6/11/17

Rincones de Castilla-La Mancha recomendados por bloggers de viaje

En Castilla-La Mancha hay rincones que ni siquiera nos podemos imaginar. Por eso he querido dedicarle este post colaborativo a mi segunda tierra.

Llanuras inmensas que llenan los ojos al atardecer, sí, esa es la imagen típica y algo tópica aunque hermosa; pero también lagunas y cascadas, pueblos rebosantes de historia, castillos, molinos y plazas únicas.

Rincones que hay que conocer y por los que muchas veces pasamos sin pararnos. He aquí unas cuantas opciones de naturaleza, arte y buena vida en general para disfrutar en Castilla-La Mancha, tierra hermosa y sobria que hay que nos está esperando.

¿Te vienes?



Albacete



- Alcalá del Júcar, elegido por  Turisteando el Mundo


Alcalá del Júcar es un pueblo de la provincia de Albacete, situado en el noreste muy cerca de la provincia de Valencia y dentro de la comarca de La Manchuela, recorrida por los ríos Júcar y Cabriel con unos paisajes de contrastes que sorprenden al que a ella se acerca.

Alcalá del Júcar fue declarado conjunto Histórico-Artístico en 1982; en 1986 le concedieron el tercer premio, después de la Torre Eiffel y la Gran Mezquita de Estambul, a la mejor iluminación artística ; en 1998 recibió de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, el “Premio de Turismo 1998”, por su labor en la promoción y desarrollo turístico. Y para finalizar este elenco de presentación de Alcalá del Júcar, contaros que también se encuentra dentro de los Pueblos más Bonitos de España.

Y si ya estamos camino de este bello y espectacular pueblo de Alcalá del Júcar lo primero que nos va a sorprender es su carretera llena de curvas descendiendo hacia la localidad y la vista del excepcional paisaje que la hoz del Júcar forma en la zona. Es imprescindible parar en alguno de los miradores para deleitarnos con su vista contemplando su grandiosidad, llama la atención su castillo de origen árabe encaramado en la roca y las casas haciéndose un hueco en lo escarpado del terreno.

Una vez nos adentramos en el pueblo, podremos aparcar el coche junto al río y comenzar su visita, eso sí, id preparados porque recorreréis calles muy estrechas y empinadas, algunas son escaleras, pasaréis por casas excavadas en la propia roca, algunas cuevas que hoy son visitables, a cada paso tendréis que parar para contemplar la belleza del lugar y admirar el ingenio humano para hacer habitable el poco espacio disponible además de contemplar la admirable integración del hombre y la naturaleza.

Además de la visita de su castillo del siglo XI que formó parte de la línea defensiva de musulmanes frente a cristianos, tendremos que dedicar un tiempo a su Iglesia de San Andrés que se comenzó a construir en el siglo XVI, a su curiosa Plaza de Toros considerada de las más antiguas de España, visitar alguna de sus cuevas como la del Diablo o la de sales del Himalaya, pasear por el curso del río Júcar y deleitarse de las vistas desde su puente romano o darse un bañito en la bonita, cómoda y limpia playa que tiene en el cauce del río.

Y después de tanto esfuerzo, nada mejor que buscar alguno de los restaurantes que existen en el lugar y probar la exquisita gastronomía de estas tierras manchegas. Y hasta aquí esta pincelada de uno de los pueblos más bonitos y espectaculares de Albacete y de Castilla La Mancha e invitaros a visitar nuestra región que os regalará lugares que nunca imaginasteis.

Vista de Alcalá del Júcar



- Yeste, pueblo precioso de la Sierra del Segura elegido por Mundo Turístico


Allí donde la llanura manchega se transforma en un paisaje más accidentado está Yeste, un pueblo precioso coronado por un imponente castillo del siglo XI. Es sin duda uno de los lugares más bonitos e interesantes de la Sierra del Segura. Cuando lo visité tenía lugar la Feria de Tradiciones Populares y pude observar de cerca -en el castillo- a qué se dedicaba la gente de la zona en el pasado, aunque también tradiciones que han perdurado, como las canciones o los bailes.


Si lo visitas en otras fechas, alberga un centro de interpretación medieval y museo etnológico. Rodeado de montañas, siempre tendrás también la opción de hacer rutas por las zonas de alrededor o disfrutar de la naturaleza en una casa rural. ¡Pocos planes mejores puede haber!

