22/10/14

Qué hacer... 24 horas en Carcassonne


Durante las vacaciones de verano de 2013 pasamos 10 días en el sureste de Francia recorriendo varias ciudades. La segunda parada de la ruta fue Carcassonne, la ciudad cátara que recibe al visitante llegado en tren en una estación situada junto al Canal du Midi.

Teníamos ganas de llegar hasta allí y visitar su ciudadela. Como luego íbamos a Avignon, nos venía bien porque no nos desviaba de la ruta, ferroviaria, que íbamos a hacer. Además queríamos pasar una noche en ella para disfrutar de sus calles a la caída del sol y verla de buena mañana cuando los turistas se marchan, o aún no han llegado.


A continuación os doy unas cuantas ideas para disfrutar de Carcassonne, como nosotros, en apenas 24 horas. Es una visita basada fundamentalmente en la ciudadela medieval y sus múltiples atractivos.

1. Al llegar a la ciudad bien en coche, bien en tren, conviene saber que no se puede entrar en la ciudadela medieval con vehículos. Así que en la estación cogimos un taxi que nos llevó al aparcamiento, fuera de las murallas, donde nos recogió una furgoneta del hotel.

24 horas en Carcassonne



El entusiasmo de Javier ante el despliegue de almenas y murallas fue tal que sentenció: "aquí tenemos que venir a pasar todas las vacaciones el año que viene". Por supuesto no ha sido así, aunque reconozco que el lugar es espectacular.

2. Organizando el viaje teníamos más o menos claro que queríamos dormir intramuros, dentro de la ciudadela. Hay muchos alojamientos en la parte baja de la ciudad, pero no tantos arriba y además se aprovechan y son caros. 

Nosotros estuvimos en el hotel Le Donjon situado en todo el meollo de la ciudad medieval y a dos pasos del Castillo. Como tardaban en preparar la habitación, nos fuimos a dar una vuelta y comprar la entrada de la visita al Castillo y las Murallas, cosa que conviene hacer con antelación, ya que estuvimos bajo un sol de justicia más de una hora para comprarlas.


3. Después de comer y tras "tomar posesión" de nuestra habitación en el hotel, nos fuimos a visitar el Castillo Condal y las Murallas de Carcassonne. Son parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y muy restaurado por Viollet-le-Duc durante el siglo XIX. 

Conservan a pesar de todo la esencia de las fortalezas medievales y hacen ver al visitante lo que pudo ser aquella enorme edificación que dominaba la ciudad y que, a pesar de su tamaño, no pudo hacer frente al sitio impuesto por Simon de Monfort durante la llamada Cruzada Albigense.

Cadalso o galería de madera que completa la defensa del castillo y por donde se podían disparar flechas. Al fondo, torre de la caserna.

De la visita al Castillo destacaría el patio de honor, el recorrido que se hace a través de los caminos de ronda que lo rodean y traspasando la muralla se internan en la ciudadela medieval, y la posibilidad de ver en las salas habilitadas para ello, algunos restos originales de la edificación primigenia como ménsulas, estatuas y algunos frescos.

Carcassonne ciudadela y alrededores




Toda la construcción forma un auténtico compendio de elementos de arquitectura defensiva: murallas, torres del homenaje, poternas, caminos de ronda, cadalsos, casernas, etc. Se recorre con tranquilidad, admirando las vistas que ofrece de la ciudad de Carcassonne y de la ciudadela medieval, en la que es reina y señora.


4. Como esa tarde de agosto hacía calor en Carcassonne aprovechamos la oportunidad que daba el hotel Le Donjon de disfrutar de la piscina de la joya hotelera de la ciudad: el Hotel de la Cité. Está situado este bello (y caro) alojamiento entre la muralla y la catedral, y su piscina se encuentra en un oasis de verdor relajado, con tumbonas y un muro de la catedral recordando la historia presente en cada rincón de la ciudad medieval.

Piscina Hotel de la Cité
Refrescándonos en la piscina del Hotel de La Cité.

5. Tras esa pausa tan agradable había que visitar la antigua catedral, estábamos al lado y si esperábamos más la iban a cerrar, así que pasamos a San Nazario. Es un bonito ejemplo de la arquitectura gótica meridional que completa una parte románica del siglo XII. En el transepto destacan los vitrales y rosetones góticos. 

También en el resultado actual de la construcción se deja ver la mano de Viollet-le-Duc y su gusto historicista. En la actualidad ya no es esta iglesia la catedral de Carcassonne, perdió esta prerrogativa en favor de San Miguel en la ciudad baja.

