1/2/21

Qué hacer en San Martín de Trevejo

En la cacereña Sierra de Gata se encuentra San Martín de Trevejo, uno de los pueblos más bonitos de España y repleto de rincones únicos que lo convierten en deseado destino vacacional para el descanso y el sosiego. 

Hoy os cuento qué hacer en San Martín de Trevejo para aprovechar vuestra estancia al máximo y disfrutar de esta localidad tan especial. 


Qué hacer en San Martín de Trevejo



Siempre digo que Extremadura me parece una de las grandes desconocidas de España. Algo profundamente injusto ya que es una tierra repleta de innumerables atractivos. Entre ellos está esa franja geográfica que la separa de Salamanca y que está formada por el Valle de Ambroz, las Hurdes y al oeste, la Sierra de Gata. 

En el noroeste de la gran provincia de Cáceres, pegando a Portugal por el oeste, se encuentra esta Sierra de nombre Gata que me hacía gracia de niña y que consta de diversos municipios, 20 en concreto. Entre ellos se encuentra San Martín de Trevejo. 

Gata ya no es una comarca tan aislada como yo la recordaba de las visitas de pequeña al pueblo de mi abuelo materno, Robledillo de Gata. Ahora se puede llegar por la autovía hasta unos 30 kilómetros de distancia de San Martín. Después el recorrido es muy agradable y verde, muy verde, lejos de la imagen mental de las dehesas extremeñas. 

Muy al contrario, San Martín de Trevejo se descuelga por el monte formando un enclave de postal. Si tenéis la oportunidad de viajar hasta allí, os recomiendo que os alojéis en la Hospedería Conventual de la Sierra de Gata , un hotel apartado del centro por un paseo de lo más agradable y que cuenta con todo tipo de servicios (incluido un pequeño spa de uso privado).


    Qué hacer en San Martín de Trevejo


Estuvimos tres noches en San Martin de Trevejo y fueron días de descanso, de visita al scout de la familia en un camping de la provincia de Salamanca pero tan cerca de allí que merecía la pena alojarse en Cáceres, de gastronomía y de risas con amigos. ¡Cómo se echan de menos esas cosas sencillas en estos tiempos!

Vamos a ver nuestras recomendaciones sobre qué hacer en San Martín de Trevejo.






Hacer vida en la Plaza Mayor



Una plaza presidida por un pilón, porticada y con la torre de la iglesia con el escudo imperial. Allí se hace vida en verano (cuando yo estuve) y la animación no cesa hasta altas horas en las terrazas. El fresco se agradece en los días de más calor y se está estupendamente charlando en las terrazas, admirando la arquitectura de la plaza o simplemente observando el trasiego del lugar. 

La iglesia parroquial, dedicada a San Martín de Tours, guarda varias obras de Luis de Morales, pintor renacentista oriundo de Plasencia, una hermosa e histórica ciudad que puede ser perfectamente excursión desde San Martín de Trevejo. Las casonas señoriales abundan en este centro que es la plaza y destaca la denominada de la Encomienda, así como la de los Ojesto.




Disfrutar sus calles



Si siempre recomiendo perderse como forma de conocer mejor un lugar, en San Martín de Trevejo se hace indispensable caminar sin rumbo determinado por sus calles empedradas. Por algunas de ellas corre el agua en distintas canalizaciones que me recordaron a Candelario (pueblo salmantino de la Sierra de Béjar y también precioso), muchas de ellas tienen entramado de madera y en bastantes se salva el desnivel que hay con la planta baja a través de escalones de piedra. 

El arroyo que podemos ver en las calles recorre el pueblo llegando hasta las afueras donde se utiliza para cultivos de regadío. Si lo seguimos podremos pasar por las calles Corredera, Ciudad, Guardia Civil y Hospital, todas ellas de interés arquitectónico. 



Qué hacer en San Martín de Trevejo


Muchas de las casas de San Martín de Trevejo se encuentran en perfecto estado de conservación y también vimos algunas en proceso de remodelación. Estas casas suelen contar con tres alturas y la planta baja se destinaba al engorde del cerdo hasta la época de matanza (precisamente San Martín, como dice el refrán).


Qué hacer en San Martín de Trevejo



Curiosear rincones


Con poco que seamos curiosos, como yo, enseguida nos daremos cuenta de que San Martín ofrece diversas sorpresas al visitante: restaurantes en casas antiguas, flores que se engarzan en rejerías, creatividad a raudales en los anuncios de una cafetería u objetos tradicionales a la venta que se exponen en la calle con mucho gusto. 

El monumento dedicado a las lavanderas me pareció precioso. Se encuentra, como no podía ser menos, en el antiguo lavadero y muestra delicadeza en el recuerdo a esta ardua labor femenina y no tan lejana en el tiempo.


Que hacer San Martín de Trevejo



Escuchar hablar"A fala"


Si te digo que en este pequeño rincón de Cáceres se habla una lengua autóctona que hunde sus raíces en el galaico-portugués y que se ha conservado durante generaciones, ¿te lo crees?. Pues así es, de repente y si prestas atención podrás oír hablar a los vecinos de San Martín de Trevejo una lengua con indudable acento que te recuerda a Galicia. 

Sin duda un tesoro que hay que proteger porque tan sólo se habla en este pueblo y en los vecinos Eljas y Valverde del Fresno. La variante de San Martín se llama mañego.

Diversos paneles con dibujos del pueblo tienen textos escritos en fala, si los buscas podrás comprobar cómo se escribe. En la ermita de la Cruz Bendita también hay una placa escrita en mañego.



Qué hacer San Martín de Trevejo






Comer muy bien


Comer mal en San Martín de Trevejo es un pecado. Tuvimos la suerte de conocer dos restaurantes estupendos.

"Saboris de sempris" en plena Plaza Mayor con un menú del día de estupenda relación calidad-precio, platos abundantes y pura tradición con un toque de modernidad.

En la "Boiga do Viñu", en una calle a pocos metros de la Plaza además de comer podrás comprar queso, miel, patés etc y degustarlos en tablas generosas, con vinos de la tierra o cervezas variadas en un ambiente de bodega distendido e ideal para una noche sin prisas. 





Hacer excursiones


Desde San Martín de Trevejo podrás visitar en el día lugares tan interesantes como la mencionada Plasencia, pero también ir a Coria o adentrarte en la Sierra de Gata. Si te decides por esto último no puedes pasar por alto Robledillo de Gata. También puedes acercarte al Meandro del Melero (ya en la comarca de las Hurdes). 

Si no quieres salir del pueblo hay diversas piscinas naturales en el entorno que harán las delicias de los visitantes, aunque seguro que el agua estará fresquita.



Qué hacer en San Martín de Trevejo






Descansar

Reconozco que los días pasados allí fueron muy tranquilos, no hicimos muchas cosas "útiles" pero nos vino estupendamente esa desconexión necesaria para bañarnos en la piscina con vistas de la Hospedería, cenar sin prisas, reímos con amigos y pasear por las calles.

Ahora, a principios de 2021 me parece un sueño lejano y bastante inalcanzable. Confío en que todo esto cambie y podamos volver a disfrutar de estas tierras cacereñas y bellas. 



 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.

COLABORACIONES