Yeste pueblo de Albacete



- Lagunas de Ruidera, elegidas por Viajeros 3.0

Hay lugares que se quedan grabados para siempre en tu memoria y se hacen un hueco en tu corazoncito sin remedio. Es justo lo que me pasó a mi con las Lagunas de Ruidera hace ya muchos años. Decidí disfrutar del paraje durante un fin de semana caluroso de agosto. Me lo habían recomendado. Pero lo que no me imaginaba era la explosión de colores y de vida que me iba a encontrar aquí, en tierras de Don Quijote de la Mancha.


A caballo entre la provincia de Albacete y Ciudad Real, este conjunto de 16 lagunas fluviales suponen un oasis de agua y vegetación en mitad del Campo de Montiel. El agua de un color azul intenso a veces, verde esmeralda otras, fluye escalonada entre lagunas formando bonitas cascadas y pequeños torrentes. A pie o en coche, es una gozada recorrer cada una de ellas y disfrutar de un paisaje que, en ocasiones, se asemeja más al de un lugar costero y tranquilo que al de un rincón del interior de la península.


Desde aquel lejano fin de semana que gocé como una niña entre chapuzones y pequeñas rutas de senderismo, he tenido la ocasión de regresar numerosas veces. Y el sentimiento es el mismo. Es uno de los lugares más bonitos y especiales de Castilla-La Mancha.


Lagunas Ruidera



- Alcaraz, cuna de Andrés de Vandelvira, elegido por Ida y Vuelta

Cuando viajo a Italia me admiran los pueblos repletos de arte que tienen allí. Pues aquí cerca, a apenas 80 kilómetros de mi casa, en plena Sierra de Alcaraz y del Segura, se encuentra la ciudad (sí, con título de ciudad) que vio nacer al arquitecto del Renacimiento Andrés de Vandelvira.

Aunque sólo fuera por pasear a primera hora de la mañana o por la noche por su preciosa Plaza Mayor que está presidida por las torres del Tardón y de la Trinidad, ya sería suficiente. Pero Alcaraz es mucho más.

Es pasear por calles empinadas y porticadas que nos llevan en un viaje en el tiempo, es disfrutar de su vista desde los restos del castillo árabe, es conocer la artesanía de las alfombras de Alcaraz (oficio casi perdido) y es disfrutar de un entorno natural bellísimo y de un verdor sorprendente.

¡Ah! Y no olvidemos lo bien que se come en esta zona de Albacete, para reconstituir alma y cuerpo.





Ciudad Real


- Molinos de Viento elegidos por Kris por el mundo


Cuando mi amiga Cristina me preguntó si quería participar en un post hablando de mi rincón preferido de Castilla-La Mancha, la Comunidad autónoma en la que ella reside, no dudé en sumarme a la idea. Podía haber elegido alguno de los importantes monumentos que hay Toledo, Guadalajara o Ciudad Real. Sin embargo tardé poco en tener claro cuál es mi lugar preferido en tierras manchegas: los molinos de viento. Esas construcciones sencillas y sobrias cuya silueta blanca se recorta ante el intenso azul del cielo. No fueron edificados para pasar a la historia, su finalidad siempre fue práctica. Y sin embargo, gracias a aquel ingenioso Hidalgo nacido de la mente de Cervantes, estos molinos han pasado a formar parte de interesantes rutas por la Mancha.


Hay varios conjuntos que presumen de ser aquellos que El Quijote confundió con gigantes. Ya fueran los de Consuegra, los de Alcazar de San Juan o los de Campo de Criptana de los que Cervantes habla en la más famosa novela de caballerías, cualquiera de ellos supone una interesante visita. Siempre ubicados en lo alto de la localidad a la que pertenecen para aprovechar el viento de la zona, acercarse a ellos regala al viajero imágenes de postal. E incluso en algunos lugares se pueden realizar visitas guiadas al interior de alguno de ellos para descubrir como era su funcionamiento. Una visita en la que unir realidad y leyenda de unos edificios que sin duda son símbolo de los campos manchegos.


Molinos de Viento manchegos




- Plaza de España de Valdepeñas, elegida por La Volvoreta

La Plaza de España de Valdepeñas es el centro neurálgico de la ciudad. Todo pasa por ella, desde la historia que aglutina al comercio que se mueve en Valdepeñas y cómo no, acoge como centro principal, una de las ferias más importantes de la zona: la Feria del Vino de Valdepeñas.

