11/7/14

Mis imprescindibles de... Buenos Aires

Dentro de pocos días se cumplen 11 años de nuestro primer, porque espero que no sea el último, viaje a Argentina. Fueron dos semanas estupendas, en uno de los mejores viajes que hemos hecho y que nos permitieron conocer un poco ese espléndido país, tan variado en sus paisajes y tan cercano en sus gentes.

Hoy, volviendo la vista atrás y teniendo en cuenta los cambios en la geografía de la bella Buenos Aires, que ha innovado en los últimos tiempos cambiando las imagen de algunas zonas, recorro con la memoria mis lugares imprescindibles de esta gran capital.


1. El Microcentro: en la gran megalópolis que es esta ciudad, destaca esta zona que, abarcando varios barrios (Montserrat y San Nicolás), engloba avenidas, plazas y calles famosas por su historia, su nombre o su fisonomía.

Imprescindibles Buenos Aires Microcentro


El viajero que para en Buenos Aires no debe perderse la Plaza de Mayo, que cuenta con la sede de la presidencia del gobierno, la Casa Rosada y con la Catedral Metropolitana, que sorprende por sus hechuras neoclásicas y por estar rodeada de edificios mucho más altos y modernos.

En los alrededores de esta Plaza están algunas de las calles más emblemáticas de la ciudad. Así la bella Avenida de Mayo, bordeada por árboles y con edificaciones modernistas a cual más bella, que hacen que te sientas por un momento en París, en un París de allende los mares.

La enorme y anchísima Avenida 9 de Julio, con su imponente obelisco, intenta poner orden en el tráfico de la ciudad, y cuenta con algunos edificios especialmente interesantes, como el Teatro Colón, importantísimo teatro de ópera que merece la pena visitar.

La calle Florida, peatonal y muy comercial, atrae al visitante y al foráneo con sus librerías, sus tiendas y con las bonitas Galerías Pacífico. Cerca de allí, la Avenida Corrientes está llena de teatros y de cines; en su recorrido se cruza con la 9 de Julio, precisamente allí donde se sitúa el obelisco.

2. Puerto Madero: se ha ido convirtiendo en los últimos años en una de las zonas más exclusivas de Buenos Aires. Está muy cerca del Microcentro, justo detrás de la Casa Rosada y permite estar en contacto con la naturaleza, ya que por allí pasa el Río de la Plata y además cuenta con una reserva ecológica.

Es Puerto Madero la zona que más ha cambiado en estos años. Se han construido grandes rascacielos y un puente, el llamado Puente de las Mujeres, cruza el río. A la vez, varios hoteles de lujo se sitúan aquí, un lugar apartado del bullicio del Microcentro y también muy cercano.

3. San Telmo: es esta una de las zonas que más me gustó de Buenos Aires. En ella queda el regusto de la ciudad colonial y tiene un encanto especial que se encuentra en cada esquina de sus calles empedradas, en sus músicos callejeros (muchos de ellos tanguistas), en sus pasajes sorprendentes y en sus anticuarios.


Tango en San Telmo
Tango en San Telmo.

En un paseo por el barrio no hay que perderse la plaza Dorrego y su mercadillo dominical de antigüedades, el Pasaje de la Defensa (y la calle que le da nombre) y la Casa Mínima, de tan sólo 2,2 metros de ancho.  Sin duda, San Telmo hay que pasearlo y disfrutar de su ambiente, tan particular, tan atractivo.

4. La Recoleta: es el barrio más elegante de la ciudad, con un montón de calles señoriales, edificaciones bonitas y quizás una de las visitas más recomendables de la ciudad: el Cementerio de La Recoleta. Es este un lugar bellísimo que tuvimos la suerte de visitar acompañados por un guía estupendo y entusiasta que nos enseñó lo más destacado, que es mucho. En él están enterrados personajes de la sociedad porteña, personajes históricos como Eva Duarte de Perón y anónimos que compiten en la belleza de sus bóvedas o panteones.


Tumba de Rufina Cambaceres
Tumba de Rufina Cambaceres.

Frente a este bello lugar, se encuentra un café emblemático de la ciudad, La Biela, donde tomarse un café tranquilo y acompañado de las esculturas de Borges y Bioy-Casares. Es agradable pasear por este barrio exquisito, lleno de mansiones algunas de las cuales albergan hoteles históricos como el Alvear Palace o el maravilloso Duhau Palace de Hyatt que nos traslada al París más elegante.

