28/3/16

Dos Hospitales de Sevilla con mucho arte


Sevilla está llena de lugares mágicos y este pasado diciembre busqué dos de ellos que comparten el título de "hospital" entendido más como hospicio o lugar de residencia que como lugar de sanación.

La cuestión es que en esta ciudad llena de sorpresas estos dos lugares de arte bien merecen una visita y si no es en la primera vez que vayamos a la ciudad, debe hacerse en alguna de las sucesivas, porque Sevilla las tiene ganada dos, tres o doscientas.




Hospital Caridad Sevilla



El Hospital de los Venerables se encuentra en pleno Barrio de Santa Cruz, esa antigua judería de callejas imposibles, recovecos y plazas sorprendentes. Dejando a un lado la mítica "Hostería del Laurel" que aparecía en el Tenorio, podemos ver el portal de entrada al edificio, sede actual del Centro Velázquez y gestionado por Abengoa.

Fue construido en pleno barroco, entre 1676 y 1697 para asilo de sacerdotes y fue promovido por D. Justino de Neva, amigo entre otros personajes de Murillo.





Como tantos edificios sevillanos, se reparte en torno a un patio, con arcos abajo y ventanales en la parte de arriba. Si te gusta Velázquez no dejes de visitar la exposición permanente del Centro que lleva el nombre del pintor con algunas obras interesantes del mismo.

Y, sobre todo, entra en la iglesia. Un recinto absolutamente sorprendente ya que está cuajada de pinturas en la bóveda que la cubre a modo de encaje. Gran cantidad de ellas están realizadas por otro maestro sevillano, Valdés Leal, y la temática es alusiva al sacerdocio. Si entras en la sacristía te sentirás transportado al cielo gracias a una perspectiva de este maestro, que realizó un bucle de ángeles subiendo al cielo desde un punto de vista único y lleno de movimiento en medio de una falsa arquitectura.




El Hospital de la Caridad es el sueño barroco de un personaje de la época que inspiró (se dice) a Tirso de Molina su Don Juan: don Miguel de Mañara.

Muy cerca de las Atarazanas y del Teatro de la Maestranza, junto al Guadalquivir se levanta esta casa fundada por don Miguel en el siglo XVI "para enterrar a los pobres desamparados que mueren sin tener quien los entierre". Tras una vida disoluta, se dedicó en cuerpo y alma a la institución de la Hermandad de la Caridad a la que perteneció hasta su muerte.

Impulsó las obras del Hospital, creó la iconografía en la mejor tradición del Barroco y dejó en fin una obra social que aún perdura en su labor y a la que los visitantes pueden acceder en horario limitado para no perturbar demasiado la vida de los residentes.


Un bonito patio da acceso a las diferentes dependencias. Está pintado de blanco y amarillo con azulejos enmarcados y dos fuentes monumentales en el centro de cada lado.

El paso por el patio hasta la iglesia es muy agradable y contrasta enormemente con la sorpresa que uno recibe al entrar en esa obra maestra del Barroco sevillano. Toda la ideología barroca de la brevedad de la vida se encuentra resumida en esta iglesia a través de las dos obras más importantes de Valdés Leal que se sitúan una enfrente de la otra a la entrada de la iglesia: "In ictu oculi" y "Finis Gloriae Mundi". El triunfo de la muerte y la banalidad de este mundo resumidos magistralmente en sendos lienzos que ponen la carne de gallina.





En los laterales se pueden ver obras de Murillo, quien también fue hermano de la Caridad y en el altar mayor, entre columnas salomónicas impresionantes, se sitúa el grupo escultórico de "El Entierro de Cristo" de Pedro Roldán. 

Hay que fijarse en la sencillez de las lápidas del suelo que tan sólo cuentan con una calavera y dos tibias cruzadas, sin más. Don Miguel de Mañara también está enterrado bajo el altar mayor y se puede bajar a la cripta por unas escaleras a la izquierda del mismo.

Sin duda se trata de una obra cumbre del Barroco, toda una declaración de intenciones y casi un libro abierto con una de las temáticas por excelencia de nuestro Siglo de Oro. 



Para visitar los dos Hospitales:

- Hospital de los Venerables, en la Plaza de los Venerables, 8:

     abierto de lunes a domingo de 10:00 a 18:00 horas
     entrada gratuita los domingos
     precio de la entrada general: 5,50€


- Hospital de la Caridad, calle Temprado, 3:

     lunes a sábado de 9:00 a 13:30 y de 15:30 a 19:30 horas
     domingos igual salvo por la mañana que cierra a las 13:00 horas
     precio: 5€

    

2 comentarios :

  1. Esa ultima pintura waooo wao wao! me encanto tanto arte y hospitales? uff interesantisimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado.

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.