4/1/14

Hotel Le Père Léon, Toulouse

Cambié de hotel en Toulouse poco antes de la salida, unos 7 días antes, cosa rara ya que suelo pensarlo mucho y precisamente por eso luego me cuesta variar ya que he medido los pros y los contras a veces de forma obsesiva. Sin embargo en esta ocasión me alegré mucho de hacerlo así.  Teníamos reservado un hotel situado a unos 20 minutos del centro, eso sí con piscina. Finalmente, me di cuenta de que estaba demasiado lejos para darnos ese paseo un par de veces al día, teniendo en cuenta que viajábamos con el peque. Definitivamente, la piscina no iba a merecer la pena ya que pensábamos aprovechar los dos días de Toulouse para pasear por el centro.

Leí las críticas de Tripadvisor, vi las fotos y me decidí por el Hotel Le Père Léon por tres razones:


    1.  La situación
    2.  El precio
    3.  Lo nuevo del establecimiento 


1. En cuanto a lo primero decir que está situado en la Place de l´Esquirol, que más que una plaza es un ensanchamiento de una calle a muy céntrica, la rue du Metz  a mitad de camino entre el río Garona y la catedral de Toulouse. Además , tomando la primera calle a la izquierda o la derecha se llega en cinco minutos a la Plaza del Capitol, pasando por todo el centro de callejas de comerciantes medievales con mucho encanto.


Plaza del Capitolio, a 10 minutos escasos del hotel.

Señalar también como punto a favor que la parada de metro está en la puerta del hotel, lo que facilita las cosas para ir y venir del aeropuerto o a la estación de tren (a un par de paradas de la estación de Toulouse-Matabiau, donde también para el autobús del aeropuerto). Esto es importante cuando viajas con un peque de 7 años que estará más cansado que tú después de un buen madrugón.

Además el hotel está rodeado de comercios y también de lugares para tomar algo. La misma Brasserie Père Léon está bastante bien, la primera noche cenamos allí mientras llovía a cántaros y estaba la cosa para pocos paseos. La comida era abundante y de calidad y se tomaron la molestia de preparar una hamburguesa fuera de menú para el peque. En la Place de la Trinité, a 100 metros escasos del hotel, hay un montón de bares y restaurantes para comer bien y por buen precio.


2. El precio es para mi un factor fundamental, sobre todo cuando organizo un viaje largo y hay que intentar ajustarse a un presupuesto inicial sin desviarse demasiado….  Así, el precio de Le Père Léon por una habitación triple fue bastante asequible, nos costó 107€ por noche con el desayuno incluido, tasas de turismo aparte.


 3. El hotel ha sido renovado hace nada después de dos años de trabajo, y se puede decir que aunque el diseño de las habitaciones es básico, lineal y quizás algo “Ikea”, lo han dejado muy adecuado y confortable.


Javier estirándose en nuestra cama.



No había ni un ruido en la habitación y eso que la nuestra daba directamente a la Place de l´Esquirol, la cama era muy cómoda y amplia y la cama supletoria, integrada en un mueble desplegable también estaba bastante mejor de lo que es habitual.

El desayuno se sirve en una pequeña sala del sótano y es variado aunque no espléndido. Como todo en este pequeño alojamiento, cumple con su misión, sin pretensiones y en un ambiente informal, amable y en pleno centro de la bella Toulouse.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.