18/7/16

55 cosas para hacer en Albacete recomendadas por albaceteños (segunda parte)

Inicié esta serie sobre 55 cosas para hacer en Albacete recomendadas por albaceteños hace ya dos meses y es el momento de continuar con este relato sobre las bellezas, cosas interesantes para hacer y sorpresas varias que da la provincia y la ciudad de Albacete a todo el que se acerque.

De nuevo guiada por los sabios consejos de amigos y vecinos de la ciudad, y sobre todo de la provincia (que yo conozco menos), recorreremos lugares históricos, naturales, culturales o ideales para hacer deporte. En la variedad está el gusto y de esto en Albacete sabemos mucho.



Si te gusta la cultura y la historia en el más amplio sentido.

En Albacete capital:


1. Pasea por un pasaje único y céntrico, el Pasaje de Lodares

Se trata de un edificio modernista emblema de la ciudad y que lleva el nombre de un alcalde de la misma. Tiene la cubierta de hierro y cristal a la manera de las galerías de las grandes ciudades de Europa de la época. Es bello en cualquier época del año y últimamente está lleno de vida con tiendas y cafés.



Albacete Pasaje Lodares


2. Asómate a la Posada del Rosario porque es de los pocos edificios del siglo XVI que se conservan en la ciudad. Tiene un patio con trazas góticas, mudéjares y renacentistas, y hoy en día funciona como sala de estudio universitaria a la vez que en dicho patio se representan obras teatrales, talleres infantiles, etc.

3. Plaza de Toros.  No soy taurina pero reconozco que el gran edificio de la Plaza de Toros de Albacete me llamó la atención por su color amarillo-cremoso y su originalidad. Tiene influencia mudéjar y fue construida a principios del siglo XX por Julio Carrilero.

4. Entra en la Casa de Hortelano que además de ser una belleza modernista alberga un museo dedicado a la Cuchillería, industria tradicional y principal de la ciudad de Albacete.


5. Pasea por el Altozano, el centro de la ciudad por excelencia. En esta bonita plaza verás el antiguo ayuntamiento, y entre flores y plantas, las reproducciones de la Bicha de Balazote, la Dama oferente del Cerro de los Ángeles y la estatua dedicada al Cuchillero, que va vestida tal y cómo solían hacer los cuchilleros que vendían navajas y cuchillos en la estación.

Albacete Altozano


6. Ven en febrero a la ciudad para disfrutar de su Festival de Circo. Se ha ido consolidando en los últimos años y en él podrás ver innumerables artistas de calidad procedentes de todo el mundo que muestran en el Teatro Circo lo mejor de su saber hacer.

7. El Centro Cultural La Asunción, en la pequeña calle de Las Monjas, guarda en su interior un doble tesoro: el claustro renacentista y la antigua iglesia, hoy sala de conciertos con un bonito artesonado y una acústica envidiable.

8. También es cultura la gastronomía. Venir a Albacete y comer mal es un pecado. Los sabores son fuertes y la materia prima, de la tierra y trabajada con originalidad. Podrás probar queso frito, atascaburras, cordero, moje, migas ruleras, caracoles, arroz con conejo, "Miguelitos" de La Roda, mantecados de Munera, etc.


En la provincia:

9. Pasea por uno de los pueblos más bonitos de la provincia: Chinchilla de Montearagón entre casas blasonadas, callejas en cuesta e iglesias renacentistas y barrocas. Además en él podrás visitar el Museo Nacional de Alfarería y ver sus curiosas casas-cueva que se introducen en la peña sobre la que se levanta el castillo que la corona.


Albacete Plaza de Chinchilla de Montearagón
Imagen de Jacilluch con licencia Creative Commons.


10. En Liétor, aparte de su impresionante localización natural que corta la respiración, descubrirás la bella y sorprendente ermita de Belén del siglo XVI y llena de pinturas al fresco de origen popular realizadas en el XVIII.
En el mismo pueblo, que como ves da para mucho, su iglesia parroquial dedicada a Santiago Apóstol cuenta con un estupendo órgano barroco y en él se realizan periódicamente ciclos de conciertos.

Albacete Ermita Belén Liétor
Imagen de Van Faretto con licencia Creative Commons


11. Si pasas cerca de Hellín podrás ver el Tolmo de Minateda, asentamiento de origen prehistórico donde se sitúa el mayor exponente de las civilizaciones que poblaron la zona. Fue habitado desde la Edad del Bronce y devastado por orden de Abderramán II.