5. Cerca de Recoleta está Palermo. Junto con Retiro forman los tres el Barrio Norte, lugar residencial de las clases adineradas bonaerenses. Sin embargo, hoy Palermo es otra cosa, y contrasta enormemente con la cercana Recoleta, especialmente en la zona denominada Soho, lugar de comercios originales, restaurantes con buen precio (hace 10 años), y casitas bajas y coloridas: las llamadas "casas chorizo", con un pasillo largo y estrecho que dividía el edificio en diferentes viviendas.


Palermo
Calle Gurruchaga en Palermo Viejo.


6. Para los amantes del tango, como José-Javier, era imprescindible acercarse a Abasto, el barrio en el que creció el gran Carlos Gardel y donde se encuentra su Casa Museo. El Morocho del Abasto cuenta también con una estatua frente al antiguo recinto del mercado que dio nombre a la zona.


7. El barrio de los emigrantes italianos por excelencia es La Boca. Situado junto al primer puerto de la ciudad, es famoso en todo el mundo por sus coloridas casas de chapa, su calle Caminito llena de artistas y el famoso estadio del Boca Juniors.


Calle Caminito



8. Qué sería de Buenos Aires sin esos cafés estupendos, históricos y bien conservados... Hay muchos y famosos, nosotros visitamos dos: el Tortoni y La Biela. El primero está en la bonita Avenida de Mayo, muy cerca de la plaza del mismo nombre, y lo alberga un edificio modernista. Fue lugar de reunión de la intelectualidad del siglo XX y aún hoy conserva el sabor de los sitios muy vividos.

En La Biela
Ante el café La Biela en La Recoleta.


La Biela se sitúa frente al cementerio de La Recoleta, haciendo chaflán, y allí pasamos un agradable rato después de la visita al camposanto con nuestro guía. Por entonces sólo estaba la figura de Borges, sentada a una mesa, ahora lo acompaña su amigo Bioy-Casares.

9. Si nos gustaron los cafés, tanto o más nos gustó y nos llamó la atención la gran cantidad de librerías que hay en la capital argentina. El paseo por la calle Florida, habitual para nosotros porque estaba cerca de nuestro hotel, solía incluir visitas a las diferentes librerías. Además nos encantaba que muchas de ellas contaran con cafés para ojear los libros mientras tomábamos algo. Esta idea, poco a poco se ha ido poniendo de moda en España, pero allí ya era frecuente.

Nos perdimos, sin embargo, la maravillosa librería El Ateneo Grand Splendid, en el barrio de Recoleta, situada en un antiguo teatro y perteneciente a un importante grupo de librerías que hay por toda la ciudad; ésta es especialmente bella y fue una lástima que no la visitáramos. Una razón más para volver a Buenos Aires.

10. Una de las razones para elegir Argentina como destino fue la comida. Sabíamos que se comía bien, pero disfrutamos de lo lindo en los estupendos restaurantes porteños: en Puerto Madero, en Palermo Viejo, en todas partes. Recuerdo especialmente la maravillosa carne, las empanadas criollas y los chorizos (que tanto disfrutamos luego en Salta y Jujuy), y ya en los postres los panqueques y el dulce de leche...¡qué hambre me está entrando!



11. Si podéis, no dejéis de asistir a alguno de los muchos espectáculos que hay en la capital argentina. Puede ser de ópera en el Teatro Colón, un gran templo de la lírica. Puede y debe ser de tango, y aquí conviene buscar algo lo más genuino posible, aunque no sea en grandes escenarios, merecerá más la pena que el típico montaje para turistas que vimos nosotros y que nos dejó mal sabor de boca.

Nos resarcimos, sin duda, con la oportunidad de ver a nuestros queridos Les Luthiers en el Teatro Gran Rex, uno de los más emblemáticos de la Avenida Corrientes. A la salida, aún mejor, pudimos charlar un rato con el maestro Carlos Núñez Cortés sobre lo que habíamos visitado ya en Argentina y lo que nos quedaba por conocer.


Con Carlos Núñez Cortés
Con Carlos Núñez Cortés en el Gran Rex.
12. Sus gentes: amables, serviciales, conversadoras, ocurrentes... Si siempre, en cualquier destino turístico el carácter del pueblo receptor hace mucho, aquí lo tienen ganado. Los porteños son acogedores y cálidos, siempre dispuestos a la charla, siempre agradables. Tienen un no se qué, mezcla de italianos y españoles, y con mucho de ellos mismos que nos hizo sentir estupendamente y no sólo en Buenos Aires, sino en todo el país.


Por todo esto que hoy recuerdo 10 años después, mis imprescindibles de Buenos Aires, se entenderá que sea una de mis ciudades favoritas, una de las 10 ciudades a las que me gustaría volver.  La recuerdo atractiva, con espacios curiosos, apabullante en su enormidad y cálida a pesar de su invierno austral.

