13/2/19

Arquitectura en Estados Unidos: 10 edificios que han pasado a la historia

La arquitectura en Estados Unidos es mucho más rica y variada de lo que podemos pensar a priori en un país de corta historia. A lo largo de sus poco más de dos centurias ha sabido crear tipologías arquitectónicas nuevas, innovar con materiales diversos y adaptar estilos traídos de Europa. En este pequeño recorrido os voy a mostrar 10 edificios singulares (algunos son más un conjunto que un edificio en sí) que han pasado a la historia de la arquitectura.







10 edificios únicos en la arquitectura de Estados Unidos









1. Capitolio en Washington (1800)


El edificio símbolo de Washington y en parte de todo Estados Unidos es además una de las construcciones más antiguas del país. Se diseñó en torno a 1783 y fue construido en 1800 para acoger las Cámaras de Representantes y el Senado norteamericano.

El mismísimo George Washington puso la primera piedra durante una ceremonia de corte masónico y su construcción fue bastante lenta debido a problemas presupuestarios y escasez de mano de obra. Por deseo del pueblo se incluyó una galería de visitantes y tuvo que verse reducido el proyecto inicial a una sola ala (el ala sur fue añadida bajo el gobierno de Jefferson). Todo el Capitolio es un compendio de mirada al pasado romano para legitimar el futuro de Estados Unidos.

Sin duda un edificio neoclásico singular y simbólico como pocos, ya que representa arquitectónicamente a todo un país. 




Arquitectura EEUU Capitolio





2. Barrio Francés de Nueva Orleans (finales siglo XVIII y principios del XIX)

La zona denominada Barrio Francés o Vieux Carré es el origen de la ciudad de Nueva Orleans. En torno a esta singular arquitectura fue creciendo la ciudad. Hoy en día pertenece al National Historic Landmark.

De origen español (Nueva Orleans fue comprada junto al estado de Luisiana al gobierno español), se destruyó gran parte en un gran incendio en 1794 y se reconstruyó manteniendo parte del estilo español con toques de modernidad. Fue dañado durante las inundaciones provocadas por el Katrina (no tanto como otras zonas de la ciudad) y poco a poco ha ido recuperando en estos años su antiguo esplendor decadente.

Galerías de forja, estucos, edificios poco elevados y una sutil y grácil elegancia caracterizan a este barrio que destaca en un país en el que estamos acostumbrados a los altos rascacielos. Un toque "europeo" a la manera americana. 


Barrio Francés de Nueva Orleans





3. Quincy Market en Boston (1826)


En el centro de la ciudad de Boston hay una serie de edificios que nos remiten a su pasado histórico. Entre todos ellos destaca el bonito Quincy Market, que se levanta rodeado por moles arquitectónicas mucho más altas. 

Se construyó con la idea de dotar de cierta uniformidad al comercio de la zona y fue diseñado por Alexander Parris con fachada a modo de templo clásico. Hoy en día es destino gastronómico con puestos de comida de todo el mundo.

Una visita imprescindible que te trasladará a una época lejana en el tiempo.


Quincy Market Boston





4. Hotel del Coronado en San Diego (1887)

Este emblemático hotel fue construido en 1887 y pasear por él es hacerlo por un trozo de la historia de USA.

A finales del siglo XIX la ciudad de San Diego experimentó un boom inmobiliario y se pensó que sería buena idea levantar un alojamiento especial, tipo resort, en el estilo victoriano que se llevaba entonces. Se tuvo que traer madera de otros lugares del estado de California para poder levantarlo y también fue necesaria mano de obra china.

Desde el año 1977 forma parte del National Historic Landmark y en él se han rodado películas tan famosas como "Con faldas y a lo loco". Cuando lo visité hace muchos años, me pareció algo añejo, hoy en día ha sido reformado en distintas ocasiones para ponerlo al día y ampliar sus servicios.  Espero que no haya perdido ese encanto decadente que tenía.



Hotel del Coronado en San Diego





5. Alamo Square de San Francisco (1870-1929)


Entre finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX se levantó en la ciudad de San Francisco todo un conjunto de edificios emblemáticos de corte victoriano que se han convertido en santo y seña de la ciudad.

Construidos para la burguesía comerciante guardan una uniformidad que les ha hecho únicos: son edificios en madera, de tonos pastel, de pequeño tamaño, muy ornamentados y de finalidad residencial. 

Hoy en día podemos ver las "Painted Ladies" en gran cantidad de películas y series de televisión, y son una de las imágenes típicas de la ciudad californiana. 

Alamo Square San Francisco





6. Edificios de la Escuela de Chicago (a partir de 1880 aproximadamente)

El rascacielos tal y como lo conocemos hoy en día es una tipología arquitectónica propia de Estados Unidos. Fue clara consecuencia del desarrollo industrial y vino dado por la creación de los ascensores y el perfeccionamiento de las estructuras metálicas.

