2/12/14

Charla con Sixto Castro, un fraile filósofo y viajero

Cuando empecé a dar vueltas a la idea de realizar entrevistas para el blog, siempre pensé que lo ideal sería hacerlas a personas a las que les guste viajar, vivan de los viajes o el viaje sea parte de su vida de una u otra forma.

Mi amigo Sixto Castro es viajero por gusto y por trabajo. Siempre estamos de guasa con él diciéndole: “¿dónde te vas y cuándo?”. Me da sana envidia cada vez que me contesta. Es pues, una persona ideal para responderme en una entrevista sobre el gusto de viajar, el arte de viajar y la pasión de viajar.

Nos conocemos desde hace más de 20 años y en los viajes que hace tiempo tuve ocasión de hacer con él, comprobé que es un excelente compañero de viaje, lo cual es mucho decir, ya que en los viajes sale lo mejor y lo peor de cada uno. Será que tiene pocas cosas malas, ya que lo recuerdo siempre de buen humor, haciendo bromas incluso en momentos de cansancio y agotamiento.




Times Square
Times Square, 1995.

Sixto es asturiano (de Cangas del Narcea), profesor de Estética en la facultad de Filosofía de Valladolid, tiene un blog estupendo y además es fraile dominico. Estas cosas imprimen carácter, buen carácter en su caso. Hoy es el primero que, animado por mí, qué pesada soy, ha accedido a contestar unas cuantas preguntas sobre el Viaje.

No paras nunca, bien por trabajo, bien por vacaciones. ¿A qué lugares vas ir en lo que queda de 2014?

Ahora mismo te contesto desde Nueva York. Y dado que vuelvo a España en navidades, creo que no voy a ir ningún sitio más este año… Espero. En realidad, estoy aquí en la universidad de Columbia haciendo una estancia de investigación, pero por suerte, la ciudad permite combinar de maravilla el negocio con el ocio.

Hablando de viajes por motivos laborales (conferencias, charlas, clases…): ¿a qué sitios prefieres ir?, ¿en qué países te sientes más cómodo cuando vas a trabajar? 

Me gusta mucho EE.UU., no cabe duda. Me gusta la gente, me gusta el estilo. Y las universidades tienen unos medios impresionantes y son extremadamente acogedoras con los investigadores y profesores invitados. Y cerquita, México. He ido en muchas ocasiones y me fascina. Es muy distinto de Estados Unidos, qué bobada. Pero tiene lo que tiene, que es mucho.


Death Valley
Death Valley, California.


¿Eliges los destinos en los que vas a trabajar teniendo en cuenta la forma de vida del lugar, trato al extranjero etc..? o más bien, ¿no te importa demasiado y te animas a cualquier sitio? 

El destino elige los destinos. Cuando viajo por trabajo, que es la mayoría de las veces, es porque me llaman o me invitan. Pero cuando puedo elegir, como es el caso actual, en el que podía solicitar mi estancia en una universidad de calidad, me vengo a este lado del Atlántico.


En cuanto a los viajes por ocio, ¿qué razones te hacen inclinarte por un destino u otro?

Por ocio, aunque parezca lo contrario, viajo menos. Lo bueno de los viajes de trabajo, como tú los llamas, es que siempre quedan algunos días libres –sobre todo si implican cambiar de continente– para ver alguna cosa. Y cuando puedo hacer algún viaje de estos de “puro ocio”, lo que prima es que pueda estar a mi aire, supongo. Nada organizado y a la aventura. Y eso no se puede hacer en todos los sitios.

¿Cómo organizáis las rutas por USA de los últimos años? Lleváis todo previsto u os dejáis llevar por las circunstancias del día. 

Este es un secreto a voces, sí. En realidad viajo con un amigo que es un excelente compañero de viaje. Llevamos la planificación general, es decir, un recorrido genérico de lo que queremos ver, la intención global, por así decir. Y cada día tomamos las decisiones de lo que vamos a hacer al día siguiente. Así de simple. Y de recomendable.


Horshoe Bend
Horseshoe Bend, Arizona.


Tus mayores decepciones viajeras (esperabas mucho de un lugar y no te gustó). 

No creo haber tenido ninguna gran decepción. Nunca he dicho un “oh” de esos que se dicen dejando que la voz caiga hasta los pies. Hay una ciudad europea, destino turístico muy afamado, que a mí me dejó bastate frío. Pero se ve que no la vi bien, y seguramente con prisa, así que no voy a dar el nombre, no vaya a ser que tenga que retractarme. Pero casi siempre me sorprende algo. En una pequeña ciudad de EE.UU, Klamath Falls, tuvimos que hacer noche. Y como quedaba algo de tiempo antes de que anocheciese, preguntamos qué había que ver. “Nada en absoluto”, nos dijeron. Y no era cierto. Tenían unos cuantos edificios art-decó dignos de ver y varias iglesias razonablemente apreciables. Incluso un monumento a las diversas campañas bélicas estadounidenses (nada del otro mundo, la verdad, pero al fin y al cabo era un monumento) y algunos anuncios bastante kitsch. Siempre hay algo, siempre.

