15/3/18

Semana Santa en Salamanca, un paseo por la memoria

Ya llega la Semana Santa, este año algo pronto, y aprovecho para recordar la Semana Santa de Salamanca, la de mi infancia y juventud. Este recorrido que hago hoy por algunas de las procesiones más emblemáticas de mi ciudad natal es eso, un paseo por la memoria, subjetivo y en el recuerdo de los desfiles procesionales que he vivido.



Que sirva para el visitante que llega a mi ciudad en estas fechas de Pasión. No es una guía exhaustiva de todos los actos religiosos y procesionales que tienen lugar desde días antes. Es una selección personal y por eso mismo, singular.




Procesiones imprescindibles


Hermandad Universitaria Salamanca



1. Hermandad Universitaria Cristo de la Luz y Nuestra Señora de la Sabiduría


Tengo especial vínculo con esta hermandad única. Los nazarenos visten un hábito austero en el que la insignia lleva los colores de la facultad donde estudian o han estudiado. Transcurre en completo silencio y se evita la Plaza Mayor, más mundana, para facilitar el recogimiento y la oración. Se acompaña un precioso paso con el Cristo de la Luz, de Esteban de Rueda (cerca 1620) y Nuestra Señora de la Sabiduría, de autor anónimo y fecha anterior al Cristo, a sus pies. 

Cuándo sale: el Martes Santo, a las 21:15 de la Clerecía.


Dónde verla: en el Patio de Escuelas, en el momento de la promesa de silencio.


Por qué está en mi memoria: porque en mis tiempos de estudiante en la Universidad fui nazarena de esta Hermandad. Además, en la promesa del silencio, cantaba mi coro Tomás Luis de Victoria a los pies de la estatua de Fray Luis de León, en el Patio de Escuelas.


(Imagen del paso de la Hermandad Universitaria: ND Strupler con licencia CC 2.0 Generic)


Jesús Flagelado


2. Nuestro Padre Jesús Flagelado


Sin duda alguna se trata de una de las imágenes más importantes y hermosas de la Semana Santa de Salamanca. Nuestro Padre Jesús Flagelado es una talla de Luis Salvador Carmona, de 1760. Desde hace unos años sale acompañado de la Virgen de las Lágrimas.

Si quieres ver esta preciosa talla, sólo tienes que entrar en la iglesia de la Clerecía, una de las más espectaculares de la ciudad. Allí está en una capilla lateral. 


Cuándo sale: el Miércoles Santo a las 21:30.


Dónde verla: a la salida o entrada de la Clerecía, por la calle Serranos.


Por qué está en mi memoria: sin duda alguna por la belleza de la talla. Su delicada anatomía, la hermosura de las facciones y el sufrimiento tardo-barroco conmueven el ánimo. No hay duda. 





3. Cristo de los Doctrinos

Esta es una procesión que sale un día poco señalado, el Lunes Santo, y que no suele ser muy conocida, ni siquiera entre los propios salmantinos. La casa de mis padres está muy cerca del recorrido habitual de hace años, de hecho yo la veía pasar desde el balcón por Juan del Rey. Ahora ha variado algo su trayecto, pero la recomiendo si estáis por allí.

La talla del Cristo de los Doctrinos, un crucificado del siglo XVII de autor anónimo, es de una gran belleza. Sale de la mano de la hermandad más antigua de la ciudad, de 1506, la de la Santa Vera Cruz,  piedra angular de la Semana Santa de Salamanca, ya que participa en muchas estaciones de penitencia durante toda la Semana.

Si lo veis, fijaos en la calavera a los pies de la cruz y en la austera decoración floral del paso (suele ir con cardos).


Cuándo sale: el Lunes Santo a las 21:00 de la iglesia de la Vera Cruz.


Dónde verla: pues por ejemplo en la calle de la Compañía, una de las más hermosas de la ciudad.


Por qué está en mi memoria: por salir un día poco procesional en Salamanca, y por la discreción y belleza del paso titular. 

Procesión del Arrabal en Puente Romano



4. Hermandad Cristo del Amor y de la Paz, la del Arrabal

Se trata de una de las cofradías más jóvenes de la ciudad, nació en el año 1971 de las inquietudes de un grupo de jóvenes que no encontraba acomodo en cofradías más tradicionales.  Poco a poco fue adquiriendo preponderancia y a día de hoy es una de las que cuentan con más seguidores y más cofrades.

Fue una hermandad que innovó desde el primer momento, llena del espíritu renovador del Concilio Vaticano II y que acogió a las mujeres como miembros de pleno derecho desde su fundación. Nació en un momento de crisis de la Semana Santa salmantina y se volcó en ayudar a otras cofradías para que pudieran procesionar con dignidad.

Recuerdo ver  pasos pobremente decorados cuando era pequeña y apenas acompañados por un puñado de penitentes. Eso ha cambiado mucho desde finales de los años 80 hasta ahora.

El Cristo del Amor y de la Paz es una talla anónima del siglo XVII y le acompaña en otro paso María Nuestra Madre, imagen de vestir de Hipólito Pérez Calvo de 1987.

Procesiona desde la iglesia del Arrabal del Tormes y va subiendo hacia el Barrio Antiguo, no pasa por la Plaza Mayor y realiza un acto penitencial en el atrio de la Catedral. El hábito de los nazarenos es austero, en color blanco, a la manera monacal y mostrando el rostro, portan ramas de olivo y muchos llevan cruces. Además cuenta con banda de música propia.



