11/4/19

¿Buscas un destino para tus próximas vacaciones? ¡Conoce Katmandú!

De esos destinos soñados que tengo en mente para viajar algún día, uno de los más pensados es Katmandú.







Por qué me gustaría visitar Katmandú


1. Porque Nepal es destino exótico donde los haya, se encuentra a caballo entre India y China y la cordillera del Himalaya lo rodea haciendo que parezca aún más inexpugnable.

 2. Porque aunque viajar en avión a Katmandú suponga un buen puñado de horas de vuelo, haciendo una o más escalas en algún lugar a medio camino, creo que, tal y como sucede con muchos destinos asiáticos, merecerá la pena ya que Nepal y su capital son otro mundo. Es el llamado "techo del mundo" y ya sólo el viaje en el que se sobrevuela la cordillera más alta, será una aventura.


3. Por sus gentes amables y hospitalarias. Dieron ejemplo tras el terrible terremoto sufrido hace unos años y muchos amigos que han viajado hasta allí se han referido en sus relatos a la calidez de los nepalíes, incluso aunque no hablen idiomas cercanos, ellos sí lo son.

4. Por la Plaza Durbar; es una de las tres del mismo nombre en el valle de Katmandú pero esta es Patrimonio de la Humanidad y sufrió gravemente las consecuencias del terremoto. Se encuentra situada frente al palacio real. Es uno de los lugares más famosos y turísticos de la ciudad. Unos sesenta edificios la conforman y fueron edificados entre los siglos XVII y XVIII. Algunos fueron reconstruidos, otros siguen pendiente de algún tipo de intervención que repare los daños causados por la naturaleza.

5. Por el templo de los monos o Swayambhu. Está situado en lo alto de una colina y ofrece una de las mejores vistas de la ciudad. Los monos que lo pueblan son considerados animales sagrados y merecerá la pena conocer este enclave importante del budismo tibetano a pesar de los 365 escalones que hay que ascender para llegar a él.

6. Por la maravillosa estupa de Boudhanath Pashupatinath. Si madrugas podrás ver a los fieles dando vueltas alrededor mientras recitan un mantra.





7. Por la gastronomía local. Siempre me gusta descubrir sabores y aunque no soy muy fan de los sabores exóticos, reconozco que poco a poco me voy aficionando más. Me encantaría probar los famosos dumplings (los hay de diversos sabores, tan variados como la carne de yak o el chocolate), los rotis y los diferentes y deliciosos curris (más típicos de la cocina india).


8. Porque me encantaría conocer la ciudad de Patan. En ella está su plaza Durbar, que junto con la de Katmandú antes mencionada y otros conjuntos monumentales forman parte del Patrimonio de la UNESCO, tiene diecinueve edificios históricos.

Para muchos viajeros esta plaza es más bonita que la de la propia Katmandú y desde luego  los edificios que la conforman son de una delicada belleza. Además, podrás disfrutarla con tranquilidad desde alguna de las terrazas que la rodean.

Hasta aquí los motivos que por los que creo que Katmandú sería un destino que me fascinaría y al que espero poder viajar algún día.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.

COLABORACIONES