5/4/18

Hotel Castilla Termal Balneario de Olmedo

El Hotel Castilla Termal Balneario de Olmedo está creado para descansar. Es de esos lugares que son por sí mismos un destino, aunque no debemos perdernos en ningún momento una visita a la hermosa villa en la que se encuentra.

Olmedo tiene mucho que ofrecer y si además completamos la visita con una estancia en el Castilla Termal Balneario de Olmedo, nos marcharemos descansados y habiendo aprendido muchas cosas nuevas.

Nada más traspasar las puertas del hotel, se olvida el frío vallisoletano y te embarga cierto olor a esencias y aguas termales.

Exterior Castilla Termal Balneario Olmedo


El hotel se levantó sobre las ruinas del antiguo convento de Sancti Spiritus, del siglo XII del que se conservan solamente algunos vestigios como la espadaña de la iglesia y el interior de esta, con estucos barrocos y que ahora es un gran salón situado justo antes de la recepción.

La atención a la llegada fue de lo más amable y enseguida pudimos disponer de la habitación, lo cual es de agradecer cuando llegas aterido por el frío.

Dormitorio


Nuestro cuarto era amplio, con vistas a la llanura castellana y al jardín del hotel, es decir bastante tranquilo. La decoración era sencilla, con una amplia y cómoda cama, una chaise-longe y mesa escritorio. Tenía en la entrada un gran armario bien surtido de perchas y el baño era muy completo con productos de acogida realizados con las aguas termales del balneario.

Nada hay de estridente en las habitaciones, están pensadas para el descanso y realmente esa noche dormimos estupendamente.

Como ya era la hora de comer, decidimos quedarnos en la cafetería del hotel, ya que teníamos el circuito termal (incluido en nuestra tarifa) a media tarde. Ensaladas, bocadillos, platos tradicionales de la tierra o carnes son sólo algunas de las cosas de la carta de la cafetería, bastante amplia y bien de precio. Además, se abre sobre un bonito patio de estilo mudéjar que recuerda a muchas de las construcciones de la histórica villa de Olmedo.

Salón en la antigua iglesia


Este Castilla Termal lleva bien el nombre de Balneario ya que cuenta en el subsuelo con aguas termales, mineromedicinales y declaradas de Utilidad Pública. Es un agua que surge a 22 grados y muy rica en minerales y oligoelementos, ideal para las afecciones cutáneas, entre otras muchas cosas.

Nosotros pasamos un rato muy agradable en la piscina termal, que a esa hora tenía bastante afluencia de gente. Tiene esta piscina un montón de chorros, jacuzzis, cascadas de agua, cuellos de cisne etc. También hay una piscina exterior en la que el contraste entre el frío reinante y el calor del agua es de lo más agradable.

Además de esta piscina está la opción de realizar un circuito de contrastes, que se paga aparte, en grupos pequeños en un entorno que evoca las construcciones mudéjares de la zona. El hotel también ofrece todo tipo de tratamientos y de masajes para quien lo desee.

La piscina desde arriba


A la hora de cenar y tras un paseo nocturno por la villa de Olmedo, fuimos al restaurante El Hontanar,   también en el hotel, especializado en cocina de mercado y con productos de la zona. Ni que decir tiene que nos dimos un auténtico festín. Os recomiendo probar el menú o el medio menú. Sale muy bien de precio y permite tomar algunos de los mejores platos de la carta. Toda una delicia.

Gastronomía en Castilla Termal Balneario Olmedo


En el mismo restaurante se sirve el desayuno por la mañana. Es bastante completo y merece la pena incluirlo en la reserva de la habitación para salir con fuerzas renovadas y conocer todos los tesoros de esa zona de Valladolid.


Lo mejor del Hotel Castilla Termal Balneario de Olmedo: lo confortable de sus instalaciones, la piscina termal y la gastronomía.


Lo peor del Hotel Castilla Termal Balneario de Olmedo: quizás ese día había demasiada gente en la piscina, hay que tener en cuenta que fuimos en plenas vacaciones de Navidad.



Si quieres reservar en el Hotel Castilla Termal Balneario de Olmedo, sigue este enlace y ayudarás en el mantenimiento del blog.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.