29/5/17

Qué hacer en Venecia: 45 visitas por sus Sestieri

Venecia abruma con su belleza al visitante. No hay que tenerle miedo y conviene visitarla con calma. Hoy te traigo 45 lugares para conocerla barrio a barrio, sestiere a sestiere.

Desde San Marcos a Dorsoduro, pasando por Cannereggio y Castello, te traigo 45 visitas para llevarte una idea global de una de las ciudades más hermosas.



Qúe hacer Venecia vista



En el sestiere de Cannaregio:

Es el barrio más al norte de la ciudad y comprende la estación y los muelles que miran hacia las islas de la laguna.

¿De dónde viene su nombre? Se dice que o bien de la palabra "canne" o cañas que crecían hace siglos o de Canal Regio o real.

Hoy es un sestiere que conserva su autenticidad, desde el bullicio de la estación hasta los canales habitados por auténticos venecianos. Es un gusto pasear por sus calles y conocer lugares que muchos visitantes pasan de largo.

Aquí debes:

1. Llegar a Venecia en tren y salir de la estación para quedarse sin aliento: da igual si has estado o no antes allí. La salida de la estación al Canal Grande no puede ser más contrastada y hermosa. Pasar de las vías de tren a la calle más bella del mundo te dejará pasmado de cualquier modo.

2. Ver los mori del campo del mismo nombre: los campi son las plazas de la ciudad en la que la única Piazza es la de San Marcos. En esta plaza de Cannareggio vivieron los hermanos Mastelli llegados de Morea (Peloponeso), eran comerciantes de seda y se hicieron aquí un palacio con relieve de camello. Las figuras de los mori aún se pueden ver.


3. Ir a al Campo del Ghetto, con los edificios más altos de la ciudad: aquí vivía la comunidad judía de Venecia. Como no podían salirse de los límites impuestos a lo ancho, construían sus edificios a lo alto. Quedaron aislados por orden del gobierno veneciano y a la zona se le llamó guetto por la fundición que antes había en el lugar y que se llamaba en veneciano geto. Los colores de los edificios llaman la atención en esta plaza recoleta y a la que hay que acceder cruzando alguno de los puentes.

4. Conocer la iglesia donde se enterró a Tintoretto y que fue su parroquia, la Madonna del Orto: el gran maestro de la pintura veneciana vivió en Cannareggio toda su vida, una placa marca la casa que habitó. En la Madonna dell' Orto tiene descanso eterno y además, como en tantos otros lugares venecianos, dejó varias obras impresionantes.


5. Divisar la Isla de San Michele, el cementerio de Venecia, desde Fondamente Nuove, o lo que es lo mismo los muelles nuevos. En esta zona habitó Tiziano aunque su casa fue demolida. Desde aquí se pueden ver los Dolomitas al fondo y la isla de San Michele con sus cipreses.

6. Admirarte ante la pequeña joya que es Santa María dei Miracoli, a la que se llega callejeando por el barrio. Es mi iglesia favorita en Venecia y está casi desnuda en un interior pequeño, de una sola nave realizada en mármoles y con un artesonado impresionante. Es la favorita de los venecianos para casarse aunque tanta belleza puede distraer.


En el sestiere de San Marco:

Aquí está la Piazza, así que también está la mayor concentración de turistas, lo más caro de la ciudad y lo más bullicioso. No se puede obviar en cualquier visita a Venecia que se precie y siempre conviene visitarlo a diversas horas, ya que es muy distinta por la noche, cuando los visitantes de un día se han marchado y puede llegar a encontrarse casi vacía.

No puedes perderte:


7. Ir desde el campo Santo Stefano hasta la Piazza, un recorrido transitado y hermoso a partes iguales. Pasaremos por callejas estrechas, veremos iglesias tan impactantes como San Maurizio o San Moisè con impresionantes fachadas barrocas, contemplaremos escaparates de lujo y, al final, entraremos a la Piazza con la Basílica a un lado y el Palazzo Ducale a otro. No tiene pérdida y además no hay que perdérselo.

8. Ver el exterior del Palazzo Contarini del Bovolo: en el que sorprende al visitante la escalera exterior en espiral.

9. Entrar en el pequeño museo de la música que hay en la iglesia de San Maurizio. Este bonito templo barroco acoge una espléndida colección de instrumentos del siglo XVIII.

