18/5/15

De paseo por Almagro

De todas las visitas que se pueden hacer en Castilla-La Mancha, una de las más sugestivas es Almagro. La bella población de Ciudad Real cuenta con gran cantidad de atractivos para el visitante y está declarada conjunto histórico-artístico. Conociendo un poco su historia, enseguida entenderemos la razón.


Tras la importante batalla de las Navas de Tolosa, los caballeros de la Orden de Calatrava movieron su sede hasta Almagro, capital del Campo de Calatrava, lo que motivó su gran influencia en la zona. Alfonso X intentó limitar su poder fundando Ciudad Real, estableciéndose de este modo competencia entre ambas villas.

Con el declive de la orden de Calatrava, Almagro no decayó gracias en parte a que los banqueros del emperador Carlos V, los Fúcares o Fugger y los Wessel, comenzaron a explotar las minas de Almadén y se asentaron en la población, construyendo palacios y dando gran prestigio a Almagro, que se convirtió en capital de La Mancha entre 1750 y 1761.
  Paseo Almagro Plaza


Desde la Plaza Mayor parte nuestro paseo. Es esta sin duda una de las plazas más regulares y originales que conozco y quizás de las más bonitas en su sencillez. Centro de la vida de la localidad, en las ocasiones en que he visitado Almagro siempre ha estado llena de gente, animada a todas horas. La estatua de Diego de Almagro, conquistador de Chile, observa desde uno de los lados el bullicio del lugar.

En la Plaza Mayor se encuentra el famosísimo Corral de Comedias, excepcional por ser único en su género y por su larga historia, desde el Siglo de Oro de las letras hispanas. Su función de teatro y de mesón-posada fue alternándose. Fue redescubierto por casualidad en 1953, ya que sus galerías habían sido tapadas y reconvertidas en habitaciones en el siglo XVIII.


Paseo Almagro Corral Comedias



Si tenéis la oportunidad de asistir a una representación teatral en él, no la dejéis pasar. No sólo hay obras durante el famoso Festival de Teatro veraniego, sino también en fines de semana durante todo el año. El Museo del Teatro es complemento perfecto a la visita al Corral y está lleno de curiosidades sobre el arte escénico.

La Plaza está rodeada por innumerables calles empedradas con edificios llenos de historia entre los que destacan gran cantidad de iglesias: San Agustín, San Bartolomé o el Convento de la Encarnación son sólo un ejemplo de la arquitectura religiosa que se construyó en la villa durante los años de esplendor.



Paseo Almagro Palacio Condes Valparaíso


Como no podía ser menos, no es inferior el número de edificaciones civiles importantes que podemos encontrar en nuestro paseo por Almagro. La imponente portada barroca del palacio de los Condes de Valparaiso destaca en un enorme edificio encalado.

Otra visita destacada en la villa es la del Almacén de los Fúcares o Fugger. Hoy podemos entrar en su casa-almacén en la que destaca, una vez atravesado el zaguán, el precioso patio de dos plantas con pozo y la recreación del despacho del banquero.



Paseo Almagro despacho Fugger


Los urbanitas encontrarán un espacio de sosiego en Almagro y en sus calles empedradas, en los blasones de las diferentes familias influyentes, con alusión en más de una ocasión a sus oficios, y en los enrejados y silencios de sus casas abiertas hacia patios interiores.

Un poco apartado del centro, a pocos minutos de paseo desde la Plaza Mayor se encuentra otro imponente edificio reseñable: el Convento de Santa Catalina, sede del Parador de Almagro. Su sobria fachada, sucesión de patios y su cuidado ambiente transportan a siglos pasados al visitante. Si podéis, alojaos en él para tener una completa experiencia de Almagro; si no, pasad dentro y disfrutad una vez más de un viaje en el tiempo.



Paseo Almagro calle en azules



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.