Al revés, sitios de los que esperabas poco y te aportaron mucho. 

No sabría decirte. Creo que siempre que voy a un sitio voy con la expectativa abierta, llamémoslo así. Nunca espero demasiado; sólo dejo sitio al sitio. Me salen estas frases raras… cosas de filósofos, supongo. Acabo de recordar: Nebraska. Visitando el capitolio de Lincoln, la capital, el guía nos preguntó de dónde éramos. Y al contestarle que éramos españoles, nos preguntó: “¿y qué hacen aquí?” Para los oriundos no es más que un lugar de paso, el estado en su conjunto. Pero realmente tiene mucho que ver.

Países que más te llaman la atención a la hora de viajar. 

Todos

Ciudades a las que no te importa volver una y otra vez: tu top 5. 

Nueva York, número 1. Siempre hay algo que te queda por ver. Chicago también es impresionante. Y San Francisco. Lo gringo, se ve que domina. Pero ya que pides cinco, añado Roma y Oaxaca, en México. Ah, déjame añadir un sexto: el estado de Utah. Sin palabras.


Bryce
Parque Nacional Bryce, Utah.


Lugares a los que no volverías por nada del mundo.

No sé, creo que no he tachado nada. Hay sitios que da la impresión de que están agotados, porque ya he estado muchas veces, son pequeños y creo haber recorrido hasta el último rincón. Pero ¿es acaso esa una razón para no volver?

Lugares pendientes, deseos viajeros. 

Rusia. La madre Rusia.

¿Usas  Internet  a la hora de organizar los viajes?

Sí, siempre reservo por Internet, tras búsquedas eternas para conseguir el mejor precio. Lo mismo cuando necesito un hotel. No soy nada exigente. Me basta que esté limpio y sea barato. Suelo usar los buscadores de hoteles y siempre echo un vistazo a tripadvisor para saber dónde se come bien y barato.

¿Qué compañías aéreas son las que más usas y mejor trato te han dado? 

Uso mucho Iberia y las de su grupo. Pero el trato cada vez deja más que desear. Me saca de mis casillas que para seleccionar un asiento en un vuelo intercontinental, en el que te han sacado una pasta, te claven 30€ que, obviamente, no pago nunca. Lufthansa da mucho mejor servicio, y KLM en los vuelos de largo radio también. Tengo un gran recuerdo de la Thai, sí, pero hace mucho que no la uso.


Antelope Canyon
Antelope Canyon, Arizona.


A la hora de elegir un  alojamiento, ¿qué valoras más: el sitio, el precio o el ambiente/encanto del lugar? 

El precio, siempre el precio. No ando boyante para pensar en otra cosa. Al fin y al cabo, cuando puedo elegir hotel es cuando viajo por mi cuenta y mi cuenta, valga la redundancia, siempre está más bien vacía, así que no puedo valorar más que el precio.

En un desayuno de hotel, ¿qué no puede faltar? 

Supongo que el café. He estado en muchos hoteles sin desayuno o que ofrecían un desayuno de risa. Así que cuando encuentro alguno bueno, me sorprende. El mejor que he tomado nunca fue en Oaxaca, en el hostal Florida. Pensé que se habían equivocado, porque eso no podía ser un desayuno incluido en una habitación tan económica. Y no se habían equivocado, no. Un desayuno para aguantar todo el día. Y gratis. Sin duda el mejor que he tomado nunca.

Recomendación viajera: un hotel para repetir y un destino imprescindible. 

Aparte del hotel que acabo de citar, por lo amables que fueron los dueños, lo económico del sitio y el desayuno pantagruélico, los hoteles a los que voy no son recomendables, por las razones antedichas, salvo que uno mire la cartera más que otra cosa… Y de esos hay muchos. Recuerdo uno tétrico, en el que el hijo del dueño andaba en un triciclo por los pasillos por la noche…, como en El Resplandor. Pero era barato. Y sitios a los que ir, aparte de las ciudades, los parques naturales de EE.UU. Irrepetibles.


Monument Valley
Monument Valley, Arizona.

Tres museos. 

Uy, no sé. El MET de Nueva York, sí; los nuestros madrileños; y los Vaticanos… Y los demás que todo el mundo imagina. Y el Museo Provincial de Lugo, que tiene piezas únicas que no tienen en ninguno de los grandes (y esto se podría aplicar, imagino, a casi todos los museos de pueblo, si es que los hay). Que me guste lo gringo no significa que no aprecie lo de casa.

Tres monumentos. 

