30/3/17

Museo de Albacete

El Museo de Albacete en una de las joyas de la ciudad que poca gente conoce. Está situado en el bonito Parque de Abelardo Sánchez, en una construcción de los años 70 que deja entrar luz a raudales e integra dentro los árboles del espacio exterior.

Hoy os lo presento para que vengáis a conocerlo y a disfrutarlo. Bien lo merece.







Breve historia del Museo


El Museo data de 1927 cuando se funda como tal, aunque tiene su origen más atrás en el tiempo, en 1844, con la Comisión Provincial de Monumentos que decidirá años más tarde abrir un espacio expositivo para todas las obras que se van encontrando.

Primero se inaugura en la sede de la Diputación provincial, en un lugar nada adecuado, y no será hasta finales de los años 60 del siglo XX cuando se decida cambiarlo a este edificio del Parque. Fue en este momento cuando la titularidad del Museo pasó al Estado, siendo gestionado desde los años 80  por la Comunidad de Castilla-La Mancha.

El interior del Museo de Albacete es diáfano y con paredes curvas. Su integración con el Parque lo convierte en un espacio singular repartido en 13 salas interconectadas.

Las 9 primeras acogen la colección más importante (que hoy detallaré) dedicada a la arqueología. En las otras 4 salas encontraremos pintura del siglo XIX y XX, así como una colección de obras del pintor albaceteño Benjamín Palencia.


Museo Albacete entrada arbolada





Colección de Arqueología del Museo de Albacete


Prehistoria

La provincia de Albacete es rica en descubrimientos que nos llevan al pasado más remoto de nuestra civilización. Diversos lugares como la Cueva del Niño de Ayna y sus pinturas rupestres, el Valle del Río Mundo o Yeste, todos ellos situados al sur de la provincia, fueron excavados en los años 70 con estupendos resultados.

En el Museo podemos ver una colección de hachas de sílex del Paleolítico. Cuenta también con una buena colección de cerámica del Neolítico procedente de Ayna y de Caudete.

Es increíble cómo el hombre de la Prehistoria se manejaba con los materiales que la tierra le daba para crear instrumentos que le ayudaran en sus tareas de caza o de recolección. Poco a poco se pasó al uso de la cerámica como material indispensable y así podemos observarlo en el Museo, a la que vez que vemos paneles explicativos de los animales que vivían en la actual provincia de Albacete y de las plantas utilizadas de manera medicinal.

Museo Albacete prehistoria


Los íberos

Si algo llama la atención del Museo de Albacete es la importante colección de piezas íberas procedentes de emplazamientos como el Cerro de los Santos, Bogarra u Hoyagonzalo.

Muchos conoceréis las impresionantes figuras de la Dama oferente del Cerro de los Santos o de la Bicha de Balazote, ambas son de gran importancia y se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional.

Algunas de las piezas más importantes de la cultura ibérica fueron traídas a España desde el Museo del Louvre, donde se llevaron durante el siglo XIX, a veces a través de intercambios poco claros. Sea como fuera, hoy el visitante puede recrearse en la parte más interesante, la dedicada a este pueblo misterioso que contaba con gran cantidad de recursos e intercambios con otros más lejanos y que dejó testimonio por toda la provincia.

Museo Albacete jinete íbero

Los jinetes de Los Villares de Hoya Gonzalo llaman la atención por su situación en el museo y por su buena conservación, especialmente uno de ellos, el de la imagen.

Han llegado hasta nuestros días desde una necrópolis ibérica y proceden de en torno al siglo V a.C. Tanto el jinete como su caballo van ricamente ataviados y se cree que es la escultura ibérica de mayor tamaño, más de 1,80 metros. Los ojos almendrados, el peinado o los labios carnosos del jinete dan buena cuenta del increíble detalle en su realización.


La llamada Esfinge de Haches o el león de Bienservida son otras figuras enigmáticas, posiblemente con significado funerario, que han llegado hasta nuestros días desde la cultura ibérica.

En el museo también podemos ver diversas terracotas tan curiosas como el askos con forma de paloma que hasta hace poco fue el símbolo del Hospital General de Albacete. Estos recipientes así llamados tenían su origen en la antigua Grecia y servían para contener pequeñas cantidades de líquido, como aceite.

El aquí expuesto es especialmente significativo para los albaceteños por el símbolo que ha sido durante muchos años.

Museo Albacete cultura íbera


Hay infinidad de piezas procedentes de ajuares funerarios. El askos antes descrito procede de uno de ellos, así como cerámica ática (griega), armas, cerámica decorada o vasijas con restos del ajuar adherido para pasar al otro mundo con bienes suficientes.

Las diferentes piezas proceden del Tolmo de Minateda (Hellín), Balazote, Hoya Gonzalo, el Cerro de los Santos o Bogarra, entre otras localizaciones.

Museo Albacete ajuar funerario


La cultura de Roma

Cuando los romanos llegaron a tierras albaceteñas fueron poco a poco introduciendo sus costumbres en la sociedad ibérica. Sin imposiciones pero sin pausa, de manera que se adquirieron de modo paulatino su forma de vivir, de morir y hasta de pensar.

Podemos ver desde lo alto de una de las salas los inmensos mosaicos dedicados a diversas deidades que fueron encontrados en una villa romana en Balazote y en otros lugares como Hellín o Tarazona de La Mancha.

Museo Albacete mosaico  

Diversas cabezas femeninas, entre las que destaca la de Agripina del yacimiento de Libisosa, o piezas cotidianas para maquillaje y agujas para el pelo pueden verse también en la colección romana del Museo.

Museo Albacete cosméticos paleta y horquillas


Muñecas articuladas procedentes de Ontur nos muestran el saber hacer de los romanos. Igualmente está bien dispuesta la colección de epigrafía funeraria del Tolmo de Minateda (Ilunium para los romanos). Distintas estelas funerarias simulan lo que pudo ser una necrópolis romana.

Frente a las piezas un panel nos transcribe, de forma comprensible para todos, los nombres escritos en piedra y las divinidades a las que se consagraban, así como su posición social.


Museo Albacete enterramientos romanos


La época medieval

En torno al romano Ilunium va a haber población visigoda tras la entrada de estos pueblos godos o extranjeros procedentes del norte de Europa. Allí también convivirán con árabes, y de ambos pueblos hay vestigios en el Museo de Albacete.

Cerámica, piezas para el trabajo en el campo, molienda, etc. pueden verse en la sala dedicada a la época medieval. Entre todos destaca el hermoso candil Al-Rasiq de época omeya y delicada hechura.

Ya de época bajomedieval, del siglo XV, podemos ver la llamada Cruz de Término de Albacete. De factura gótica, nos muestra en un complejo entramado por un lado un Calvario con la Virgen y San Juan y por el otro a diversos santos relacionados con el buen viaje: San Cristóbal, Santiago, San Jorge y San Antonio.

Con esta bella cruz, que marcaba el inicio y final de la ciudad y a la que se encomendaban los viajeros, termino este breve recorrido por el Museo de Albacete. Es sólo una pequeña muestra de lo que podéis encontrar en este interesante espacio que espero ahora sea mucho más conocido.

¿Os venís?

Museo Albacete Cruz de Término


Datos prácticos del Museo de Albacete:

Parque de Abelardo Sánchez, s/n
Precio: 3€ y reducida 1,50€

Horarios: lunes cerrado. Martes a sábados: 10:00-14:00 y de 16:30-19:30.
Domingos y festivos: 9:30-14:00

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.