres junto al Cantábrico



- Ribadesella

Es otra de las localidades marineras famosas del oriente asturiano. En Ribadesella están presentes los Picos de Europa como en pocos lugares de Asturias, ya que se encuentran muy cerca.

Dividida en dos por el estuario del Sella (aquí termina el famoso descenso), en la parte este se encuentra el centro histórico, peatonal y repleto de atractivos entre casas blasonadas, fachadas coloristas que trepan el monte, restaurantes de calidad y plazas con encanto como la Nueva o la de la Iglesia.

Luego, al otro lado del Sella, se extiende la playa de Santa Marina, repleta de palacetes modernistas, a cual más curioso e historiado. Pero Ribadesella cuenta además con el tesoro rupestre que es la Cueva de Tito Bustillo, Patrimonio de la Humanidad desde 2008.

Las vistas desde la Virgen de Guía nos muestran Ribadesella desde lo alto y así podemos ver la curiosa distribución de esta villa hermosa.


Vista de Ribadesella



- Llanes

Mirando al mar está Llanes. Una localidad que aunque se llena en verano de visitantes, da mucho de sí. Su hermoso casco histórico acoge mercadillos que le dan movimiento, sus miradores te llevan en paseos únicos al atardecer y sus casonas (a veces algo decadentes) narran historias fantasmales a través de sus rejas.

Los Cubos de la Memoria se han convertido en emblema de Llanes, pero también hay que salir fuera para recorrer la senda costera, conocer Niembro y su cementerio o regodearse con la visión de la playa de Torimbia.

Los Cubos de la Memoria desde la mujer que espera

Escribiendo este post me han entrado muchas ganas de volver a Asturias, de recorrer sus pueblos marineros, su interior montañoso y disfrutar de sus verdes únicos. Sus gentes, su gastronomía y su belleza natural no hacen más que reafirmarme en mi idea de estar en un auténtico paraíso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.