10. Callejear hasta la Fenice, el gran teatro de ópera que resurgió de sus cenizas en varias ocasiones.

11. Tomar un café en Florian: es una "turistada" que se paga cara, pero que merece la pena. Si es invierno conviene tomarlo en el espléndido salón interior y si es verano, en el exterior (aunque sin dejar de pasar al interior) con la compañía de la música de la orquesta que toca allí. El café será el más caro que te hayas tomado pero seguramente no lo hayas hecho en ningún sitio tan bello.

12. Pasear bajo los soportales de la Piazza: admirando cada detalle, cada vista insuperable y única desde los distintos ángulos.

Qué hacer Venecia paseo al atardecer


13. Fijarte en la Torre dell' Orologio: realizada en el Renacimiento, se alza sobre el arco de Mercería. El reloj, de esmalte azul y dorado, lleva los signos del zodíaco y las fases lunares. En lo más alto los llamados "mori" martillean la campana cada hora.

14. Llegar hasta la piazzeta donde dos columnas de granito se levantan enormes. Aquí se instalaba el patíbulo hasta el siglo XVIII, por lo que se dice que pasar entre ellas da mala suerte. Sobre una columna está el león de San Marcos, sobre la otra San Teodoro, el otro patrón de la ciudad.

15. Admirar con calma la fachada de la Basílica de San Marcos para descubrir infinidad de detalles curiosos en un templo exageradamente decorado, tanto por dentro como por fuera. Los cuatro caballos sobre la portada principal, los relieves del pórtico o las estatuas de los Tetrarcas en el lateral derecho son sólo algunos de ellos.

16. Hacer la visita de los Itinerarios Secretos del Palacio Ducal: porque te permiten no sólo ver lo más famoso e imprescindible, sino también conocer la intrahistoria del lugar, aprendiendo de la mano de un guía cómo se gobernaba la Serenísima, cómo se trabajaba en la maquinaria republicana desde las diferentes estancias de un palacio con una fachada bellísima, pero con un interior a veces siniestro.


En el sestiere de Castello:

Es el más grande de la ciudad y va desde San Marcos hasta Sant' Elena, cerca de donde se encontraban los antiguos astilleros del Arsenale. Allí se construyó la flota veneciana que dominó el Mediterráneo durante años.

No te puedes perder:

17. Ver el Ponte dei Sospiri por fuera tras haber pasado por dentro en la visita al Palazzo Ducale, si nos dejan los visitantes que se suelen agolpar aquí por las bellas vistas de la Laguna.

18.  Pasear por la Riva degli Schiavoni y entrar en el Danieli: esta calle está llena de gente casi siempre y su nombre viene de los comerciantes de Dalmacia (Schiavonia) que solían atracar en sus muelles. Aunque no nos alojemos, hay que asomarse al bonito hotel Danieli y admirar su patio interior.

Qué hacer Venecia entre la niebla


19. Visitar la Pietá: iglesia de significado para los amantes de la música de Vivaldi ya que muchas de sus composiciones las realizó para ser tocadas por la orquesta de huérfanas de esta institución.

20. Llegar hasta la iglesia de los Griegos: hay que callejear adentrándonos en el Sestiere. Allí, con su campanile inclinado y tras una verja junto al agua de un canal, nos espera una iglesia ortodoxa de bello interior.

21. Entrar en san Zanipolo, verdadero panteón de Venecia (junto con I Frari). La iglesia de los Dominicos impone de verdad con tanta maravilla de arte, tanta tumba de Dux y con unas dimensiones impresionantes. Se puede pasar un buen rato visitándola.

22. Contemplar al Condottiero Colleoni en su pedestal: la estatua de Verrocchio del capitán de mercenarios, con su gesto fiero parece indicar su enfado ante la trampa de la Serenísima que no la colocó en la Piazza de San Marcos como él quería. Pero aquí tampoco está nada mal.

Qué hacer Venecia estatua Condottiero


23. ¿Te has fijado en el Ospedale? Sí, el hospital de Venecia es ese precioso edificio que hay justo al lado de San Zanipolo. Pues pasa dentro y verás lo hermoso de su interior.