12. En Lezuza ese encuentra el Yacimiento de Libisosa, que poco a poco ha ido rescatando de las profundidades de la tierra un lugar por el que pasaron los iberos, después los romanos y también población que se mantuvo hasta épocas medievales. Bajo el duro sol manchego, cada verano los profesores y estudiantes de Arqueología de la Universidad de Alicante trabajan para rescatar este enclave tan rico en restos y civilizaciones diferentes.

13. Muy cerca, en Tiriez, podemos hacer una visita al pasado reciente en el Museo Etnográfico de Tiriez. Un lugar para acercarnos a las tradiciones más ancestrales y que continúan hoy en día a través de las actividades agropecuarias, sin ir más lejos. La vida en el hogar, en la aldea o el cultivo del azafrán se muestran en este sorprendente lugar para viajeros curiosos.


14. En La Roda, pueblo importante e industrial situado a apenas 30 kilómetros de la capital, se levanta imponente la iglesia del Salvador. Es monumento histórico-artístico desde 1981 y desde luego lo merece por sus dimensiones y riqueza arquitectónica.


Imagen cedida a Ida y Vuelta por J. Temprado y M.J. Blanquer.


15. En el Centenario de la Segunda Parte del Quijote ¿por qué no seguir los pasos del caballero andante más famoso en sus lugares albaceteños? Munera, El Bonillo o la Cueva de Montesinos aparecen en esta obra maestra de la literatura universal.

16. Conocer el Patrimonio Industrial nunca está de más, ya que en él está el origen de nuestra industria. En Riópar, además de disfrutar de la belleza del entorno de la Sierra del Segura, podrás visitar el Museo de las Reales Fábricas de San Juan de Alcaraz. Creadas en 1772 por Carlos III, fueron la cuna de la artesanía del bronce en España. En este museo podremos conocer todo el proceso de elaboración y trabajo de este material.


Si lo tuyo son las tradiciones más o menos ancestrales:


17. La Feria de Albacete: es sin duda una de las celebraciones populares más famosas y antiguas de España y desde 1710 cuenta con el privilegio real de ser feria franca. En un principio especialmente dedicada al ganado, hoy en día todo aquel que quiera disfrutarla puede hacerlo entre el 7 y el 17 de septiembre en un recinto ferial único.





18. Las Tamboradas de Hellín y Tobarra: sorprenden al visitante por la gran cantidad de gente que se arremolina en los lugares más céntricos de estos dos pueblos para recordar de esta ruidosa manera la Pasión y Muerte de Jesús.


19. Conocer el pasado moruno de Almansa a través de sus fiestas de Moros y Cristianos, que se celebran cada año en el mes de mayo. No sólo en la provincia de Alicante hay este tipo de desfiles: muy cerca de Albacete, camino de Levante, eso sí, se conmemora una época de fronteras y conquistas.


20. La devoción por Nuestra Señora de Cortes que se manifiesta cada año en la romería de los días 7 y 8 de septiembre. Miles de romeros que vienen de todos los puntos de la provincia y alrededores acompañan a la imagen de la Virgen. La talla de María es una de las más antiguas de la provincia (probablemente date del siglo XIII) ya que está documentada la construcción de la ermita en 1222. El santuario de la Virgen de Cortes está en Alcaraz, y la Romería está declarada de Interés Turístico Regional.


21. La Semana Santa en Chinchilla: una de las celebraciones populares de la Semana Santa más reconocida de la provincia no sólo por las piezas que procesionan, sino y sobre todo por la belleza del lugar, con sus calles en cuesta y paisaje infinito.


22. El Carnaval en Villarrobledo y en Tarazona de la Mancha: fiestas de importancia reconocida a nivel Nacional y Regional respectivamente y que tienen gran raigambre en la zona, siendo de los carnavales de interior más famosos de España.

23. Alojarte o ir a tomar un café al Parador de Albacete, edificio situado a pocos kilómetros de la ciudad en un bonito entorno y que cuenta con la peculiaridad de ser un logrado remedo de una antigua quinta manchega encalada, con su patio y fuente y agradable interior.

24. Ver los diferentes chozos o cucos, construcciones sencillas habitualmente de piedra y pequeño tamaño que servían como cobertizo en el campo y que abundan en las tierras de Albacete.


Imagen de chozo de DnTrotMund con licencia Creative Commons.

Si lo que más te gusta es la naturaleza  y además no olvidas el deporte:


25. Recorrer la Sierra del Segura permite, además de visitar bellos pueblos, disfrutar de un paisaje único y de especies animales como buitres. En el comedero de Mingarnao se puede ver a estas inmensas aves cuando bajan a comer por la mañana o al caer la tarde.

