20/12/18

Qué hacer en Toledo: 10 experiencias imprescindibles

Toledo, la ciudad imperial, es una de mis favoritas de España. Su localización junto al Tajo, su riquísima historia, su patrimonio y su misterio la convierten en una visita imprescindible para todo el que viaja por el centro del país. Hoy os cuento qué hacer en Toledo en 10 visitas imprescindibles y sobre todo os recomiendo que lo toméis con calma. Merece más de un día, dormid allí y descubriréis su cara nocturna, no os arrepentiréis.

Qué ver en Toledo: 10 visitas únicas



Vista de la ciudad desde un cigarra





- Conocer por dentro y por fuera la Catedral



Aunque haya colas enormes y la entrada no sea precisamente barata, no podéis dejar de visitar este magnífico templo. Quizás una de las catedrales más importantes, no sólo por el exterior que impresiona aún encajonado en el Casco Antiguo, sino por una colección artística que vale cada céntimo que se paga.

Símbolo de la ciudad, como el Alcázar, forma un conjunto monumental singular que hay que tomarse con calma, ya que si no se corre el riesgo de agobiarse uno ante tanta magnificencia.

El altar mayor, obra de Enrique Egas (maestro también en San Juan de los Reyes y en la Colegiata de Belmonte) es una joya, como también lo es el Transparente de Narciso Tomé o la Capilla de San Ildefonso, por mencionar sólo algunos de los tesoros que guarda.

Además, en su sacristía podemos ver el "Expolio" del Greco, así como un Apostolado que ya por sí mismos merecerían la visita.





- Visitar el Monasterio de San Juan de los Reyes





Este lugar es una de las obras del gótico tardío más impresionantes de España. En su nombre lleva el de los patrones: los Reyes Católicos. Estos lo mandaron levantar para celebrar la victoria en la batalla de Toro. Gracias a esta batalla, frente a las tropas portuguesas que apoyaban a la Beltraneja, Isabel llegó a ser reina de Castilla.

Se trata de una obra realizada casi por completo por el arquitecto Juan Guas, quien lo finalizó a finales del siglo XV. El claustro, mi espacio favorito en este impresionante monasterio, se terminó ya entrado el XVI.

Las veces que he ido a Toledo me he dado cuenta de que al quedar ligeramente apartado, el Monasterio no es tan conocido como debería. Así que aprovechad y no os lo perdáis.


Claustro de San Juan de los Reyes




- Admirar el maravilloso Entierro del Señor de Orgaz del Greco en Santo Tomé


Se trata de una de las obras maestras del arte y curiosamente se encuentra en una pequeña iglesia que pasaría desapercibida si no fuera porque está indicada. 

Otro lugar que merece la espera y sin duda saldrás satisfecho tras pasar un buen rato observando al Señor de Orgaz, rodeado por los más altos dignatarios. La torre de la iglesia también merece cuando menos un vistazo, ya que es un gran ejemplo de la arquitectura mudéjar.

Si queréis seguir los pasos del Greco en Toledo os recomiendo este post que escribí con motivo del año del centenario. 





- Conocer el pasado judío de Toledo en la sinagoga de Santa María la Blanca



Visita esencial para conocer el pasado judío de Toledo, ofrece la sencillez y el embrujo de las construcciones andalusíes. Junto con la llamada Sinagoga del Tránsito, forman un conjunto excepcional que nos lleva a la época en la que llegaron muchos judíos de otros reinos del sur. 

En Lucena aprendí que fueron expulsados por los almohades, y sus interiores toledanos dan buena cuenta de las influencias artísticas que llevaron con ellos. Las yeserías, los arcos de herradura y la propia forma de la sinagoga, que más parece una mezquita, nos conducen a pensar en tierras cordobesas o granadinas, que no estaban tan lejos.

Santa María la Blanca




- Conocer la época y la obra del Greco en su Museo

Ideado por Don Benigno de la Vega-Inclán, curioso personaje del que ya hemos hablado este año, se sitúa cerca de donde él pensaba que pudo estar la casa del Greco

El Marqués compró los terrenos, los rehabilitó a la manera del siglo XVI y los donó al Estado para albergar este museo, que con las últimas renovaciones se ha convertido en un espacio singular.

