21/3/19

Dokumentationszentrum y la Explanada Zeppelin, Nuremberg

El Dokumentationszentrum y la Explanada Zeppelin de Nuremberg son dos de las cosas que más nos aproximan a la realidad del nazismo en lugares que fueron muy significativos para el régimen.

Si en la ciudad de Nuremberg podemos hacer un montón de visitas interesantes y hermosas, estas dos que hoy os traigo no son precisamente bellas, pero sí muy simbólicas y ponen la piel de gallina.




Vista del Dokumentationszentrum

Conociendo el pasado nazi en el Dokumentationszentrum y la Explanada Zeppelin





Dokumentationszentrum


La parada del tranvía, el medio más cómodo para visitar el Dokumentationszentrum, se encuentra justo delante de esta inmensa mole que, según llegas, recuerda al Coliseo de Roma. 

No hay nada mejor que conocer el pasado para evitar que se repita, y así es de recomendable este lugar. Nos encontramos en la zona sur de la ciudad junto a un gran estanque, el Grosse Dutzenteich. 

Aquí se levanta este edificio que acogió el centro de congresos del Partido Nazi. Todo se hacía a lo grande, con reminiscencias del pasado glorioso de Julio César y que quedó inacabado. En este recinto se pensaba acoger a más de 50.000 personas y hoy alberga un Centro de Documentación muy interesante en el que se va recorriendo la historia para comprender cómo pudo llegar al poder el Partido Nazi.

Dokumentationszentrum edificio y entrada


En el año 1994 se decidió reconvertirlo en un museo y la obra se encargó tras concurso público al arquitecto austríaco Günther Domenig, cuyo padre fue un juez nazi, quien supo plasmar toda la modernidad requerida en uno de los proyectos más ambiciosos de Alfred Speeer, el arquitecto de Hitler.

Hitler en una concentración



A través de los más de 1.300 metros cuadrados de la exposición "Fascinación y Violencia" podemos ver las causas, las consecuencias y la evolución del nazismo. Esa pregunta que tantas veces nos hemos hecho de "¿cómo pudo ser posible?" busca respuestas a lo largo de un montón de paneles explicativos que se remontan al Tratado de Versalles y a la humillación del pueblo alemán.

El caldo de cultivo de los nacionalismos y la prevalencia de una supuesta raza sobre otras sirvió en bandeja la radicalización de la población y el ver tan normal que se discriminara, cazara y asesinara a todo el que fuera diferente o no pensara igual. Da que pensar a día de hoy, cuando tenemos nacionalismos cada vez más radicales a nuestro alrededor.

Panel de concentraciones en Explanada


Al visitar el Dokumentationszentrum recorreremos con nuestra audioguía las diferentes salas en las que el hilo narrativo conductor son las concentraciones nazis desarrolladas en los recintos de Nuremberg.

Películas, fotografías, maquetas, medios audiovisuales y también documentos de la época se encuentran accesibles al visitante. Diversas maneras de contar cómo funcionaba la enorme maquinaria de la propaganda nazi.

Propaganda anti-semita


Propaganda que en muchas ocasiones se realizaba desde la escuela. Se pueden ver "inocentes" dibujos con el tema de los judíos tratados por niños de la época. Ya otros medios más adultos, como el periódico de la foto, señalaban que "los judíos son nuestra infelicidad". Tremendo.

Interior del centro de reuniones Partido Nazi


Hacia la salida del espacio expositivo podemos acercarnos a la plataforma de acero que se adentra en el antiguo palacio de congresos. La mente vuelve sin querer al Coliseo.





Explanada Zeppelin, recinto de concentraciones del Partido Nazi

Dando un paseo de unos 20 minutos desde el Dokumentationszentrum, bordeando el lago, se llega a lo que fue la explanada de las concentraciones nazis. Esas que tantas veces hemos visto en cine y televisión y, que si venimos del museo, traeremos frescas en la retina.

Aquí sucede algo curioso, ya que no se le da propaganda, pero tampoco se ha destruido y permanece casi igual que como quedó tras los bombardeos del final de la II Guerra Mundial.

Señal de entrada


Diversos carteles te avisan de que la zona no está vigilada y que entras bajo tu propia responsabilidad. De manera contradictoria con una zona supuestamente abandonada, podrás ver paneles explicativos del uso de la explanada. Recibe el nombre del inventor del zepelín, ya que en este campo se realizaron pruebas de este invento de la aviación.

Panel informativo Explanada Zeppelin


Siguiendo con esta especie de "esquizofrenia histórica" en la que por un lado no se destruyen los restos, pero tampoco se les da publicidad, vemos que en la Explanada Zeppelin, hoy en día hay una pista de carreras para vehículos. Pasa justo por delante de la famosa tribuna de trazas neoclásicas, o lo que queda de ella.

¡Anda que no hemos visto imágenes de Hitler arengando a las masas perfectamente formadas desde ella! Ya fueran deportistas jóvenes y hermosos, militares o de gente vestida a la manera popular en plena exaltación del pangermanismo.

Vista desde la tribuna


La Explanada o Campo Zeppelin no tiene gran cosa que ver, aparte de los restos de la tribuna de imponentes escalones, pero sí de sentir.

Sentir lo que no hace tanto tiempo sucedió allí y que, aunque parezca mentira, podemos tender a repetirlo antes de que nos demos cuenta.

Y hasta aquí el recorrido por dos lugares singulares e históricos que nos alejan un poco de la cara más amable de la ciudad

La tribuna de la explanada Zeppelin




Datos prácticos para visitar el Dokumentationszentrum y la Explanada Zeppelin de Nuremberg

Cómo llegar: tranvías 6 y 8 con parada en Doku-Zentrum. Autobuses 36, 45, 55 y 65; parada Doku-Zentrum.

Horario del Dokumentationszentrum: de lunes a viernes entre las 9:00 y las 18:00 horas.
Sábados y domingos entre las 10:00 y las 18:00 horas.

Precio: adultos 6€ / entrada reducida 1,5€



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.

COLABORACIONES