La plaza y sus soportales, en blanco y añil, le confieren un aspecto diferente y desde la misma se pueden avistar los principales edificios del municipio: el ayuntamiento y la iglesia de la Asunción. Dando una vuelta por las calles aledañas, encuentras varias casas modernistas, como por ejemplo la casa Cruz.


La sorpresa fue enorme cuando llegamos,  porque no teníamos ni idea de que estaban en plena celebración de la Fiesta del Vino de Valdepeñas, así que había ambiente en toda la Plaza y calles aledañas; un ambiente de fiesta de pueblo, de esas fiestas de las de antes y que a veces, tanto echamos de menos.


Tras disfrutar de los vinos de la tierra (D.O. Valdepeñas), cosa que os recomiendo porque la variedad es increíble, mi interés estaba en probar algún plato de cocina manchega y estando en la provincia de Ciudad Real, me recomendaron el Tiznao Manchego, así con mayúsculas. Este plato, típico de la provincia, consiste en una base de bacalao deshojado y una mezcla de verduras asadas a la brasa, tales como ajos y cebollas. Se mezcla todo con patata cocida, aceite, pimientos, pimentón y un poco de sal y ahí lo llevas. Para repetir seguro. Nosotros tuvimos la suerte de probarlo en la Venta del Comendador, un excelente restaurante en el que prima la cocina regional y el producto de la zona.

Valdepeñas Plaza




- Almagro, elegido por Al Este por el Oeste


Almagro es hoy una localidad bien reconocida por la celebración del Festival de Teatro Clásico. Durante el mes de julio sus calles y plazas se llenan del público que va a asistir a las representaciones y que aprovecha para cenarse un pisto manchego o comerse la típica berenjena en vinagre antes de ocupar su butaca en el teatro.

La historia de la singular Plaza Mayor sorprenderá a muchos. Su forma alargada se debe a que fue el lugar donde entrenaban los caballeros de la Orden de Calatrava. Lo curioso de los balcones es que su color sea verde y no rojizo como el almagre. Se pintó de azul en época de los Borbones, pero el paso del tiempo ha hecho que se oxide hasta el punto de convertirse en verde. Está acristalada, como en el norte de Europa, debido a la influencia de los Fúcares, banqueros alemanes, que protagonizaron la vida económica en Almagro en los siglos XVI y XVII.

El descubrimiento fortuito en 1953 del corral de comedias que se había utilizado como posada y teatro desde finales del siglo XVI mejoró el atractivo cultural de Almagro. Es difícil no dejarse embelesar por esta corrala: el pequeño escenario, el patio, el gallinero, el pozo… ¡Cuánto daríamos por ver una obra de Lope recién escrita para ese público del siglo XVII, ardiente y feroz!

Plaza Mayor de Almagro



- Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, elegido por ¿Dónde vamos Eva?



Castilla La Mancha es una región repleta de increíbles y bellos rincones, algunos de ellos desconocidos y otros más famosos, pero en general no lo suficientemente valorados por viajeros y turistas, como por ejemplo el espectacular Parque Nacional de las Tablas de Damiel (Ciudad Real)

Parece imposible que un humedal de este calibre se conserve en la seca tierra manchega. La sorpresa de este rincón natural se acentúa al caminar a través de sus sendas, en las que disfrutamos de un paisaje que ha estado a punto de perderse para siempre.

Agua, aves, peces, anfibios, arbustos y el placer del silencio combinado con los sonidos provocados por las bandadas de aves que anidan en sus quietas aguas.

En las Tablas, el visitante disfruta del esplendor de una tierra poco dada a la exageración y al autobombo. quizás ahí reside la atracción de la Mancha, conocida mundialmente por el Quijote, pero desconocida por su riqueza natural y valor paisajístico.

Las Tablas de Daimiel son el último representante del ecosistema conocido como tablas fluviales, un fenómeno producido por el desbordamiento de los singulares ríos Guadiana y Gigüela.

No dejes de visitar una de las Reserva de la Biosfera más impresionantes del planeta y uno de los mejores Parques Nacionales con los que cuenta España, el caballero de la ilustre figura, su adorada Dulcinea, los manchegos y todo el conjunto de fauna que habita en este lugar te lo agradecerán, y recuerda que si vienes por aquí trata este lugar como si fuera un santuario.