26. Si te gusta el senderismo disfrutarás con senderos, trochas y demás lugares para caminar que hay por toda la provincia y cerca de la capital. La Vía Verde de la Sierra de Alcaraz quizá sea de los más destacados, ya que recorre 74 kilómetros desde Albacete ciudad y pasa, entre otros lugares, cerca del ya mencionado Santuario de Cortes.

27. Visita la Reserva Natural de la Laguna de Pétrola, en la que te quedarás sin palabras ante la belleza de los flamencos que viven en ella gracias a la salinidad de sus aguas.


Imagen de Txema Aguilar con licencia Creative Commons.

28. Acércate hasta Yeste, que además de bonito, cuenta con interesantes lugares para realizar escalada en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. Si no sabes, hay alguna que otra escuela para iniciarte en este deporte.

29. Realizar alguna de las rutas por la naturaleza que hay en la hoz del Júcar, en el norte de la provincia, en Jorquera. Está en proyecto la creación del Camino Natural del Río Júcar para recorrer las tres provincias por las que pasa el río.

30. Nada mejor que conocer los pueblos de la Sierra del Segura y de Alcaraz que siguiendo la "Ruta Amanecista" a través de los escenarios que aparecieron en "Amanece que no es poco" del director albaceteño José Luis Cuerda y que hace poco cumplió 25 años (no él, la película). El bancal, el sidecar de Resines y Ciges rememorado en una estatua y la plaza del pueblo son sólo algunos de los lugares que podrás conocer.

31. En el Circuito de Velocidad de La Felipa tienen lugar carreras a veces de lo más sorprendentes, como de camiones (bueno, cabinas de camiones) que cruzan la ciudad haciendo sonar sus bocinas.

32. Los balnearios de la provincia como el de la Concepción en Villatoya o el de Tus pueden ser una buena forma de desconectar y descansar después de unos cuantos días recorriendo la provincia.

33.  Uno de los pueblos que todo el mundo menciona es sin duda Alcalá del Júcar; es un pueblo de cuento que ha aparecido en algún anuncio como si fuera un belén y que tiene de todo, calles en cuesta, castillo, río, etc. Sin duda, de los más bellos de la provincia y de toda España.

Imagen de Alcalá del Júcar de encaso con licencia Creative Commons.


34. Si te gusta el vino y el proceso de elaboración no dudes en visitar alguna de las muchas bodegas que hay en la zona de La Manchuela que cuenta con denominación de origen propia y caldos de gran calidad.

35. Todo esto, como siempre, sin sus gentes no vale para nada; en los 16 años que llevo viviendo aquí he hecho grandes amigos que están en todo momento. Los albaceteños son gente amable y acogedora que te hace sentir en tu propia casa cuando llegas a su tierra. ¡Y aquí seguimos!


7 comentarios :

  1. Mientras se realizan estas visitas, al final de cada día, completarlo adentrándose en la novela del autor albaceteño Jose Lorenzo Honrubia "El color del dígito".

    ResponderEliminar
  2. Cristina, ya sabes para quien tienes que organizar una escapada a Albacete. Para demostrarnos de primera mano que todo esto es verdad y que hay tantas cosas que hacer. Qué si no lo veo, no lo creo. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je... en cuanto acabe la Feria, que empieza hoy y nos tiene entretenidos 10 días, me pongo con ello. Es una gran idea y además divulgaría de manera especial la ciudad y la provincia.

      Besos.

      Eliminar
  3. Solo he estado en Albacete de paso pero por lo que veo hay mucho que ver. Me gusta mucho además tu forma de relatar, desmenuzando pro números cada uno de los sitios y como dices al final, como siempre lo mejor es hablar con las gentes y que te cuenten su vida. Enhorabuena por la entrada. Saludos viajeros
    LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco. Yo recopilé las sugerencias de albaceteños y les di orden y contenido según me pareció para que quedara ameno y variado. Albacete es una gran desconocida y hay que ponerle remedio.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. No será por falta de lugares que ver que no merece la pena Albacte. Este pasaje, por cierto, está enmarcado en la tradición centroeuropea de este tipo de lugares. Me ha encantado!
    Espero poder visitar algún día Albacete y su provincia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Serás bienvenido, Jorge y verás que hay cosas tan bonitas como este Pasaje de Lodares que tan cerca tengo. Yo te haré de guía.

      Un saludo viajero.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.