24. Llegar paseando hasta el Arsenal: las torres de la entrada son del siglo XVI, su época más boyante en la que llegaron a trabajar 16.000 obreros en él. Aquí se construían las enormes galeras venecianas y aquí estuvo la primera cadena de producción de Europa. Había todo tipo de talleres para la construcción de las naves.


En los sestiere de San Polo y Santa Croce:

Los dos barrios situados al oeste de la curva del Gran Canal son populares y guardan innumerables tesoros artísticos y vida de barrio. El mercado de Venecia se encuentra aquí, lo que lo dota de animación por la mañana cuando los puestos ofrecen de todo.

Te recomiendo:

25. Cruzar el Ponte de Rialto cuando haya poca gente, lo que es harto difícil. Innumerables tiendas, casi todas de recuerdos, se sitúan en el puente. Este es precioso desde lejos así que hay que buscar hueco en alguno de los muelles del Gran Canal para hacerle una buena foto.

26. Curiosear en los Mercados (en plural) del mismo nombre: muy temprano llega la mercancía en barcazas y se va repartiendo por la Pescherie o la Erberia.

27. Ver al "gobbo" di Rialto en un rincón del campo de San Giacomo di Rialto. La estatua del jorobado marcaba el lugar donde terminaba el recorrido por el que corrían molidos a palos los pequeños delincuentes desde la Piazza de San Marcos.

Qué hacer Venecia el Gobbo


28. Patinar en la pista sobre hielo que ponen en invierno en el Campo di San Polo. Eso si eres animado y no temes las caídas.

29. Visitar la iglesia de San Polo que pasa algo desapercibida con tanto jaleo por las estrechas calles. Lo más curioso es el Vía Crucis de Giandomenico Tiepolo.


30. Pasar un largo rato en la iglesia dei Frari (de los Franciscanos): siempre digo que en Venecia no hace falta entrar en museos, las iglesias lo son. Y este es el mayor ejemplo. Desde la Asunción de Tiziano, pasando por una madonna de Bellini o impresionantes monumentos funerarios. Sin duda una de las visitas más bellas de la ciudad.

31. Entrar en la Scuola Grande di San Rocco, donde Tintoretto dio lo mejor de sí, dejando tesoros artísticos inigualables para la posteridad y abrumando con el tamaño y la calidad de su pintura en otro lugar imprescindible para los amantes del arte.



En el sestiere de Dorsoduro: 

Situado a lo largo más que a lo ancho, se abre por un lado al Gran Canal y por otro a los Zattere. Reúne gran cantidad de galerías de arte y tiendas estilosas; últimamente se ha convertido en un barrio bastante elitista perdiendo algo de su esencia veneciana.

Aquí podrás:


32. Seguir los pasos de Katherine Hepburn en el campo San Barnaba. En la película "Locuras de Verano" caía al canal y siempre me acuerdo de la escena cuando he visitado Venecia.

33. Visitar un palacio que da al Gran Canal como Ca' Rezzonico: ejemplo de edificio suntuoso y dieciochesco en el que se empeñaron sus propietarios. Merece la pena recorrer sus estancias para ver como vivía una de las familias más ricas (en su momento).

27. Pasear por los Zattere: muchas veces bullicioso y en invierno melancólico paseo junto al Canal de la Giudecca.

28. Ver aunque sea de lejos el Squero di San Trovaso: lugar de reparación de góndolas, es verdaderamente curioso ver su aspecto tirolés, ya que los artesanos venían de los Dolomitas.

Qué hacer Venecia Squero San Trovaso


29. Visitar San Sebastiano para disfrutar de la obra de Veronés: escondida en lo más profundo del sestiere, esta pequeña iglesia guarda un tesoro artístico excepcional. Veronés desplegó todo su colorido en este lugar único.

34. Disfrutar con los artísticos escaparates de Dorsoduro: hay innumerables tiendas-galerías de arte con más o menos gusto. Pero realmente son muy entretenidas.

35. Visitar la Galería de la Accademia: un museo pequeño y con obras tan curiosas como la "Tempestad" de Giorgione o la obra satírica de Pietro Longhi.

36. Llegar hasta la Punta de la Dogana o aduana. Tendrás, si no hay niebla, una increíble vista de la ciudad y de la entrada al Gran Canal.

37. Admirarse de las medidas de la cúpula de la Salute. Hermosa iglesia, tanto por fuera como por dentro. Su interior octogonal es singular.