Hay muchos rincones en Castilla-La Mancha, infinitos para describirlos aquí, pero a nosotros nos cautivó esta joya natural en el corazón de la región. ¿Te animas a descubrirla?

Tablas de Daimiel en Ciudad Real


Cuenca



- Alarcón, elegido por Viatges Pedraforca

Si me propusieran hacer un listado – eso que está tan en boga en los blogs – con los 10 pueblos más bonitos que conozco de España, sin ninguna duda que Alarcón entraría en el selecto grupo.

Ante todo, lo que más me impactó de Alarcón fue su complejo sistema de fortificaciones y murallas, cuyo estado de conservación es excelente, porque aún se mantienen en pie todas las torres defensivas, así como 6 de las 7 puertas que tenía la muralla medieval.

No obstante su casco antiguo en absoluto desmerece de sus murallas, ya que cuenta con varios elementos de interés, entre ellos su imponente castillo de origen árabe – hoy en día transformado en Parador de Turismo – , además del trazado medieval de sus calles, así como algunos palacios e Iglesias medievales.

Para finalizar, no puedo obviar otro de los grandes encantos de Alarcón; su espectacular emplazamiento, puesto que la villa está situada en lo alto de una península labrada por el río Júcar, de manera que goza de una gran defensa natural.

Alarcón vista



- El Provencio, elegido por Rutas por España

Cuando Cristina me propuso hablar de un rincón de Castilla La Mancha, lo tenía claro. Aunque nací en Madrid, cuando llegaban los puentes era de los que decía me voy al pueblo, ese pueblo al que viajamos los madrileños, para mí se llamaba El Provencio. Un pequeño pueblo manchego de 3.600 habitantes, de casas encaladas y cuyas familias viven del campo.

En los últimos años ha dado pasos agigantados para recuperar el patrimonio que tenía perdido e iniciar los primeros pasos en eso que se llama el turismo. Esto se lo debe a José Manuel Triguero, fundador de la Feria Manchega del Comic, por el que cada año pasan por las calles del pueblo los más importantes creadores de la Marvel, DC y el tebeo patrio. En su última edición se quiso llevar las viñetas de los comic a las paredes blancas del pueblo, llenándolas de murales para el disfrute de todos los que se animen a conocer El Provencio.

Junto a esta propuesta visual, se ha añadido la visita de las cuevas subterráneas que todavía se conservan en muchas de las casas, en las cuales se almacenaban los alimentos, cuando no existían los frigoríficos. Poco a poco se están recuperando siendo otro de los motivos para visitar esta villa manchega de la provincia de Cuenca.

Arte urbano El Provencio




- Molinos de viento de Mota del Cuervo, elegidos por Mi mochila me pesa

El lugar más visitado cuando uno quiere ir a ver los molinos de la Mancha es, sin duda alguna, Campo de Criptana. Aunque existen molinos en varias poblaciones más como Tembleque o Alcazar de San Juan por nombrar algunos de ellos.

Nosotros elegimos la población manchega de Mota del Cuervo para realizar esa visita. Y esta elección obedeció a varias razones que voy a intentar resumir. 

Lo primero es la situación de sus siete molinos en lo alto de una atalaya desde donde se divisa una buena parte de los campos castellano-manchiegos. Están en un excelente estado de conservación, incluso alguno de ellos permiten visitas. 

El pueblo tiene varios atractivos también como si iglesia parroquial de San Miguel y el edificio más popular de pueblo llamado la Tercia. A 10 km del pueblo se encuentra La Laguna de Manjavaca , un ecosistema que alberga multitud de aves. 

Buena comida y buen alojamiento determinaron la elección de Mota del Cuervo

Mota del Cuervo molinos



- El Nacimiento del río Cuervo, la armoniosa belleza del agua elegido por Viaje con Pablo


El agua, fuente de vida. Pero también el pincel que dibuja escenarios idílicos en la naturaleza. Ríos, arroyos y cascadas que regalan imágenes de postal y sonidos relajantes y armoniosos. El nacimiento del río Cuervo en la provincia de Cuenca aúna todas estas características. Un lugar mágico donde el visitante parece asistir a una sinfonía natural perfecta. Un regalo para los sentidos. A 80 kilómetros de la capital conquense y después de adentrarse en el cautivador paisaje de su Serranía, llegamos al lugar en el que el agua se convierte en música. Una sencilla ruta circular de 1,5 kilómetros nos lleva por una sucesión de cascadas y arroyos que conforman una explosión natural única. Eso sí, hay que acudir en un año lluvioso, preferiblemente en primavera. 

