19/5/16

Museos europeos que te sorprenderán


El día 18 de mayo, es decir ayer, fue el Día Internacional de los Museos. Cuando vamos de turismo urbano, solemos ir de museos y a veces nos quedamos con los más famosos o conocidos porque estamos justos de tiempo y "hay que" visitar el Louvre, el Prado o los Museos Vaticanos. Sin embargo, si ponemos el pie en el freno de las prisas y las convenciones y miramos un poco más allá, veremos que hay museos estupendos y originales que nos pueden sorprender más que los grandes y famosos.

Museos europeos Writers
Entrada del Writers' Museum de Edimburgo


Con motivo de la celebración de ayer he hecho memoria y he viajado por Europa para recordar algunos de los museos que más me han gustado en diversos destinos del viejo continente. Posiblemente conoceréis algunos de ellos, pero estoy segura de que otros han pasado más desapercibidos en vuestros recorridos. Aquí os dejo sus nombres, dirección y temática, así como la razón para visitar cada uno.


1. Galería Nacional de la Umbria, Perugia.

Dirección: Corso Vanucci, 19

Razón para visitarlo: Porque guardo un recuerdo tan bueno de él, que no puedo menos de mencionarlo aquí. Perugia no es demasiado turística pero es una ciudad universitaria y con bastantes atractivos artísticos.

Quizás este sea uno de los mayores. La Galería pertenece a la región y reúne a un montón de artistas tan reconocidos como Piero della Francesca o Fra Angelico. Especial presencia tienen Perugino  y Pinturicchio, pintores locales, de los que se puede conocer buena parte de su obra. Un pequeño museo para disfrutar del arte tardomedieval y renacentista de la región.

En una escalera del Palazzo dei Priori donde se encuentra la Galeria Nazionalle dell' Umbria.


2. Sir John Soane's Museum en Londres.

Dirección: 13 Lincoln's Inn Fields

Razón para visitarlo: Entre Temple y Covent Garden, en pleno centro londinense se encuentra este pequeño y algo desapercibido museo que es un compendio de todos los gustos y pasiones de su creador, Sir John Soane. Coleccionista de arte antiguo y de su época hasta extremos insospechados, se hizo construir este edificio para acoger todas sus obras y, en efecto, pasear con cuidado de no romper nada y armar una tipo Mr. Bean, es transportarte a una mansión decimonónica muy especial.

Una mansión llena de arte en cada esquina, en cada rincón, en cada panel oculto que saca a la vista obras de Turner (por ejemplo). Un lugar mágico que se encuentra detenido en el tiempo tal y como lo dejó al morir su propietario, condición que puso para donarlo al estado inglés.

La fachada blanca del John Soane' s Museum.


3. Museu Nacional dos Coches, Lisboa.

Dirección: Avda. da India, 136

Razón para visitarlo: ¿A que de pequeño soñaste alguna vez con cómo sería montar en una carroza? Si, como yo, nunca lo has hecho pero eres curioso y quieres ver cómo son de cerca, este es tu museo.
Lo reconozco, tiene un puntito friki pero me encantan estos vehículos y aquí podrás ver una colección espléndida que va desde el siglo XVI al XIX. Carruajes de todos los tamaños, casi todos provenientes de la Casa Real portuguesa y que se enseñan aquí para soñar con épocas pasadas y ver que, al final, por muy bonitos que sean, debían ser terriblemente incómodos para viajar largas jornadas.


4. The writer's museum, Edimburgo.

Dirección: Lady Stair's Close

Razón para visitarlo: Porque ya llegar hasta él es misterioso, como tantas cosas en Edimburgo, y luego cuando pasas a esa casa con empinadas escaleras, paneles de madera y recuerdos de antaño, conocerás mejor a tres grandes escritores escoceses: Stevenson, Burns y Scott.

Un museo pequeñito e informativo del que me gustó especialmente la sala dedicada a Stevenson y sus recuerdos de viajes por los mares del sur que tan bien supo reflejar en sus obras. Un museo para curiosear con tranquilidad, y viajar a la intimidad de escritores de gran prestigio.


5. Museo Cerralbo, Madrid.

Dirección : Ventura Rodríguez, 17

Razón para visitarlo: Una vez más si eres curioso, te encantará. Si no posiblemente te parezca una antigualla. Porque realmente lo es. El marqués de Serrallo donó su céntrica mansión madrileña al Estado español a cambio de que se conservara tal y como la dejó (¿de qué me suena esto?).

