1/4/14

Mis imprescindibles de..Estocolmo


En el verano de 2007 hicimos nuestro primer viaje al extranjero con Javier, que por entonces tenía 10 meses. Como era época de calor pensamos que lo mejor sería ir a un sitio fresco, así que nos decidimos por unos días en Estocolmo y otros cuantos en Tallinn.

Después de una odisea con el avión, una noche tirados en Copenhague y un viaje supuestamente corto alargado hasta 24 horas, llegamos a nuestro Hotel J, un estupendo alojamiento del que hablé hace unos días, y poco después comenzamos a disfrutar de la capital del Báltico.

Es una ciudad agradable, con muchos espacios verdes, una zona antigua muy cuidada y mucha agua que le da un toque especial.

A continuación y teniendo en cuenta las limitaciones viajeras que impone un bebé de 10 meses, os cuento cuáles son mis imprescindibles de la ciudad.


1. La ciudad vieja, Gamla Stan: es el casco antiguo de Estocolmo, situado en Stadsholmen, la isla más grande. Toda ella es un conjunto monumental de callejuelas empedradas y casas de colores ocres vigiladas por el Palacio Real desde la parte más alta.

Imprescindibles Estocolmo Gamla Stan



Una de las atracciones más famosas de Estocolmo es el cambio de la guardia, a mediodía en el patio exterior del Palacio Real. Muy cerca se sitúa la Catedral (Storkyrkan), dedicada a san Nicolás y que, con su interior gótico tardío, es bastante interesante. Buen sitio para descansar es la plaza Stortorget, llena de terrazas y bancos, que cuenta además con casas del XVII muy bien conservadas.

Imprescindibles Estocolmo Stortorget




2. El Museo Vasa: situado en la isla de Djurgarden, que en otro tiempo fue coto de caza real, forma parte de un conjunto urbano excepcional, con edificaciones dedicadas a museos, atracciones y naturaleza.

Este museo, uno de los más originales que conozco, se inauguró en 1990 y alberga los restos del buque de guerra real "Vasa" que se hundió en el puerto de Estocolmo en 1628,  el día de su botadura, tras recorrer apenas 1.300 metros. 

Casi 50 personas perecieron en un accidente que tuvo lugar a cien metros de la propia isla de Djurgarden. Las labores de recuperación se iniciaron en 1956 y se concluyeron con la apertura de este museo. Poder observar de cerca un navío de estas características impresiona. La popa ornamentada, los innumerables cañones que contribuyeron a su hundimiento e incluso figuras decorativas como el mascarón de proa se pueden observar en un recorrido excepcional.

Imprescindibles Estocolmo Museo Vasa


3. Skansen: es otra de las visitas emblemáticas de Estocolmo y que encantará a los niños. Se trata del primer museo al aire libre del mundo. Fue inaugurado en 1891 y su finalidad era la de mostrar cómo se vivía en otras épocas. 

Se sitúa en lo alto de la isla de Djurgarden y concentra 150 edificaciones históricas trasladadas desde todos los puntos de Suecia. Se recorre paseando tranquilamente entre granjas, mansiones, talleres artesanales, iglesias antiguas etc. todo perfectamente ambientado y con "habitantes" vestidos de época que reciben al visitante mostrando sus oficios. Además, cuenta con animales nórdicos y razas autóctonas suecas, como el alce.


4. En la isla de Kungsholmen se encuentra el Ayuntamiento, otro de los edificios significativos de la ciudad. Se concluyó en 1923 y se ha convertido en símbolo de Estocolmo. 

Su arquitecto fue Ragnar Östberg, máximo representante del estilo romántico nacionalista de finales del siglo XIX y principios del XX. Tiene influencias góticas e italianizantes y en su interior, en el Salón Azul, se entregan cada año los Premios Nobel. Su torre de las Tres Coronas, la imponente Sala del Consejo y el Salón Dorado, así como su situación junto al agua, lo convierten en una visita imprescindible.