El nacimiento del río Cuervo cambia por completo cuando el agua brilla por su ausencia. De todo lo que nos regala este espacio natural, destaca una cascada tobácea que se desliza acariciando la roca calcárea. La imagen del agua cayendo por la pared rocosa decorada con musgo es la más reconocible de este lugar. La pequeña ruta nos lleva además al punto exacto donde empieza todo. Una pequeña gruta donde comienza a brotar el agua que conforma este paisaje de excepción que fue el que nos más cautivó durante una escapada de tres días que realizamos a la provincia de Cuenca.


Río Cuervo en Cuenca



Guadalajara



- Embalse de Bolarque, elegido por Wircky

Cuando Cristina me pidió que eligiese un rincón de Castilla La Mancha, enseguida pensé en el embalse de Bolarque, un lugar natural de gran belleza cercano a Sacedón, situado entre las provincias de Cuenca y Guadalajara. Sus aguas son frías, cristalinas, y con una tonalidad espectacular que va del azul turquesa al verde esmeralda.

Su caudal proviene del embalse de Buendía, y en verano se convierte en una playa muy frecuentada, con área recreativa y posibilidad de practicar todo tipo de actividades acuáticas. Sus alrededores también son un entorno ideal para realizar rutas de senderismo, para contemplar el vuelo de águilas y buitres, y un magnífico mirador del cañón formado por el río Guadiela. Además de todas estas maravillas naturales, la visita al embalse de Bolarque se completa con su ermita de los siglos XVI y XVII, Nuestra Señora de los Desamparados, sorprendente por haber sido construida fusionando sus paredes con la roca del desfiladero.


Embalse de Bolarque




- Sigüenza, elegida por UnblogdePalo

Sigüenza es ese rincón de Castilla La Mancha al que me gusta volver y disfrutar, su arquitectura, sus calles y plazas y su gastronomía hacen de esta villa mi preferida en la región. La localidad llama la atención del visitante por su castillo, imponente en lo alto del pueblo, como resistencia y defensa del mismo. Pero hay tanto en Sigüenza que un fin de semana se nos queda corto para verlo todo.

Sigüenza es historia y a lo largo de ella se fue formando como pueblo, me encanta pasear por sus calles más antiguas, las medievales, donde se encuentra la casa del famoso Doncel y las iglesias de portadas románicas como San Vicente. La Sigüenza del Renacimiento es bella, poblada de casas señoriales, palacios y cuyo corazón es la plaza del Ayuntamiento del siglo XVI. Sin duda, la expresión más elocuente del arte renacentista es la catedral en cual que el viajero se quedará con la boca abierta ante la sacristía de las Cabezas, un retrato en piedra de personajes mitológicos y religiosos. 

El arte y la arquitectura barroca también tienen su presencia en Sigüenza, con fachadas tan espectaculares como la del Antiguo convento de San Francisco, que recuerda notablemente a algunas iglesias romanas. Pero si tengo que elegir un rincón preferido en esta villa es el Barrio de San Roque con sus casas señoriales barrocas, calles anchas y la Plaza de las Ocho Esquinas. Sigüenza, una villa en la que hay tanto para ver que una única visita no basta.


Catedral de Sigüenza



Alarilla, elegida por La Ratona Viajera

Si me preguntan por Castilla la Mancha puede que lo primero que me venga a la cabeza sea Toledo, una ciudad que deja con la boca a abierta a cualquiera. Sin embargo, el lugar que con más cariño recuerdo de Castilla la Mancha es su cielo. 

Hace un par de años tuve la ocasión de hacer parapente en Alarilla. Una pequeña localidad en la provincia de Guadalajara y reconozco que fue espectacular. El color amarillo de los campos de cereal predominaba en todo momento y solo era interrumpidos por el verde de una chopera junto al río. El espectáculo llegó al atardecer. Un cielo azul, 100% despejado, se volvió rojizo para dar paso a un magnífico atardecer. 