Y en general te recomiendo:


38. Entrar en alguna de las muchas legatorias artesanales que hay o en las tiendas de máscaras menos turísticas. Son tiendas que trabajan el papel de manera tradicional en un caso o que exponen lo mejor de la tradición carnavales veneciana, en el otro.

39. Callejear sin rumbo, aunque te pierdas. Acabarás llegando a algún lugar que te suene o, posiblemente al Gran Canal.

40. Recorrer con el vaporetto nº1 el Gran Canal. Es un medio barato y que te permitirá no dejarte medio sueldo en un paseo en góndola.

Qué hacer Venecia paseo en vaporetto


41. Subir a algún Campanile: bien el de San Marcos o el de San Giorgio Maggiore. El que prefieras, aunque la vista desde este segundo es la más emblemática y hermosa.

42. Comer pasta con frutos del mar, frutti di mare. La pasta con calamares o con mejillones está buenísima. Recuerda que Venecia está al lado del mar y que son especialistas en pescado.

43. Cruzar a San Giorgio Maggiore: no sólo por la vista, merece la pena pasear por esta pequeña isla.

44. Si quieres playa vete al Lido: decadente y con reminiscencias cinematográficas, aún hay casetas para bañistas. Parece de otra época.

45. Visita alguna isla de la Laguna: ¿por qué no Torcello en vez de las famosísimas Murano y Burano?


Disfruta con calma esta ciudad. A veces parece un escenario de puro irreal que es, pero si te adentras en su interior hacia lo más popular y menos masificado descubrirás que aún conserva  todo el encanto de las ciudades vividas por sus habitantes.

6 comentarios :

  1. No es extraño que pasen los años y Venecia continue siendo una de las ciudades con más encanto. Nos muestras un montón de propuestas y es que esta ciudad merece ser recorrida en calma. No sabía que había una pista de hielo! Choca bastante, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la ponen unos cuantos días durante la Navidad en el Campo de San Polo. Y por cierto, es bastante grande pero como la plaza lo es, no desentona. Eso sí, hay que saber que está allí porque no es de las zonas más turísticas de la ciudad.

      Hay cientos de cosas interesantes para hacer en la ciudad de los canales.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Vaya recorrido de lo más completo que has hecho de la ciudad de los canales. Me han entrado unas ganas enormes de volver y eso que lo tengo reciente. Lo mejor en esta ciudad es dejarse sorprender callejeando. Mi curiosidad nos llevó a entrar en el Ospedale, sólo porque me pareció que esa fachada tan bonita debía de contener algo digno de ver.
    Tengo que volver para visitar alguna iglesia a la que no llegamos a ver abierta por el horario.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Mar. Venecia siempre hay que recorrerla con calma, porque cada rincón es único y bello. Es un "no parar" de asombro. Y el Ospedale es hermosísimo por fuera y hasta que uno llega a la zona de consultas donde es como cualquier hospital, pero da gusto verlo. Ese rincón de la ciudad es de mis favoritos.

      Un beso fuerte.

      Eliminar
  3. Hola Cristina,
    Jajaja... me ha hecho mucha gracia lo de perderse por los calles... nosotros lo hicimos al pie de la letra. Llegamos por la noche y estábamos súper motivados (queríamos ver la Piazza San Marco de noche, sin gente). Sin pensarlo dos veces seguimos las flechas que hay pintadas en las paredes dirección a la Plaza hasta que llegamos, hicimos las fotos y vuelta al hotel... y... Ejem... ¿cómo íbamos a volver al Hotel si no había flechas en dirección al Hotel? Pues sin mapa, empezamos a dar vueltas y más vueltas, estuvimos totalmente perdidos hasta que encontramos a un buen hombre de Senegal que vendía bolsos y, gentilmente, nos acompañó a nuestro hotel!
    Fuera de anécdotas, me encanta la segmentación que has hecho por distritos, así es imposible perderse nada!

    Un abrazo!

    Muakis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que...¡es tan fácil perderse en Venecia! Pero da gusto, la verdad. Es un lugar algo mágico e irreal, tiene mucho de escenografía y a veces parece mentira que exista.

      Si tengo que elegir una ciudad para perderme, que sea Venecia.

      Un abrazo.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.