En él podemos no sólo contemplar obras del pintor cretense, sino que también aprenderemos mucho sobre el modo de vida de la época. 

En este lugar muy probablemente se encontrara la residencia del tesorero del rey Pedro I de Castilla, Samuel ha-Leví y tras la rehabilitación del año 2011 podemos incluso pasear por el bello jardín y ver las cuevas mudéjares que eran parte de las caballerizas.



Estatua de Samuel ha-Leví frente al Museo del Greco





- El Hospital de Tavera


Este singular hospital, ejemplo del Renacimiento italianizante en España, pertenece a la casa ducal de Medinaceli que cuenta entre otros edificios con la magnífica Capilla del Salvador en Úbeda


El edificio, que se levantó fuera de las murallas de la ciudad de Toledo, se construyó por orden del cardenal Tavera para albergar un hospital para niños huérfanos. Ideado por Alfonso de Covarrubias, el interior con su maravilloso doble patio es realmente espectacular a la vez que sencillo. 

En la iglesia sobresale el sepulcro del cardenal, mientras que en la sacristía podemos ver obras de arte importantes. La colección del Museo de la Casa Ducal de Medinaceli se puede visitar con guía y en ella, sobre todo, destaca el curioso y algo peculiar cuadro de la "Mujer barbuda" de Ribera. Otro lugar que trasciende el "mero continente".

Hospital de Tavera





- Perderse por sus calles




Es obligatorio pasar por la Puerta de Bisagra, curiosear los jardines del Hostal del Cardenal, pasear de Zocodover a la Catedral y seguir hacia el barrio judío. Pero también conviene callejear por Alfileritos, ver las impresionantes iglesias de Santa Leocadia y de los Jesuitas y sentir a cada paso los que fueron dados hace cientos de años por personajes de nuestra historia.

Y es que Toledo es eso, un libro de historia abierto que puedes recorrer en el siglo XXI.





- Admirar la vista de la ciudad desde un cigarral



La impresionante vista de Toledo, con sus torres del Alcázar, Catedral e iglesias principales, es una de las postales urbanas más bonitas de España.  Toma el coche o un taxi y vete a algunos de los muchos Cigarrales, o casonas al otro lado de la hoz del Tajo para disfrutar la vista.

Podrás elegir entre el Parador de Turismo, el Cigarral de las Mercedes, el de Caravantes, etc. Hay muchas opciones para que disfrutes de un Toledo en la distancia.





- Conocer la Fundación Victorio Macho, uno de esos museos algo desconocidos y que merecen tanto la pena



En un museo algo desconocido en una ciudad con tanto para ofrecer. La cosa es que está a pocos pasos de las Sinagogas. En esta casa que fue taller y vivienda del escultor Victorio Macho, podrás admirar gran parte de la obra de un artista que retrató a los grandes de su época. Unamuno o Marañón están entre los retratados y también hay obras de una sencilla belleza como la escultura de su madre. 






- Hacer alguna visita guiada para conocer la parte menos conocida de la ciudad



Toledo está repleta de bellezas pero también de leyendas e historias interesantes. Si cada vez soy más partidaria de hacer visitas guiadas en las ciudades, para aproximarnos a ellas de la mano de conocedores del arte y la historia, en Toledo la oferta es inmensa y las visitas giran en muchas ocasiones en torno a la cara más desconocida de la ciudad. 


Como veis, Toledo una visita mayor a las habituales 24 horas que se hacen desde Madrid. Y en este post faltan lugares tan magníficos como el Hospital de la Santa Cruz o el Alcázar. Para descubrir esta preciosa ciudad, como mínimo se necesitaría un fin de semana tranquilo. 

No lo dudes, Toledo es una de nuestras mejores ciudades y no te arrepentirás de pasear por sus calles a la búsqueda de tesoros.



Si te han entrado ganas de visitar Toledo, reserva aquí tu hotel y contribuirás al mantenimiento del blog.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.

COLABORACIONES