Fue una ciudad que me cautivó durante esos días y que hace que quiera volver, ojalá más pronto que tarde, a "Mi Buenos Aires querido".


Recomendación musical para Buenos Aires:
Aunque suene algo tópico, qué mejor que llenarse de tangos con el más grande, el que "cada día canta mejor", escuchando alguna de sus antologías.

19 comentarios :

  1. hermoso el post, un lindo recorrido, creo que falta alguna foto de los ricas asados, pizzas o empanadas jajaj pero me encanto el gesto del Les Luthiers que buen recuerdo
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ale. La verdad es que no se me ocurría en aquella época hacer fotos de ese tipo, a la rica comida de allá. Tampoco pensaba entonces que iba a tener un blog algún día...

      Les Luthiers no podían faltar. Somos fans desde hace mucho tiempo y los hemos visto en Madrid y en Salamanca. La oportunidad de ir a una actuación en su tierra hizo todavía mejor nuestra estancia en Buenos Aires.

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
  2. Hola :)
    Tenemos muchas ganas de Argentina y leyendo tus artículos aún nos han entrado más... Quizás nos animamos para el año que viene.
    Siempre nos frena que los vuelos internos son muy caros pero seguro que merece la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Meritxell: no os arrepentiréis ya que es un país precioso y Buenos Aires una ciudad muy interesante y llena de vida. Me alegro de que te haya gustado el post.

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar
  3. Ida y Vuelta...ya les dejé mensaje en Twitter, me encantó este post... En nombre de mi querida ciudad: Muchas gracias por hacerlo! Próximamente también presentaré en mi nuevo blog a mi ciudad, pero tu mirada de Viajera... es genial!!!
    Aquí para cuando regresen ya cuentan con una amiga.... serán bienvenidos!!
    Saludos viajeros...
    Lilián Viajera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Lilián, sobre todo porque eres porteña y has visto cómo nos gustó y disfrutamos tu linda ciudad. Para repetir, sin duda más de una vez.

      Un abrazo fuerte.
      Cristina.

      Eliminar
  4. Chicos, que grandes!!, pudieron hablar con el maestro Núñez!, Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja...el maestro Núñez es encantador y allá nos recibió estupendamente interesándose por lo que habíamos visto de Argentina y mostrándonos programas de conciertos en España. En 2011 los vimos de nuevo en Madrid y espero que próximamente tengamos de nuevo la oportunidad.

      Un saludo y gracias, Fernanda.

      Cristina.

      Eliminar
  5. Hermoso post! soy porteño y a mi mujer y a mí nos gusta llevar a pasear a los visitantes que vienen a nuestra ciudad. Así que Cristina, para la próxima que anden por acá nos avisan daniel@piedecasasyasoc.com.ar y organizamos algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Daniel, por tu amabilidad. Me alegro de que te haya gustado el post. Lo escribí con todo el cariño que siento cada vez que me acuerdo de Buenos Aires. ¡Cómo la disfrutamos!

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar
  6. Acá te Tomás un colectivo y vas durmiendo toda la noche, la Patagonia es hermosa con horas de nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pendiente tenemos Patagonia, no creas. Y cuando volvamos lo haremos con nuestro peque que en 2004 no existía aún. Le encantará Argentina, estoy segura.

      Un saludo.
      Cristina.

      Eliminar
  7. Hemos vuelto a Buenos Aires leyendo este post. Gracias :)

    ResponderEliminar
  8. De Buenos Aires me han hablado maravillas, pero nunca he profundizado en ella. No sé, quizá no la tenga tan presente como otras ciudades. Sin embargo, de tus imprescindibles y, teniendo en cuenta mí personalidad, creo que me encantaría San Telmo y La Boca. Esas callejuelas, las casas de colores, el contraste de culturas, etc eso me gusta y me has trasmitido

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Mi sitio favorito es la calle La Valle, sin duda. Ahí puedes encontrar de todo, desde parejas bailando tango a cambio de unas monedas, hasta señores de traje de camino al trabajo. Es un vivero humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Iván, es un lugar de mezcla increíble.

      Eliminar
  10. Magnífica recopilación de imprescindibles en Buenos Aires. Nos guardamos todos los datos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y habría muchos más...Buenos Aires da para varias visitas y cada zona tiene su encanto. Yo, eso sí, me enamoré de San Telmo y de Recoleta. Muy diferentes y muy atractivos.

      Espero que disfrutéis tanto esta ciudad como lo hice yo hace ya muchos años.

      Un abrazo.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.