En el año 1871 el fuego arrasó la ciudad de Chicago. La desgracia dio lugar a la creación de un sinfín de rascacielos en el marco de la llamada Escuela de Chicago. El Home Life Insurance Building de Le Baron Jenny fue el primer edificio con estructura de acero. A este (que ya no existe) le siguieron otros muchos que hoy podemos contemplar en una de las ciudades más interesantes en cuanto a arquitectura en Estados Unidos.


Escuela de Chicago




7. Edificio Chrysler de Nueva York (1930)


De todos los rascacielos "clásicos" de Nueva York, este del Edificio Chrysler es mi favorito. Se innova en cuanto a materiales pero no en formas y buen ejemplo es este maravilloso rascacielos que sigue las tendencias "Art-Decó".

El diseño, de William van Alen, fue modificado poco a poco para ajustarse al presupuesto disponible, y lo más característico de él son las formas semicirculares que lo rematan, decoradas con triángulos y de manera escalonada. Las gárgolas que parecen estar dispuestas a volar se inspiraron en los diseños de los automóviles de la Chrysler.

La decoración del hall y de los ascensores en fina marquetería también está realizada en el estilo modernista delicado de todo el edificio. 



Edificio Chrysler Nueva York




8. Empire State Building de Nueva York (1931)


De toda la arquitectura en Estados Unidos, posiblemente el emblema sea este rascacielos archifamoso. Los hay más bonitos (para mi gusto), como es el caso del Edificio Chrysler antes mencionado, pero ninguno representa tanto a una ciudad como este enorme rascacielos.

Este mítico edificio fue levantado en 1931 y durante casi cuarenta años fue el edificio más alto del mundo. Más de 3000 trabajadores participaron en su edificación, entre ellos indios Mohawak que trabajaban en hierro como nadie.

Se abrió al público y al alquiler de oficinas justo en la Gran Depresión, con lo que muchas de sus plantas permanecieron cerradas y hasta los años 50 no fue rentable.

No hay visita a Nueva York que se precie que no incluya subir a su plataforma, aún teniendo que hacer cola delante de sus bonitos ascensores. Da igual, estar en ese mirador es un imprescindible de la ciudad y, aunque estés rodeado de turistas, te sentirás parte de alguna película más o menos clásica.



Empire State Building Nueva York





9. Casa de la Cascada (1936)

La llamada "Fallingwater House" o Casa Kaufmann es la obra maestra de Frank Lloyd Wright y posiblemente uno de los edificios más influyentes y hermosos del siglo XX.

Parece mentira que este ejemplo de la arquitectura en Estados Unidos fuera construido en 1936, teniendo en cuenta lo "moderna" que es. Se encuentra en Bear Run, en el estado de Pensilvania. Hoy en día es un museo y pertenece a dicho estado.

Cuando se pensó como residencia de la familia Kaufmann, justo donde ellos solían ir a descansar, se ideó para que surgiera de la misma naturaleza en la que estaba perfectamente integrada. Sus texturas recuerdan a las de su entorno y toda ella se distribuye en alrededor del núcleo de piedra. Las terrazas rectas se superponen casi tocando los árboles, y la luz entra a raudales.

La arquitectura orgánica, en perfecta armonía con la naturaleza, alcanza en esta maravilla su máximo esplendor. ¿A quién no le gustaría vivir en esta casa?


Casa de la Cascada






10. Edificio del Museo Solomon Guggenheim de Nueva York (1937)


La otra obra maestra neoyorquina de Frank Lloyd Wright es el edificio del Museo Guggenheim de la ciudad. Este edificio supuso la traslación del organicismo a la urbe y consiguió, al igual que con la "Casa de la Cascada", llevar a cabo una obra difícilmente superable.

Se trata de un edificio rupturista que poco o nada tiene que ver con los edificios tradicionales dedicados a la exposición de obras de arte. Wright pretendía que el visitante fluyera entre los espacios museísticos, que fuera dejándose guiar por el propio edificio y que la visita comenzara de arriba hacia abajo de manera natural, siempre sirviéndose del nexo de la escalera circular.


En definitiva, una joya arquitectónica muy original y vecina a Central Park. Un museo que a la vez es una obra de arte en sí mismo.



Museo Solomon Guggenheim Nueva York





Si te decides a realizar un próximo viaje para conocer alguno o todos estos edificios es importante disponer de internet en tu teléfono móvil. Tienes varias opciones de wifi gratis en Estados Unidos, a través de aplicaciones en el móvil que te dicen dónde hay puntos gratuitos o incluso comprando una asequible tarjeta SIM. Puede merecer la pena invertir una pequeña cantidad y no ir dependiendo de los puntos wifi; pero vamos, opciones hay muchas en un país en el que la arquitectura puede ser un punto clave a la hora de animarnos a viajar. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.

COLABORACIONES