24 horas Carcassonne



6. A la caída de la tarde se notaba mucho que los turistas de un solo día abandonaban la ciudad medieval de vuelta a casa. Las callejas estrechas se hacían más transitables y poco a poco las tiendas iban cerrando, aunque algunas de ellas se quedaban abiertas hasta muy tarde. Paseando cerca de las murallas la vista de la ciudad baja con la Bastida de San Luis era espectacular. Esa parte la tendríamos que dejar para otra ocasión ya que nuestro tiempo en Carcassonne se limitaba a un día.


7. Después de cenar en una terraza tuvimos la oportunidad de volver a entrar en el Castillo Condal para asistir en el patio de honor a un montaje audiovisual muy bien hecho sobre la historia de los cátaros, su búsqueda de un religiosidad más pura y la Cruzada a la que fueron sometidos, más por razones políticas que de fe. Una bonita manera de terminar este "medieval" e intenso día.




8. A la mañana siguiente, tras un estupendo desayuno en nuestro hotel, y mientras esperábamos el taxi que nos llevaría a la estación, dimos un pequeño paseo por los alrededores para disfrutar de una ciudadela diferente, casi vacía y sin la leve sensación de parque temático que tuvimos en algunos momentos del día anterior.

Atrás, desde el taxi, veíamos la ciudadela en lo alto como un castillo de cuento preparado para acoger a sus nuevos visitantes. A nosotros nos esperaba otro destino y con cierta pena abandonamos esta bonita ciudad irreal que recuerda en cada rincón su glorioso y tremendo pasado.


Lecturas de otros POSTAMIGO que os pueden interesar:


La Cite (Carcassonne) ciudad Medieval de Volandovoyviajes

Carcasona, un viaje mágico a la Edad Media de A un Clic de la Aventura
3 dies per Carcassonne i el pais catar de Viatges Pedraforca


10 comentarios :

  1. Precioso lugar! Nosotros hemos estado 2 veces. Una lo combinamos con la Abadía de Fontfroide y otra, con Sigean.
    Estabas alojada en el hotel? Wow!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros nos alojamos en el hotel Le Donjon, que debe ser de la misma propiedad que el de La Cité porque podías ir a bañarte en la piscina del segundo sin estar alojados. Es una pasada de hotel, el de La Cité, pero caro de morir. Me quedé con ganas de visitar la Abadía de Fontfroide pero no había tiempo ya que al día siguiente partíamos para Avignon.

      Otra vez será!!

      Eliminar
  2. ¡Qué bonita Carcassonne! Estuve dos veces con el instituto pero me gustaría volver para verla mucho mejor y vivirla de otra manera. Tu entrada me será muy útil entonces :)

    ¡Un abrazo!

    Carol (Ameseros Viajeros)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carol. La verdad es que es un lugar sorprendente, por el emplazamiento y sobre todo por el encanto medieval que ha conservado aunque a veces esté demasiado llena de gente.

      Saludos viajeros.
      Cristina.

      Eliminar
  3. Muy buen relato y fotos!
    Nosotros como teníamos auto de alquiler, elegimoa un chambre d'hôtes (Bed 6 Breakfast) con una hermosa vista sobre las murallas... Inolvidable Carcassonne. Gracias por el recuerdo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Enrique. Me alegro de que te haya gustado. Como íbamos en tren haciendo la ruta por el sureste de Francia, elegimos un hotel en la parte alta, en la ciudadela. La verdad es que son caros pero mereció la pena estar dentro por la tarde-noche cuando los turistas de un solo día se marchaban. Es un lugar de cuento y como tal hay que verlo ya que creo tiene algo de irreal; eso sí merece la pena visitarlo.

      Me alegro de que te haya traído buenos recuerdos.

      Un saludo.
      Cristina.

      Eliminar
  4. Cristina, veo que pasasteis 10 días ¿podrias decirme el recorrido que hicisteis porfa? y lo más importante ¿es posible hacerlo solo en tren?
    Gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mira el recorrido que hicimos fue: avión a Toulouse desde Madrid (2 noches)- tren a Carcassonne (1 noche)- tren a Avignon (dos noches), tren a Aix-en-Provence (3 noches)- tren de vuelta a Toulouse (1 noche)- avión a Madrid.
      Los trenes fueron diversos, según precio y trayecto. En general eran normales pero te diré que el de vuelta Aix-Toulouse al ser el trayecto más largo, fue un TGV de alta velocidad. El resto, si no recuerdo mal trenes normales pero cómodos y muy, muy puntuales. Mira la web: http://www.sncf.com, en ella vienen todos los horarios y tarifas, pueden variar mucho en función de la hora, el día etc.. Me llevó tiempo preparar la ruta pero mereció la pena.

      Gracias a ti por leer Ida y Vuelta.
      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Cristina, eres muy amable !!!

      Eliminar
    3. Encantada de poder ayudarte.

      Gracias por leer el blog.

      Buen fin de semana.

      Cristina.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.