5. El barrio de Söder: situado en una colina sobre el agua, es como una ciudad incluso con su propio dialecto. Recomiendo pasear por él para ver las casitas antiguas que bordean las calles empedradas y acercarse a disfrutar de la preciosa vista desde el Ascensor de Katarina. Éste fue inaugurado en 1883 y se accede a él desde Slussen (circunvalación en forma de trébol),  o desde la bucólica plaza de Mosebacke a la que se puede subir mediante este elevador.

Imprescindibles Estocolmo Slussen



6. Pasear: Estocolmo es una ciudad que invita al paseo tranquilo: con tantos jardines y parques es perfecta para ir con peques. Además los niños son bienvenidos en todas partes, los baños con cambiadores, amplios y las tronas y demás adminículos infantiles disponibles en cualquier restaurante.

Así, se puede y se debe recorrer las calles del centro; Strandvägen llama la atención por sus edificios señoriales, habitados a principios del siglo XX por los más ricos del lugar. Tiene un no se qué magnífico que me recordó a Santander y su paseo de Pereda. El barco que nos traía desde Nacka, donde estaba nuestro hotel, paraba justo en esta preciosa calle, delante del Teatro Dramático Real (Dramaten).

Merece la pena acercarse a Stureplan, zona de bares y restaurantes, con un estupendo (y caro) centro comercial y unos baños públicos, con una piscina de estilo Judenstil que fueron restaurados después de un incendio en 1985. 

Las callejuelas de Gamla Stan, algunas estrechísimas, reciben gran cantidad de visitantes y aún así no hay que perdérselas.

Imprescindibles Estocolmo
Encuentros en las calles del viejo Estocolmo.

7. El Archipiélago de Estocolmo, con sus más de 30000 islas hasta llegar al mar Báltico. Nosotros no hicimos esta excursión pero el viaje diario desde el hotel J nos permitió intuir la belleza de este recorrido. Los tradicionales barcos de vapor adaptados a los tiempos modernos navegan por el lago Mälaren y el Archipiélago en una experiencia que tengo apuntada para la próxima vez.


8. El atardecer de las noches veraniegas sin fin, hasta que en torno a las 4 de la mañana vuelve a amanecer. La luz de estas noches es muy especial y aunque puede resultar algo molesta para dormir, invita al paseo, a la charla y al disfrute de una ciudad como Estocolmo.

Imprescindibles Estocolmo atardecer


Recomendación literaria para Estocolmo:

Aunque puede estar un poco manido (incluso se realizan rutas literarias basadas en estas obras), la Trilogía Millenium de Stieg Larsson permite acercarse a un Estocolmo menos idílico y más realista, aunque igualmente atractivo.



Lecturas de otros #POSTAMIGO que también te pueden interesar:

Las mejores vistas de Estocolmo de @_cometeelmundo_


15 comentarios :

  1. Ayyy!!! Qué bonito debe de ser Estocolmo!! Yo tengo muchas ganas de ir!! Un saludo Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Regina…Sí, es muy bonito, tranquilo, diferente. Digamos que aunque no entre en mi "top ten", es una ciudad que repetiría. Te lo recomiendo.

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
  2. Vaya odisea para llegar a Estocolmo, no¿? Tengo muchas ganas de ir a esta ciudad. Ya estuve a punto de ir en 2012, pero teniendo ya los vuelos comprados y la ruta a visitar organizada, tuve que cancelar el viaje por motivos médicos. La verdad es que la ruta que me preparé incluía tus imprescindibles! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Mª Carmen. La cosa fue que viajábamos con Spanair haciendo escala en Copenhague y ya al llegar a Madrid nos dijeron que había un retraso tremendo y que perderíamos la conexión a Estocolmo.¡Un desastre!, se alargó muchísimo el viaje y llegamos a Estocolmo más cansados que si hubiéramos ido a San Francisco. En fin, la cosa es que a pesar de esto, lo pasamos genial. La ciudad es muy interesante, se vuelcan con los niños en todos los aspectos y sin la monumentalidad de otros sitios, compensa con creces por su situación junto al mar y su atractivo.
      Anímate a ir y si puede ser en verano disfrutarás de la luz de las noches de sol…Te encantará.