Poco más conozco de Guadalajara o de La Mancha en general, pero sin duda este primer capítulo me dejó con ganas de más.

Parapente en Alarilla





- El Hayedo de la Tejera Negra, elegido por Roseviaja


Guadalajara tiene paisajes que ni te imaginas. Tan cerca de Madrid, y al mismo tiempo tan lejos, Guadalajara tiene un entorno único, pueblos de antaño que todavía conservan la esencia del pasado en sus calles, y sobre todo una naturaleza asombrosa. Entre los muchos lugares de los que podemos disfrutar está el Hayedo de Tejera Negra.

Para nadie es un secreto la atracción que generan los bosques de hayedos, especialmente con la llegada del otoño, cuando sus hojas cambian de color y pasan por todas las tonalidades posibles. Cantalojas, en la sierra de Ayllón, se convierte en el punto de encuentro para la salida hacia esta zona protegida, cuyo bosque de hayedos es el más meridional de Europa. El entorno es ideal para los senderistas, que pueden disfrutar de este entorno situado entre los valles que forman los ríos Zarzas y Lillas. El número de visitantes se encuentra limitado, y hay que pedir lugar en el parking cuando el otoño se acerca. Si no se puede visitar en esta época, no importa, los numerosos abedules, pinos silvestres o tejos que conforman Tejera Negra son igual de bonitos en cualquier época del año.

Si nos decidimos a dedicarle un fin de semana, nada como combinarlo con una visita a los llamados Pueblos Negros de Guadalajara, otro de los tesoros de esta provincia.

Hayedo Tejera Negra



Toledo



- Parque Nacional de Cabañeros elegido por A un Clic de la Aventura

Uno de mis rincones favoritos de Castilla La Mancha es el Parque Nacional de Cabañeros. Recuerdo 15 días maravillosos que pasé allí como voluntaria de WWF, realizando tareas medioambientales, que me permitieron conocer a fondo este Parque Nacional.

Se encuentra situado entre dos provincias castellano manchegas, Ciudad Real y Toledo. Y es la joya de la comarca en la que se encuentra: los Montes de Toledo.

Aunque se trata de uno de los bosques mediterráneos mejor conservados de Europa, su zona más emblemática es la denominada Raña de Cabañeros, que también es conocida como el Serengueti español. Una amplia llanura en la que, especialmente a principios de otoño, puedes disfrutar de ese espectáculo de la naturaleza que es la berrea de los ciervos.

En Cabañeros puedes encontrar ejemplares de fauna ibérica como el águila imperial, el buitre leonado, el gato montés, la cigüeña, el ciervo y hasta el amenazado lince.

Pero también cuenta con una gran riqueza de flora y una geología única, como la del Boquerón del Estena.

En este parque puedes realizar una gran cantidad de actividades, como rutas en 4x4, a caballo o en bici, senderismo, talleres...

El Parque Nacional de Cabañeros cuenta con varios centros de visitantes, como el de Horcajo de los Montes, museos y puntos de información.


Parque Nacional de Cabañeros




- El Toboso, elegido por Apunts de Viatge


De todos los pueblos de Castilla - La Mancha para mí hay uno que tiene nombre de mujer: Dulcinea… de El Toboso, por supuesto, la dama de El Quijote. Parece que Cervantes se inspiró en el personaje real de Ana Martínez Zarco de Morales, que habitaba en la Casa de la Torrecilla en El Toboso. Actualmente este caserón de labranza del siglo XVI alberga un interesante museo que recrea la decoración de una casa de campo de la época de El Quijote, el Museo Casa Dulcinea del Toboso.

En su interior se encuentra una cocina, despensa, molino de tracción animal, corrales y las habitaciones en la planta superior, con los muebles castellanos originales que hubieran podido pertenecer a un hidalgo como Don Quijote y decorado a base de tapices, cuadros religiosos y crucifijos.

En el cercano Centro Cervantino se recogen doscientas copias de El Quijote provenientes de todo el mundo, con varios ejemplares firmados por gobernantes y escritores de todo el mundo: hay ediciones con las firmas de Benito Mussolini, Nelson Mandela, Mario Vargas Llosa o Carlos Fuentes. Se encuentran en sesenta lenguas y todas las medidas, ¡hasta una edición gigante de más de dos metros de alto y 260 kilos de peso!

