5/5/16

Hoy os quiero contar una historia

Hoy os quiero contar una historia, una historia de ida y vuelta (como el blog) que entrelaza los viajes y la vida.

Es una historia pequeña, mínima como decía aquella película argentina, pero que tiene un componente humano que me ha conmovido y que hace que quiera compartirla.

Pocas veces soy consciente de quién lee lo que escribo, amigos y familiares aparte. No me suelo imaginar a los lectores que están detrás de una pantalla de ordenador, un móvil o una tablet. Pero el pasado lunes tuve la oportunidad de ponerle cara, edad e incluso circunstancias vitales a uno de ellos.

Estaba yo de "resaca" post-primera comunión, con el peque comprando en el súper a última hora de la tarde, cuando vi en el móvil un montón de mensajes seguidos que llegaban al Facebook del blog. Me sorprendió y miré por encima, ya que estaba con la cesta de la compra y en la caja para pagar.

Ya en la calle leí que contactaba conmigo una persona acerca de unas fotos que había visto en un post y que me preguntaba si tenía más. Tras llegar a casa y sentarme con calma a ver los mensajes, no pude dejar de sorprenderme un montón: un niño en el año 2004 que tocaba en el viaducto de La Polvorilla se había reconocido en una foto que puse en el artículo dedicado al Tren a las Nubes y quería saber si le podía facilitar más imágenes.

Busqué en los cd de fotos y me encontré con la foto que él buscaba: la de los cuatro hermanos tocando en 2004 y además un pequeño vídeo en el que también aparecen.

Jonatan y sus hermanos tocando
Los hermanos de Jonatan y él mismo tocando en San Antonio de los Cobres, año 2004.


Inmediatamente le contesté al mensaje y me contó su historia que, con su permiso, paso a explicaros.

Es la historia de Jonatan Romaldo, que en 2004 (año de las fotos y de nuestro viaje a Argentina), tenía 11 años y solía ir a las paradas del "Tren a las Nubes" en el Viaducto o en San Antonio de los Cobres para ganar algo de dinero.

Nunca tuvieron cámara de fotos ni de vídeo con la que dejar testimonio de esos días y "sólo nos queda hablar de esos lindos momentos cuando nos reunimos". Tiene dos hermanos pequeños que siguen haciendo música y según dice "al mostrarles esas fotos demuestra nuestra niñez y se sentirán orgullosos de lo que fuimos desde niños".

En la foto se puede ver a Jonatan tocando el siku, con capucha azul; su hermano mayor toca el charango, el menor el bombo y su hermanita, un instrumento llamado patitas o chas-chas.

Ahora se encuentran separados por motivos laborales pero "siguen guardando el amor por la música" y el recuerdo de los días que pasaban juntos en el Viaducto.

Jonatan niño
Esta es la foto en la que Jonatan se reconoció.

Y ésta es la historia, pequeña y sencilla de un chico que se descubrió en internet, mientras se buscaba para guardar su imagen de niño y poder mostrársela a sus hermanos pequeños.

Una historia que sin la red de redes y sin "Ida y Vuelta" no hubiera existido, una historia de encuentros a través de los años y de las imágenes.

Jonatan adulto
Imagen actual de Jonatan, cedida por él.


Gracias Jonatan por este "encuentro virtual", me alegro de que gracias al blog hayas podido tener imágenes vuestras de niños. Un gusto haberte podido ayudar y un orgullo que el blog sirva para cosas como esta y "no sólo" para dar consejos de rutas y visitas.

4 comentarios :

  1. Divina historia! Q lindo! 😊 Emocionante

    ResponderEliminar
  2. Que emocion y que alegría tan grande saber de alguien tantos años despues

    ResponderEliminar
  3. Qué gran historia Cris! Me imagino lo emocionante que tuvo que ser leer esos mensajes y para Jonatan encontrar esas fotos!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Qué hermoso, qué increíble cuando suceden estas cosas!
    Permitime la anécdota: "también en el norte argentino, en Humahuaca, Jujuy estuve fotografiando a un grupo de niños en la celebración del pesebre. Pasó el tiempo, y una señora me escribe agradeciéndome por las fotos y el relato de esa tarde. Era la mamá de uno de esos niños y organizadora de aquel evento!
    Te dejo un abrazo y el deseo de que sigan los buenos rumbos!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.