      Muchas gracias por tu comentario. Un saludo desde Albacete.

      Cristina.

      Eliminar
  3. Me dan ganas de irme este verano con los peques a Estocolmo, pero no tenemos vuelos directos desde BCN... :(
    Por cierto, la foto de Javier en la granja, parece un muñequito, está monísimo !! Cómo crecen, eh???

    Un abrazo y una vez más enhorabuena por el post y el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Ana!. Si tienes ganas, échale un vistazo a la web http://www.norwegian.com/, que es una aerolínea que vuela a los países nórdicos en vuelos directos desde las ciudades del este de España. La verdad es que es un viaje estupendo para llevar a los peques…¡Y eso que Javier no recuerda nada más que por las fotos!. No os lo perdáis, merece la pena.

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
    2. Gracias, Cristina.!! Hay vuelos directos desde Barcelona y muy bien de precio. Ahora, si no vamos, ya no tenemos excusa !!!
      Si al final sale lo de Estocolmo (estoy convenciendo a la segunda parte) estoy segura que nos encantará.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Me alegro de que haya vuelos desde Barcelona, me lo imaginaba porque desde Alicante salen a muchos sitios de Noruega (Bergen, Oslo..) y de vez en cuando nos lo planteamos. Si os animáis, lo de unirlo con Tallinn es buena idea. Una pequeña ciudad de cuento y a una hora en avión desde Estocolmo. No os arrepentiréis.

      Un abrazo.
      Cristina.

      Eliminar
  4. Sí, Tallinn sí la conocemos. Verano del 2005: Finlandia (casi completo), empezando el viaje en Tallinn y un poco más de Estonia.
    Buenos recuerdos de ese viaje.

    Gracias, Cris !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Finlandia es una asignatura pendiente, junto con Noruega…Esta última la he planeado más de una vez y al final hemos ido a parar a algún otro sitio..Creo que no tardaremos en ir y además cuando vayamos lo haremos con peque,

      Un abrazo, Ana.

      Eliminar
  5. Alucinante Estocolmo... quería ir con mi pareja en navidades pero creo que merece mucho más la pena visitar un país así con buen tiempo para poder apreciarlo todo bien. Me lo apunto y lo dejo pendiente para otro viaje!

    ResponderEliminar
  6. Mi visita a Estocolmo fue muy breve, pero pude hacerme una idea general de la ciudad. Francamente no me enamoró, no la considero una de las grandes ciudades imprescindibles, aunque si a uno le sale la oportunidad de ir no hay que desperdiciarla, es un sitio agradable para pasar un par de días. Eso sí, en mi opinión tiene un TESORO (así, con mayúsculas) de primer nivel mundial que para mí justifica el viaje por sí solo: el Vasa. Es el único en su especie en el mundo. De hecho, a él le dediqué mi segundo artículo, cuando apenas acababa de empezar con mi página, hace ahora casi tres años.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier: desde luego estoy de acuerdo contigo, el Museo Vasa es único y merece por sí sólo la visita a Estocolmo. Es ésta una capital amable, "paseable", muy cuidada y atractiva en general. Para viajar con niños la veo también muy adecuada ya que no satura de cosas para ver y además el emplazamiento es magnífico.

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar
  7. Wow!! me encantó la fuente del puerto de Nacka!!!!
    Gracias por este post muy bueno!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros por leer Ida y Vuelta. Estocolmo merece mucho la pena, si váis por allí no os decepcionará.

      Un saludo.

      Cristina.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.