5/3/15

La Villa Romana del Casale, Sicilia

Una de las visitas que más me sorprendieron y gustaron en nuestro periplo por Sicilia fue la Villa Romana del Casale.


Después de un par de días en Palermo el plan era visitar Agrigento y sus templos de camino a Taormina, dando una buena vuelta por la isla. Como no había manera de hacer el recorrido en tren, decidimos alquilar un transporte privado que, aunque no era barato, nos solucionó la papeleta y que además nos acercó a esta maravilla que es la Villa del Casale.

De este modo hicimos un recorrido por algunas carreteras comarcales y embarradas hasta llegar a Piazza Armerina y disfrutar de este lugar.


Villa Romana Casale estancias



A pesar de ser una enamorada del arte, debo decir que me cuesta "ver" en los restos arqueológicos aquello que estaba antes allí. Me supone un esfuerzo que suele ser recompensado pero que a veces me desanima ante ciertas visitas.

Con la Villa esto no sucedió, ya que el trabajo arqueológico que se está desarrollando para sacarla a la luz desde 1950 y que se puede contemplar en la visita es favorecido y respetado por el visitante que transita por encima, entre pasarelas y andamios situados para contemplar sin entorpecer y sin dañar.


Exterior de la Villa
Exterior de la Villa con las zonas de trabajo marcadas y las cubiertas de cristal sobre el edificio.

Cuando se llega, la Villa decepciona ya que el exterior está formado por un entramado de metal para los andamios, zonas prohibidas al visitante y una cubierta de cristal para proteger los descubrimientos.

La sorpresa viene cuando, ya en el interior, uno empieza a recorrer las estancias de esta enorme villa de recreo. Cabe destacar que los restos han llegado en estupendas condiciones, ya que fueron cubiertos por un estrato de limo a resultas de una inundación ocurrida en el siglo XII.

La Villa formaba parte de una inmensa hacienda agrícola que se levantó entre los siglos III y IV d.C. Los maravillosos mosaicos que hoy podemos disfrutar cubrían todo el largo y ancho de las estancias. En cada una diferentes, en cada una ricos y detallistas.


Mosaico con motivos de pesca
Mosaico con motivos de pesca.

La visita se desarrolla desde la entrada de la Villa hacia las termas, pasando por el gran peristilo y el corredor de la "Gran Caza" en dirección a las estancias en que los propietarios hacían su vida cotidiana.

En el gimnasio destacan los mosaicos que representan de manera realista y con todo lujo de detalle las carreras de los circos romanos, con la "spina" que marcaba el recorrido y los diferentes premios a los ganadores.


Cuadrigas
Vista de las carreras de cuadrigas en el gimnasio.

Uno de los lugares más curiosos de la Villa es la llamada "estancia de las muchachas en bikini". Un pequeño gimnasio en que aparecen representadas diez muchachas gimnastas con una prenda de vestir similar a nuestros bikinis actuales.


Muchachas en bikini
Figuras de la muchachas en bikini a la luz del atardecer.


Tras pasar el peristilo se accede a la zona norte de la Villa, donde se situaban las habitaciones privadas, aunque antes hay que cruzar el inmenso y apabullante "corredor de la caza". Se trata de un enorme espacio que abarca todo el ancho del edificio y representa una escena de caza con innumerable presencia de animales de todo tipo y de cazadores armados con lanzas, arcos, carros, a caballo, etc.

Sólo por este espacio merecería la pena una visita a la Villa del Casale, es desde luego una de las representaciones de caza más increíbles que he visto en mi vida.


Trabajo en el Corredor de la Caza
Trabajando en los mosaicos del Corredor de la Gran Caza.


La captura de animales feroces aparece representada con todo detalle y en este enorme mosaico podemos ver leones, rinocerontes, elefantes que tras la captura son transportados en barcos para llevarlos hasta lugares más "civilizados".


Escena de caza
Mosaicos del Corredor de la Caza.

Es imposible dar a través de la palabra escrita ni siquiera la mitad de la sensación tan impresionante que me causó esta visita siciliana, y por eso subo por primera vez un vídeo muy corto que muestra una mínima parte de lo que podéis encontrar si vais hasta allí. Es un vídeo hecho en una época en la que ni por asomo tenía yo pensado tener un blog algún día, así que disculpad lo "casero" del mismo.







 
Con estas imágenes quiero mostrar "en directo" la enormidad de esta obra que tanto tiempo permaneció escondida y que a día de hoy no es muy conocida. Merece sobradamente la inclusión en el Patrimonio Mundial de la UNESCO, al que pertenece desde 1997.

Si vais a Sicilia, no dejéis de pasaros por allí, estoy segura que será una de las visitas que más recordaréis.

Datos prácticos de la Villa Romana del Casale

Dirección: Carretera Provincial 90, Piazza Armerina
Horario: Todos los días, incluido festivos, de 9.00 a 17.00. En julio y agosto, además, los viernes, sábados y domingos se amplía hasta las 23:30. La venta de entradas acaba media hora antes del cierre. 
Precio: Entrada completa 6,00€. Reducción para estudiantes de la UE y otros casos: 5,00€ y para menores de 18 años gratuita. Primer domingo de mes: gratuito. 



11 comentarios :

  1. Preciosa! Es uno de los sitios que tengo marcados para conocer cuando tenga la oportunidad de visitar Sicilia. Realmente espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente, Jordi. Una maravilla que destaca en la de ya por sí maravillosa Sicilia. Tienes que ir, la disfrutarás enormemente, estoy segura.

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
  2. Vaya mosaicos tan espectaculares. Sin duda me apunto este lugar para cuando vayamos a Sicilia, una isla a la que le tengo muchas ganas, entre otras cosas por su riqueza arqueológica. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani, son una auténtica maravilla y, como digo en el post, me sorprendieron gratamente. Había oído hablar de los mosaicos de Piazza Armerina pero no me imaginaba que iban a estar así de bien conservados. En mitad del campo y en un entorno un poco "cutre" se encuentra esta joya. No os la perdáis.

      Un saludo.
      Cristina.

      Eliminar
  3. Que belleza! Dan ganas de visitar la isla sin dudas. Me sorprende la conservación, excelente!

    modernastrega.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, gracias a una inundación que dejó sobre ellos una capa de limo, se han podido conservar. Un desastre natural trajo un beneficio inesperado.

      Te lo recomiendo, Annelise.

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar
  4. Doy fe Cristina que este sitio es una joyita. Las famosillas son las chicas en bikini que no es una imagen habitual de encontrar en los mosaicos. El sitio merece la pena. Gracias por recordarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada María. Fue una de las mayores sorpresas de Sicilia y ¡mira que hubo!. El Corredor de la Caza con su enorme longitud es espectacular. Y las chicas en bikini son realmente curiosas...¡no hemos inventado nada, ja, ja!

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
  5. Me encantaría verlo en vivo algún día, me ha encantado! Las fotos ilustran perfectamente y el video es el broche final. Tomo nota podr si algún día voy a Sicilia.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, me alegro de que te haya gustado. La verdad es que, como ya he dicho, el lugar fue toda una sorpresa. Magníficamente conservado, y muy apto para la observación del visitante. No te lo pierdas si vas por Sicilia.

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar
  6. Me encantó!
    Qué envidia sana me dan los europeos. Todos estos sitios históricos llenos de curiosidades como los "bikinis", un atuendo que desconocía para la época!
    Me re gustó y me han llevado a ese lugar aunque mal no sea con la lectura y las imágenes por ahora!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.