El Chrysler Building. Creo que es el edificio más bonito de NY. Me fascina. El Vaticano, cómo no. Y San Marcos de Florencia. Y la muralla de Lugo (por seguir con la pregunta anterior).

Tres paisajes o espacios naturales.

El cañón del Colorado, sin duda. Quita la respiración. Y los parques de Utah (Zion, Bryce). También Horseshoe Bend, en Arizona. Y el monte de Muniellos, que no les va a la zaga. No va a ser todo gringo.


Zion
Parque Nacional Zion, Utah.


Para ser un buen compañero de viaje hay que ser… 

Atento a los intereses de los demás y asertivo. Hay que ser flexible y al mismo tiempo comunicar lo que uno quiere hacer. Supongo que esa mezcla es lo que hace que un viaje tenga éxito. Y dejarse llevar por el viaje, que es lo verdaderamente importante, más que las cosas. Las cosas son lo que son porque se está de viaje. ¿Acaso los que pasan todos los días por la quinta avenida de Manhattan miran hacia arriba? El viajero es un tipo con suerte


Para ti es importante viajar porque…

Me relaja, me abre la mente y me llena el alma.


Con Sixto en abril de 2017

Hasta aquí la charla viajera con Sixto. Como siempre ha estado acertado en sus observaciones y sabio en las recomendaciones. Leyéndola me han entrado ganas de ir a esos Parques estadounidenses que deben ser una maravilla. 


Gracias por tu tiempo, tu buen humor y tu amistad.



Créditos del post: todas las fotos, excepto la de Nueva York y la última son de Sixto Castro.

10 comentarios :

  1. Me ha encantado la serenidad que transmite Sixto en sus respuestas. Le imagino viajando sin prisa y disfrutando siempre del paisaje. Un placer haber conocido a este peculiar viajero. Gracias Cris por acercarnos a él. Yn abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Cris él es así. Me alegro de que se haya transmitido su forma de ser, estupenda y divertida. Uno de los mejores conversadores que conozco y magnífico compañero de viaje. Ha sido un placer conversar con él y que cuente sus gustos viajeros.

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
  2. Se le ve una persona interesante y sobre todo alguien que disfruta cada momento viajero. Enhorabuena por tu primera entrevista.

    ResponderEliminar
  3. Hola Borja: me alegro de que te haya gustado. Es una persona interesante, con mucho que decir y que además sabe escuchar lo cual es muy, muy importante. Disfruta mucho de la vida y lo sabe transmitir.

    Un abrazo.
    Cristina.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa entrevista a una persona que se percibe que disfruta mucho con sus viajes, con su esencia. Para mi gusto demasiada importancia a las "cosas" materiales, entendidas como edificios, paisajes y demás... Y sin embargo se percibe que en realidad no les da importancia. En el fondo debe ser un estupendo viajero... estupenda entrevista... queremos más!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Miguel. A Sixto le encanta viajar y disfruta de todo de una manera que yo ya quisiera... No sé si será el ser filósofo, el ser fraile o el qué, pero tiene una capacidad de disfrute envidiable. Sin ir más lejos, las veces que ha venido a vernos a Albacete, le ha encantado todo lo que le hemos mostrado...y eso que, seamos sinceros, Albacete es cómoda, agradable, acogedora y estupenda para vivir, pero yo no diría que es una ciudad bonita (aunque tampoco merece la fama que tiene). Pero Sixto, cuando hace parada y fonda por aquí le encuentra cosas que incluso llevando más de 10 años en estos lares, no había descubierto en su atractivo...¡Qué cosas!
    En fin, que gracias por leer la entrevista y me alegro de que te haya gustado.
    Habrá más pero Sixto ha puesto alto el listón.

    Un saludo.

    Cristina.

    ResponderEliminar
  6. Me encanto lo "lo gringo se ve que domina" hehehe se ve muy bien que ha estado tanto en Mexico como en USA :) ... muy agradable leer la entrevista, gracias por traernosla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerla, Olga. A Sixto le encanta USA, como bien dice y también ama México, a la que va cada vez que puede y donde tiene muchos y buenos amigos. Es una persona viajera y disfruta como pocos en cada sitio al que va.Me consta que Oaxaca es una de sus ciudades favoritas, como dice en la entrevista; de DF me ha hablado siempre mucho y muy bien. Te imaginarás cuánto hablamos de viajes cada vez que nos juntamos...

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
  7. Nos ha encantado esta entrevista. De grandes queremos ser como él.
    Ah por cierto, las fotos son maravillosas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja Gracias chicos! Yo también quiero ser como él...Las fotos son preciosas y salvo la primera (con una cámara analógica en 1995) y la última, me las mandó Sixto para ponerlas en la entrevista. Los paisajes que muestra son realmente magníficos.

      Un saludo viajero.
      Cristina.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.