La obsesión del marqués era trasladar sus aficiones a todo el mundo y compartir todo lo que había ido coleccionando a lo largo de los años, que es mucho. Monedas, columnas, cuadros (a veces mal iluminados) de autores importantes, un salón de baile dorado, un despacho con sus libros y fotografías, etc. nos conducen por una mansión única no apta para pasotas.

Museos europeos Cerralbo
Museo Cerralbo.



6. Museo de los Barcos Vikingos, Oslo

Dirección: Huk Aveny, 35

Razón para visitarlo: Porque aquí se conservan casi intactos varios barcos vikingos de siglos de antigüedad y además te explican perfectamente para qué se usaban, cómo se tripulaban y cómo en muchas ocasiones tenían una función funeraria.

Sólo de pensar que fueron utilizados hace más de mil años y que nos han llegado tan bien conservados te da que pensar lo grande y pequeño que es el hombre, todo a la vez. La delicadeza de las tallas, las míticas curvas con rostros fieros que los rematan y su gran envergadura te llevarán a una época lejana de la que aún quedan muchos misterios por resolver.



7. Gemäldegalerie, Berlín:

Dirección: Matthaikircheplatz, 4

Razón para visitarlo: Porque este pequeño museo de bellas artes en el más estricto sentido de la palabra es magnífico y no se encuentra en la famosa Isla de los Museos, por lo que puede pasar algo desapercibido en la rica vida museística berlinesa.

Se sitúa cerca de la Potsdamerplatz en lo que fue el Berlín Occidental, vecino al singular edificio de la Filarmónica, y acoge una colección pequeña y selecta de arte moderno europeo. Grandes maestros que a mí me fascinan cada vez más están presentes aquí: Durero, van Eyck o Brueghel muestran toda su singularidad. Además la sala de Rembrandt merece una atenta mirada, que será cómoda porque es un museo no muy grande y con pocas visitas (por lo menos cuando estuve yo), lo que permite pasear por él tranquilamente.

Natividad en la Gemäldegalerie.


8. Haus der Musik, Viena:

Dirección:Seilerstätte, 15

Razón para visitarlo: Porque en la ciudad de la música un museo dedicado a ella no podía faltar. Pero es un museo de lo más innovador y está dedicado a grandes y pequeños que aprenderán sobre los grandes compositores, sobre la Filarmónica de Viena y sobre cómo funciona una orquesta.

Incluso se podrá dirigir, virtualmente, a la magnífica orquesta vienesa. Un modo, al fin y al cabo, de acerarse a la música clásica de manera amena y divertida tanto para gente a la que no le guste especialmente, como para la que sea un curioso más o menos apasionado.

Museos europeos Haus der Musik
El inquietante rostro de Mozart desde una "fotografía".


9. Museo Mucha, Praga:

Dirección: Panka,7

Razón para visitarlo: Porque aunque Praga no es una ciudad de grandes museos, éste es especial en su género. El gran cartelista del Art Decó Alfons Mucha era checo (realmente de Moravia) y en este museo se recorre su obra y su vida.

La delicadeza de sus ilustraciones está presente en todo el recorrido, algunos de ellos seguro que te sonarán de haberlos visto en publicidad o en ilustraciones de libros. Los carteles de la época de París son realmente bellos y muy especiales; en ellos aparece Sarah Bernhardt retratada en los papeles teatrales que representó (innovadora ella, fue hasta Hamlet).



10. Corredor Vasariano, Florencia:



Razón para visitarlo: Por lo especial que es ya que se trata más que de un museo de una galería de paso que, sobre el Ponte Vecchio, tendieron los gobernantes florentinos para no tener que pisar el suelo de la calle entre el Palazzo Vecchio y el Pitti.

Hoy en día alberga una curiosa colección de autorretratos y no se puede visitar con la entrada normal a los Uffizzi sino que hay que hacer reserva previa para visitarla con guía. Más que la propia colección artística, que es interesante, lo mejor sin duda es recorrerlo y sentirte como en otra época.

1 comentario :

  1. ¡Me los apunto! Por mi parte recomendarte el Museo-Cementerio de Abaurrea Alta (Navarra) tiene una interesantísima colección de estelas discoideas. ¡Un saludo!
    Turismo Abaurrea - http://www.TurismoAbaurrea.com

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.