Casa de Dulcinea en El Toboso




- Consuegra, elegida por Tu Hobbie tu viaje


Consuegra es una ciudad manchega situada en la provincia de Toledo, conocida por su particular silueta con los “molinos de viento“ situados en Cerro Calderico, similares a los que se enfrentó el personaje del “Quijote” pensando que eran gigantes.

Si visitas la ciudad no dejes de ver sus magníficos molinos (se conservan hasta 12), el Castillo de la Muela, el Museo del Azafrán y Etnográfico, sus iglesias (Iglesia de San Juan Bautista, del Santísimo Cristo de la Vera Cruz - que es el patrón de la ciudad- o Santa María la Mayor) o su ayuntamiento. 

Una de las fiestas más populares se hacen en honor a la “Rosa del Azafrán”, declarada de interés turístico. Este valioso condimento culinario está considerado uno de los mejores del mundo.

Molino en Consuegra





- Plaza Mayor de Ocaña, elegida por Tesoros de España de Fmanega


Fue el mismísimo Carlos III, de quien se afirmaba en su época que era el mejor alcalde de Madrid, quien encargó la construcción de la Plaza Mayor de la actual localidad toledana de Ocaña. Transcurría ya la segunda mitad del siglo XVIII, lejos de aquellos tiempos en que Lope de Vega triunfaba con su obra "Peribáñez y el comendador de Ocaña", cuya trama hacía referencia a esta población. Seguro que Lope hubiera disfrutado con esta excepcional plaza si le hubiera sido permitido contemplarla, tal y como pueden hacer sus visitantes en la actualidad.


De planta casi cuadrangular, fue edificada con piedra de las canteras de la cercana Colmenar de Oreja. Aseguran los expertos que tras la de Salamanca y la de Madrid es la tercera Plaza Mayor más importante de España. A un inexperto como yo tan solo se le ocurre decir que disfrutó mucho visitándola.

Plaza Mayor de Ocaña



Y bien, ¿qué te han parecido estos rincones de Castilla-La Mancha? Estoy segura que muchos de ellos te habrán sorprendido tanto como a mí.

A veces viajamos lejos para encontrar algo que tenemos muy cerca. Así que ya sabes, en muchos lugares de La Mancha, cuyos nombres hemos conocido aquí, te esperan rincones para enamorarte.



9 comentarios :

  1. Magnífica recopilación de lugares de la Mancha. A ver si animamos a los viajeros a parar en esta tierra acogedora y maravillosa que tiene mucho, muchísimo que ofrecer. Un placer ser parte de este post. Un abrazo muy, muy manchego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias chicos, creo que somos los únicos que vivimos aquí por lo que la visión de nuestra tierra (en mi caso de acogida) por parte de los demás participantes es muy interesante. Ha quedado muy variado, dando muchas ideas donde elegir para visitar Castilla-La Mancha.

      Un abrazo y genial vuestra preciosa aportación.

      Eliminar
  2. Castilla la Mancha tiene muchísimos lugares interesantes, de todos los rincones aquí mostrados conozco muchos de ellos, otros los tengo pendiente, aunque me han faltado algunos como el bosque del Hosquillo, la ciudad encantada en Cuenca....

    Saludos, Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, el Hosquillo es una maravilla pero nadie lo eligió. Haces bien en recordarlo. Muchas gracias.

      Cristina

      Eliminar
  3. Pues... de Castilla-La Mancha solo conozco Toledo capital! Y eso que no me pilla muy lejos cuando voy a España!
    Tengo muchísimas ganas de visitar los molinos de Consuegra, siempre me han llamado la atención, y la laguna de Ruidera, es preciosa!! De Sigüenza me han hablado genial también.
    Muy buen post. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, tienes que volver y dedicarle unos cuantos días.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Cuantos sitios para ver! Iba leyendo el post y cuando un sitio me convencía leía el siguiente y todavía me convencía más. Una gran recopilación hecha por gente que se nota que conocen la zona :-)

    Un abrazo! Un gran trabajo por parte de todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja. Eso está bien, por lo que veo te han entrado ganas de venir a Castilla-La Mancha.

      Muchas gracias.

      Eliminar
  5. Con esta entrada has conseguido una buena guía de La Mancha. Hay cantidad de sitios tenemos pendientes! Sois estupendos, blogueros!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.