29/2/16

Cuatro escapadas urbanas para la Semana Santa de 2016



Ya queda poco para las vacaciones de Semana Santa y, al igual que el año pasado, hoy quiero darte alguna idea para hacer una escapada urbana de pocos días pero muy interesante. 

Este año he elegido cuatro destinos muy diferentes unos de otros. Cada uno va dirigido a un público diferente: amante del arte y la cultura, del aire libre y la naturaleza, de los destinos poco conocidos y del urbanismo.

Tienen en común que son ciudades no muy grandes, con mucho que ver aunque no de manera abrumadora. Vamos, que son ideales para ir los cuatro o cinco días de los que disponemos habitualmente en las vacaciones de Semana Santa.



Bari
Hora azul en Bari, 2015.

1. Si te gusta descubrir nuevos destinos, Bari es el lugar ideal para ti:

ya sé que está en Italia, que a Italia ya has viajado en otras ocasiones pero... oye, ¿no crees que es un país muy grande y lleno de atractivos para descubrir? 

Pues verás, Bari está a apenas dos horas en avión desde España y es una ciudad realmente curiosa. Próximamente hablaré más de la región de Puglia de la que es capital, pero para darte ganas de conocerla te diré que tiene el paseo marítimo más largo de Italia, que su casco histórico de origen medieval es una delicia para pasear, que tiene iglesias románicas y rincones con mucho encanto.

¡Ah! y si te sobra tiempo no te apures, porque a tiro de piedra en tren o en coche hay un montón de lugares a los que puedes llegar y son tremendamente interesantes: Alberobello, Lecce, Polignano a Mare, etc.


Orilla del Guadalquivir, Córdoba
Lluvioso en Córdoba, 2007.

2. Córdoba, sí es un clásico español durante la Semana Santa pero... es tan bonita.

"Córdoba lejana y sola", dice el poema. Lejana, pues la verdad es que ahora con el AVE está bastante cerca de casi cualquier sitio de España, pero además es que la ciudad califal tiene mucho que ofrecer en esta época del año.

Yo la disfruté en mi primer viaje con Javier, siendo un bebé de apenas siete meses (enlace hotel) y fue un lujo. Pudimos disfrutar de toda su historia, nos perdimos por la Judería, paseamos cerca del Guadalquivir en días nublados y nos salió el sol en el Alcázar de los Reyes Cristianos.

Córdoba merece regresar y, si vas en Semana Santa y no eres andaluz, te sorprenderás enormemente con la religiosidad de la ciudad que, esos días, huele a incienso en cada esquina.


Museo Fram
Museo Fram, Oslo. 2014


3. Si eres más de naturaleza pero quieres ir de turismo urbano, vete a Oslo

Está a tres horas y poco de avión; cuando te quieres dar cuenta estás sobrevolando un paisaje increíble de fiordos y verdor tan diferente a lo que tenemos aquí que te entusiasmará. 

Una vez allí te espera mucha agua, mucho verde, una zona de museos a cual más interesante, podrás visitar una fortaleza junto al mar, visitar un parque maravilloso lleno hasta arriba de esculturas y, por si fuera poco y te quedan ganas, tomar un crucero que te llevará por un recorrido de ensueño por el fiordo.


Maravillosa vista en Budapest, 2010

4. Si te gusta el urbanismo y la historia, no te compliques, vete a Budapest

La capital húngara es bellísima. Es una de las más bonitas de Europa y está dispuesta en dos zonas, Buda y Pest, separadas por el Danubio y unidas por multitud de puentes.

Pasear por Buda es una delicia aunque esté cuesta arriba. Asómate al Bastión de los Pescadores y visita la iglesia de Matías. Luego, según bajas, las vistas del Parlamento neogótico no podrán gustarte más, a la vez que el Danubio te atrapará con sus detalles de esculturas en la orilla.

Plazas, balnearios, más iglesias y algún museo interesante te entretendrán en Pest, y con todo ello verás por qué es una de las capitales más deseadas de Europa.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario en Ida y Vuelta.