Cuándo sale: el Jueves Santo a las 20:30 de la antigua iglesia del Arrabal, junto al Puente Romano.


Dónde verla: en el Puente Romano, sin duda.


Por qué está en mi memoria: porque era una hermandad innovadora, joven y porque tardaba tanto en llegar al centro, que de pequeña, con mis padres nunca llegaba a contemplarla. Ya siendo más mayor pude disfrutar de su austeridad en varias ocasiones y es de las hermandades más queridas por los salmantinos.


(Foto de nazarenos del Amor y de la Paz de Sonia de Arriba)




La Soledad en su camarín de la Catedral Nueva





5. Nuestra Señora de la Soledad

Es la hermandad más numerosa de la ciudad, con más de 3000 hermanos. La imagen de la Virgen de la Soledad es de las más queridas en Salamanca, se encuentra habitualmente en la Catedral Nueva y siempre encontrarás a gente rezando ante ella.

Aún recuerdo el impacto del robo, en el año 85, del tesoro de la Virgen de la Soledad. Además de la pérdida patrimonial de las donaciones hechas a lo largo de los años, se añadía el dolor por ser una imagen muy querida en la ciudad.

La hermosa talla de Nuestra Señora de la Soledad fue realizada por Mariano Benlliure en 1940 para sustituir a la anterior. La hermandad cuenta con mucha historia, ya que se fundó en 1645 por el gremio de zapateros de la ciudad.



Cuándo sale: a las doce de la noche del Viernes Santo, es decir en la madrugada del Sábado Santo, de la Catedral.


Dónde verla: en la calle de la Rúa o en la Cuesta Palominos, bajando hacia San Pablo.


Por qué: porque es una hermosa imagen de la desolación de la Virgen ante la pérdida del Hijo y por la devoción de los salmantinos hacia ella. 


(Foto de Nuestra Señora de la Soledad de Shutterstock)


6. La Borriquilla o Jesús Amigo de los Niños

Es la procesión del Domingo de Ramos, la que esperaba con ganas de pequeña y la que no me daba miedo (por entonces). Y digo esto porque en aquella época los nazarenos no llevaban la cabeza tapada con capirote o capuchones (como decimos por Salamanca). Ahora los adultos también en esta procesión llevan cubierto el rostro con un verdugo blanco.

En la actualidad el paso de Jesús entrando en Jerusalén a lomos del burrito es un encargo del 2008 al escultor Carlos Guerra.


Cuándo sale: el Domingo de Ramos, de la Catedral a las 12:15.


Dónde verla: o en la Catedral (a la entrada o a la salida) o en la Plaza Mayor.


Por qué está en mi memoria: porque era la procesión de apertura de la Semana Santa (ahora hay desfiles antes del Domingo de Ramos) y porque me gustaba el ambiente festivo de ese día. 



Cristo de la Liberación frente Fonseca



7. Cristo de la Liberación

Este Cristo procesiona de la mano de la Hermandad del Amor y de la Paz desde hace pocos años, 1988, en la madrugada del Sábado Santo. Empieza casi a la vez que el desfile de la Virgen de la Soledad. Es quizás mi favorita en toda la Semana Santa y por  eso la he dejado para el final.

Recibe el nombre popular del "Entierro Charro". Es austera, apenas acompañada de un redoble de tambores y carracas y algún canto gregoriano. Sale del Colegio Fonseca y pasa por el antiguo "barrio chino".

Procesiona el Cristo de la Liberación, talla de Vicente Cid Pérez que está habitualmente en el Cementerio y que se traslada el Viernes de Dolores hasta el Colegio Fonseca.

Su singularidad estriba en su sencillez, en el recorrido inusual y en que las mujeres llevan traje de luto tradicional y los hombres hábito de disciplina del XVI. Si queréis ver un desfile único y lleno de emoción, es este el vuestro.


Cuándo sale: la madrugada del Sábado Santo a las 00:30 del Colegio del Arzobispo Fonseca.


Dónde verla: en la calle Cervantes subiendo hacia Serranos.


Por qué está en mi memoria. Por la belleza del Cristo Muerto y por la sencillez del desfile.

(Imagen del Cristo de la Liberación de Danisd75 con licencia CC )


Hasta aquí este breve recorrido al que quiero añadir en la procesión larga del Santo Entierro del Viernes Santo por la tarde, los pasos en los que nos fijábamos de niños: "Culo Colorao" y "Boca ratonera", sendos sayones que azotan a Jesús en los pasos de la Flagelación y La Caña respectivamente.


Si quieres tener el programa actualizado para este 2018 aquí te dejo el enlace para que lo consultes. Seguro que disfrutarás de la imaginería salmantina, del recogimiento, la devoción y la belleza de las procesiones en el increíble entorno de mi Salamanca.


Si te has quedado con ganas de conocer mi ciudad en esta época, sigue este enlace de afiliación y podrás reservar alojamiento colaborando con el mantenimiento del blog.


2 comentarios :

  1. Pues fíjate que siempre que han llegado las vacaciones de Semana Santa y hemos podido salir de escapada nunca hemos hecho turismo religioso y nunca he visto un paso de Semana Santa, ni siquiera en mi ciudad. La verdad es que nunca me lo había planteado y me parece una idea muy bonita visitar Salamanca en Semana Santa.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir esta valiosa información. Viajamos a Salamanca dentro de unos dias y vamos a intentar ver las procesiones de lunes y martes.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.

COLABORACIONES